Fútbol Sala | Primera División
  • El psicólogo del Córdoba Patrimonio de la Humanidad utiliza herramientas como "la confianza, la concentración, la toma de decisiones, el control de la activación y de la comunicación"

Nacho Osuna: "Hay jugadores que prueban y ven el beneficio de la psicología"

Nacho Osuna posa para 'el Día' en Vista Alegre. Nacho Osuna posa para 'el Día' en Vista Alegre.

Nacho Osuna posa para 'el Día' en Vista Alegre.

Juan Ayala

¿Pueden ir la psicología y el deporte de la mano? La respuesta es afirmativa y los clubes cada vez son más conscientes de contar con psicólogos. Uno de ellos es el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, que cuenta con Nacho Osuna desde este pasado verano en el cuerpo técnico de Josan González –gran baluarte de su incorporación–.

Osuna lleva diez años trabajando en el mundo de la psicología dentro del deporte. Ligado siempre al mundo de lo social, también pasó por el Ciudad de Lucena, con el que estuvo a las puertas de ascender a Segunda División –el Ponferradina se cruzó por el camino–, la Unión Deportiva Rinconada, el San José o el Torreblanca de Melilla.

"Cuando estaba acabando la carrera, vi hacia donde quería dirigir mi profesión. He practicado mucho deporte y yo mismo percibía las dificultades que podía presentarnos la mente a la hora de competir de forma eficaz", comenta en Vista Alegre a el Día Nacho Osuna.

La mano de Josan González ha sido importante. El técnico de Puente Genil, que recomendó a Osuna para el Torreblanca Melilla y fue pieza clave para su llegada al Córdoba Futsal este verano, tiene "una gran virtud que, a pesar de estar en la élite del futbol sala mundial, nunca deja de querer aprender y siempre tiene ganas de querer saber más". "Es una gran virtud para un entrenador que quiere seguir evolucionando sobre todo en el aspecto psicológico. Es fundamental a la hora de gestionar al equipo. Muchos entrenadores no llegan a la elite por esto mismo, por la gestión de equipo, por la gestión de personas", comenta Osuna.

En la organización de su trabajo, Osuna explica que empieza "a trabajar con un planteamiento según las variables psicológicas que más pueden influir en el rendimiento, según el momento de la temporada en la que nos encontremos". "En pretemporada se trabaja la cohesión grupal, que haya buenos vínculos, consolidar un equipo que cuando empiece a competir se sienta unido y preparado en ese sentido. A partir de ahí se introducen diferentes variables que influyen en el rendimiento según las necesidades o dependiendo de lo que yo vea necesario, como son la confianza, la concentración, la toma de decisiones, el control de la activación, la comunicación…", reconoce.

Nacho Osuna posa en Vista Alegre con la primera plantilla del Córdoba Futsal. Nacho Osuna posa en Vista Alegre con la primera plantilla del Córdoba Futsal.

Nacho Osuna posa en Vista Alegre con la primera plantilla del Córdoba Futsal. / Miguel Ángel Salas

Por otro lado, más allá de las herramientas psicológicas a nivel grupal, también se trabaja a nivel individual: "Saben que pueden contar conmigo, tanto los jugadores del primer equipo como de categorías inferiores". "Ahí trabajamos con una terapia habitual como cualquier persona que vaya al psicólogo, pero no solo relacionado con unas necesidades psicológicas porque existan problemas si no porque el deportista quiere potenciar su rendimiento. Es decir, el deportista no viene a mí porque tenga un problema equis. Viene a mí, en algunas ocasiones, porque quiere mejorar la concentración, no tiene la confianza en el nivel que le gustaría, o en la toma de decisiones que podría ser mejor", apunta.

"Hay algunos psicólogos que no lo ven claro, pero yo sí lo veo claro porque la psicología clínica y la deportiva están muy ligadas porque la psicología clínica y todo lo que afecta al estado emocional del deportista está muy ligado con su rendimiento", comenta Osuna. "Yo trabajo de esa manera y creo que es la más correcta. Muchos deportistas, que quieren trabajar alguna variable que quieren potenciar, me transmiten alguna situación personal que está más allá del deporte y que les afecta a su rendimiento", afirma.

Y los jugadores del Córdoba Futsal no son reacios a esta demanda, ya que Nacho Osuna interacciona y está "en todos los entrenamientos". Además, "saben lo que les puedo ofrecer. Hay jugadores que se ven en buen momento y les vale con las charlas que tenemos grupales o trabajos que hacemos a pie de pista, pero hay otros jugadores que sí que toman la iniciativa. Luego hay otros jugadores con los que hablo y les indico que si trabajamos esto seguramente le vendría mejor para potenciar esta parte. A partir de ahí, se enciende la llama y ya empiezan a probar y lo habitual es que se mantengan trabajando porque ven el beneficio que les puede aportar la psicología", explica.

Aunque la temporada está avanzada, todo tiene su proceso. Nacho Osuna desvela que "lo principal", independientemente de que puedan tener programada todo el año, es que se centren "en el presente más inmediato". "Al final, el estado de ánimo presente en relación a los resultados, a los objetivos y a cómo se encuentre el equipo es lo que va a marcar lo que tengamos que trabajar en ese momento inmediato", reconoce. "Aunque tengas una programación, en pretemporada trabajamos la cohesión y luego vamos metiendo diferentes variables, pero si vemos que equipo tiene una mala racha de tres o cuatro partidos con derrota, obviamente tenemos que analizarlo y usar la variable más importante que tenemos que trabajar, y esa va a ser siempre la prioridad", afirma.

Nacho Osuna dialoga con Jesulito en el vestuario blanquiverde. Nacho Osuna dialoga con Jesulito en el vestuario blanquiverde.

Nacho Osuna dialoga con Jesulito en el vestuario blanquiverde. / Miguel Ángel Salas

Sobre las malas dinámicas en la competición, Osuna señala que "el equipo cuando tiene algún tipo de derrota o cuando no tiene una dinámica que no es positiva, ha sido capaz de ver lo que estaba pasando y ver lo que había que mejorar, y esa ha sido la clave". "Normalmente, el líder, el entrenador, no se encarga tanto de esta parte y luego también no hay un profesional de la psicología que evalúe el comportamiento y podamos ver lo que está ocurriendo. Se puede dejar un poco pasar o se pueden llevar a cabo técnicas a nivel motivacional sin saber el trasfondo de lo que está pasando", precisa.

"Este es un vestuario donde se dialoga y está compuesto por buenas personas. Todas las personas de este vestuario son buenas personas. Y eso es muy importante que se haya tenido en cuenta a la hora de fichar por el cuerpo técnico, la dirección deportiva y la presidencia", aclara. De hecho, Osuna afirma que es "muy fácil trabajar en este sentido porque, independientemente que encontremos con dificultades, siempre habrá una buena predisposición por parte del equipo para ver en qué puede mejorar y cómo puede darle solución a las dificultades que se puedan encontrar".

En su día a día, Osuna trabaja "en vestuario y también a pie de pista". "Estamos intentando introducir actividades de neuroentrenamiento. Esto es algo que está empezando a nacer, aunque ya hay bastantes estudios. Aunque no es lo mismo que haya actividades de neuroentrenamiento a nivel general, que haya estudios aplicados al fútbol sala en la élite o al fútbol sala en general, lo hacemos aplicado al fútbol sala y con la seguridad de que va a funcionar, ya que esto con el tiempo irá a más", comenta Osuna.

"Otra parte fundamental es el asesoramiento al cuerpo técnico, tanto en comunicación como en estilo de liderazgo, y siempre estoy a su disposición", reconoce Osuna. Además, añade que "otra parte fundamental es el análisis de los partidos" porque da un "feedback" que permite saber "todas estas variables comentadas, en qué momento se encuentran en cada partido y cuáles están más arriba o más abajo, y en relación a eso cómo se debe encaminar el trabajo posterior". "Esa información se la traslado al entrenador, yo también la tengo, y a partir de ahí planteamos el trabajo, además de utilizarlo para cuando a los jugadores hay que darles feedbacks en ese sentido", asevera.

Y lo más importante de todo ello es que Josan González es "una persona que tiene habilidad natural para comunicarse. Es una persona que habla desde la razón y desde el corazón y sabe unirlo de forma que transmita para lo que necesita escuchar el equipo y también a la afición en cuanto al trabajo que se está realizando". De hecho, afirma Osuna que se hace "una fusión en lo que al final se quiere trasladar para que entienda el equipo hacia dónde" se quieren dirigir "y la afición entienda lo importantes que son para ser ese jugador seis".

Nacho Osuna posa para 'el Día' en la grada de Vista Alegre. Nacho Osuna posa para 'el Día' en la grada de Vista Alegre.

Nacho Osuna posa para 'el Día' en la grada de Vista Alegre. / Juan Ayala

También apunta que "uno de los propósitos es que la afición tenga más ganas de venir a Vista Alegre". "Estamos agradecidos de cómo se comporta la afición, cómo transmiten y nos llevan en volandas", lo cual se considera "fundamental y es nuestra misión tanto del cuerpo técnico como principalmente de los jugadores", matiza.

"La afición cuando venga se debe sentir identificada con los valores que el equipo transmite, tanto dentro como fuera, y queremos ser un modelo para la afición del Córdoba y para Córdoba en general", apunta un Nacho Osuna que para que todo vaya de la mejor manera posible intenta que "el trabajo grupal con los deportistas a nivel semanal sea atractivo, sea visual, con vídeos, con referentes deportivos que capten la atención". "Todas las presentaciones que hago, tienen una dinámica o un quiz de preguntas, que ellos compiten por grupos o de forma individual para ver todo lo que han aprendido", dice. Nuevas medidas para sacar el máximo rendimiento. Y ahí el Córdoba Futsal quiere seguir creciendo también de la mano de la psicología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios