Fútbol l Tercera División

El Pozoblanco se salva en el último minuto

  • El cuadro vallesano fue durante todo el encuentro a remolque en el electrónico

Comentarios 0

Narváez fue el primero que se aprovechó de este carrusel de fallos pues dejó sentado a Acaíñas nada más empezar el partido, lo que le permitió fusilar a Óscar con la comodidad del que entra en la cocina y se prepara un bocadillo.

A los veinte minutos, Juanmi, en una jugada de pillo, le ganó la posición a su marcador, quien en el forcejeo lo derribó. Penalti y gol. Pero también primera jugada para la polémica, pues el penalti es de los que son pero no se pitan, aunque Neva pedía roja al ser el último defensor.

A tres minutos del descanso, Fali, en el lanzamiento de una falta lejana, abrió la barrera del Pozoblanco alojando el balón en la red pozoalbense con un fortísimo lanzamiento.

La segunda parte comenzó de manera esperanzadora, ya que Isidro aprovechó una indecisión defensiva para hacer el empate. El delantero hizo falta a Julio pero el árbitro no lo vio.

Con el empate bajó de ritmo del choque, puesto que no era normal que en la segunda jornada de liga se viera tanta fogosidad en los dos equipos. Chema, un gladiador del centro del campo, ganaba la partida a un Balsera ramplón y sin ideas. Al tiempo, el Jerez volvía loca a la zaga blanca con Orife y Narváez haciendo de las suyas. Fue ahí donde entró Óscar Benito con dos paradas sensacionales. Narváez protestaría un penalti del meta vallesano.

Cuando el árbitro estaba mirando el reloj, una inexistente falta en el pico del área fue golpeada por Julio estableciendo el 2-3. Parecía definitivo, pero en el saque de centro Cubi peleó un balón que centró para que Luismi empatara el partido en el mismo minuto donde recibió el gol y cuando su parroquia se marchaba protestando por el juego de su equipo.

A pesar del empate, mucho tendrá que cambiar el Pozoblanco. Ayer la igualada le supo a gloria porque el Jerez le ganó en casi todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios