Boxeo
  • La boxeadora de 15 años analiza para 'el Día' cómo le llegó su pasión por este deporte, sus grandes logros conseguidos como júnior y sus aspiraciones acompañada de las instrucciones de su padre, 'Guti', que fue seis veces campeón nacional

Noelia Gutiérrez: "Para mí sería un orgullo ser un icono del boxeo cordobés"

Noelia Gutiérrez posa sobre el ring del club de boxeo José Gutiérrez "Guti". Noelia Gutiérrez posa sobre el ring del club de boxeo José Gutiérrez "Guti".

Noelia Gutiérrez posa sobre el ring del club de boxeo José Gutiérrez "Guti".

Juan Ayala

¿Qué hago yo aquí? Fue lo primero que pensó la joven Noelia Gutiérrez al subirse a un ring por primera con 12 años. Aquel momento para el recuerdo tuvo lugar en un torneo de Jóvenes Valores que se disputó en Valladolid. Allí se plantó Noelia acompañada de su padre y también entrenador, el mítico boxeador cordobés José Gutiérrez Guti. Con muchos nervios, ninguna experiencia y ante una rival de peso superior, se subió al cuadrilátero, se olvidó de lo que le rodeaba y, sin miramientos, ganó los tres asaltos.

Desde aquel combate, la constancia de Noelia Gutiérrez y su amor por el boxeo la convierten, con tan solo 15 años, en una de las boxeadoras con más futuro de este deporte. Cordobesa y con peso en 52 kilogramos, sus logros en su primer año como júnior son todo un hito: medalla de plata en el Schoolboy European Boxing; medalla de oro en el Schoolboy nacional; oro en el Campeonato de España 2021; otro oro en el torneo Antonio Raballo de Lisboa; medalla de plata en el júnior European Boxing; oro en el Campeonato de España júnior; oro en el Boxan Internacional júnior; y medalla de plata en el International Boxing Tournament Brasov Open, este último logrado el pasado sábado tras caer contra Chipre en una ajustada final.

Un palmarés envidiable logrado durante 2021 que, ahora siendo júnior de segundo año, espera superar. "Quiero seguir dedicándome al boxeo y mi sueño es competir en unos Juegos Olímpicos", comenta la joven boxeadora a el Día. Por su edad, es difícil que, si no cambia la normativa, pueda llegar a los de París 2024, pues para acceder se exige un mínimo de 19 años. Pero ese sueño lo mantiene más vivo que nunca y, mientras tanto, solo piensa en entrenar día a día para llegar a ser algún día como su referente Katie Taylor, una de las mejores boxeadoras del mundo.

Noelia Gutiérrez entrena junto a su padre en el club José Gutiérrez 'Guti' Noelia Gutiérrez entrena junto a su padre en el club José Gutiérrez 'Guti'

Noelia Gutiérrez entrena junto a su padre en el club José Gutiérrez 'Guti' / Juan Ayala

Como comenta José Gutiérrez, que su hija decida dedicarse profesionalmente o no al boxeo es cosa suya, por eso, Noelia Gutiérrez, además de ser una deportista de alto rendimiento, compagina de la mejor manera posible mantener su alto nivel boxeador con ser una buena estudiante. "Hay tiempo para todo", asegura la joven, que cursa actualmente cuarto de la ESO y que, al terminar sus estudios obligatorios, quiere seguir ligando su vida al deporte y estudiar INEF (Instituto Nacional de Educación Física).

"Me levanto por la mañana y voy al instituto. Luego llego a casa, como, duermo una hora de siesta y después le dedico dos horas a hacer las tareas y a estudiar. Luego voy al entrenamiento de 20:00 a 21:30 y después voy a casa, ceno y me acuesto", comenta Noelia sobre su rutina diaria, que además se siente muy agradecida por el apoyo que tiene en sus compañeros de clase, quienes están "muy orgullosos" de compartir pupitre con una gran boxeadora. "Dicen que soy muy humilde porque no me gusta llamar la atención, de hecho, se enteraron de que soy boxeadora porque falto mucho a clase", explica.

A Noelia, la pasión por el boxeo le viene desde muy pequeña gracias a su padre, y eso que Guti asegura que nunca le ha inculcado este deporte, sino que ella ha crecido viendo entrenar a las boxeadoras de la selección femenina que dirigía José Gutiérrez y, desde el primer momento, se enamoró del cuadrilátero. "Ella ya quería entrenar con apenas siete años y se venía conmigo a Murcia para ver competir a la selección", destaca Guti. 

Así comenzó todo hasta que el boxeo y Noelia se han hecho inseparables: "Es parte de mi vida y lo llevo dentro, cuando vengo a entrenar me despejo de todo", señala la joven cordobesa, que para llegar a lo más alto en este deporte tiene la confianza y la experiencia de su padre, que fue seis veces campeón de España, y es quien mejor la aconseja en su día a día. Como explica Guti, "en la esquina, un boxeador tiene que tener afecto con su entrenador para entenderse bien", y ella lo conoce a la perfección y "con solo mirarla sabe lo que tiene que hacer".

Noelia Gutiérrez sobre el 'ring' del club de boxeo José Gutiérrez 'Guti'. Noelia Gutiérrez sobre el 'ring' del club de boxeo José Gutiérrez 'Guti'.

Noelia Gutiérrez sobre el 'ring' del club de boxeo José Gutiérrez 'Guti'. / Juan Ayala

"Mi padre me dice que si quiero llegar a algo en el boxeo, debo trabajar duro, porque sin constancia y sin trabajo no llegaré a nada", señala Noelia, que sigue esa filosofía a rajatabla con "mucha disciplina" y controlando lo mejor posible su peso. Así es como, pese a sus 15 años, logró hacer historia en su primera participación en el júnior European Boxing, pues fue la primera en lograr una plata siendo boxeadora de primer año. "No esperábamos ganar medalla y nos metimos en una final, es un orgullo", añade José Gutiérrez.

Pese a las expectativas iniciales, a Guti no le sorprende que su hija esté logrando tantos éxitos porque cuenta con "una fuerza increíble, con mucha perfección en el golpe y es rápida, tiene todas las cualidades que tiene que tener una boxeadora para hacer lo que quiera y lo demostrará cuando entre en el equipo nacional", asegura. Y es que, como menciona Noelia, cuando sube al ring tiene "muchos nervios", pero es dar o recibir el primer golpe y se olvida de todo.

"Tengo confianza en mi misma y el boxeo me aporta valores como la humildad, la seguridad y el compañerismo, porque somos enemigos dentro el ring, pero fuera somos amigos", destaca la boxeadora, que, como buena cordobesa, además de poder representar a su país en unas Olimpiadas, uno de sus deseos es poder lucir el nombre de Córdoba por todo el mundo y, por supuesto, llegar a hacer un combate en la ciudad y que las gradas se llenen de aficionados. "Para mí sería un orgullo ser un icono del boxeo cordobés", señala Noelia, aunque, por lo conseguido hasta ahora, ya lo es.

A muchos podría sorprenderles ver con qué maestría y destreza se desenvuelve una niña tan joven como Noelia sobre el cuadrilátero, pero, precisamente, por ello es por lo que afronta con más ganas cada combate. "Todo el mundo lo ve como un deporte violento en el que se hace daño, pero para nada es así, porque no peleamos, sino que boxeamos, y eso necesita de mucha técnica", añade. Justo esa filosofía es la que comparte el club de boxeo José Gutiérrez Guti, donde ella pasa gran parte de sus días y donde combate, además de contra sus rivales, por "romper tabús" y por lograr que "todas las chicas prueben a este deporte" que tantos valores positivos inculca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios