Motociclismo

Fin de semana agridulce para el Deza Ismabon Racing Team

  • Ángel Heredia puntúa en su estreno en el Mundial de Superbikes, mientras que Guillem Erill arrastró muchos problemas

Ángel Heredia con su Kawasaki Ninja 400. Ángel Heredia con su Kawasaki Ninja 400.

Ángel Heredia con su Kawasaki Ninja 400.

Los pilotos del Deza Ismabon Racing Team han cuajado un buen fin de semana en el Mundial de Superbikes, en el que Ángel Heredia compitió con la Kawasaki Ninja 400 y Guillem Erill con la Kawasaki Ninja 600.

En la categoría pequeña, Heredia se estrenó con un gran rendimiento. El piloto de la escudería cordobesa estuvo entre los primeros en prácticamente todas las tandas de entrenamientos, lo que le valió para colocarse en séptima posición en la parrilla de salida. El sábado, en la primera de las dos mangas a disputar, la lluvia le jugó una mala pasada a Ángel Heredia, que se fue al suelo sin consecuencias físicas, afortunadamente. En la segunda manga, el piloto de la escudería cordobesa logró un buen decimocuarto puesto.

Más complicado fue el debut de Guillem Erill en la categoría de 600, que arrastró problemas electrónicos que lastraron su calificación, hasta relegarlo a la vigesimotercera plaza en la parrilla de salida. Esos mismos problemas se reprodujeron en la carrera y Erill tuvo que retirarse de la primera manga.

En la segunda, el piloto del Deza Ismabon Racing Team sufrió una caída cuando marchaba a buen ritmo y, aunque pudo finalizar la carrera, lo hizo ya muy lejos de las primeras posiciones.

Calahorro, en el Andaluz de minivelocidad

El fin de semana de competición para la escudería cordobesa lo completó Nano Calahorro con su participación en el Andaluz de minivelocidad. El joven piloto del Deza Ismabon Racing Team rodó lejos de sus mejores tiempos en los entrenamientos, pero en carrera se sacó la espina al conseguir dos cuartos puestos y rozar el podio en ambas mangas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios