FÚTBOL SALA | PRIMERA DIVISIÓN
  • Los de Josan González no pasaron de las tablas en un encuentro que tuvo la igualdad y el arbitraje como protagonistas

El Córdoba Futsal suma un punto que se queda corto ante Osasuna Magna (2-2)

Ricardo Mayor se dispone a asistir a Saura en el primer gol del Córdoba Futsal ante Osasuna Magna. Ricardo Mayor se dispone a asistir a Saura en el primer gol del Córdoba Futsal ante  Osasuna Magna.

Ricardo Mayor se dispone a asistir a Saura en el primer gol del Córdoba Futsal ante Osasuna Magna.

Juan Ayala

El Córdoba Futsal sigue sumando, aunque pudo llevarse los tres puntos y finalmente se tuvo que conformar con uno. Y es que los blanquiverdes no pasaron del empate ante un Osasuna Magna igualado en la clasificación con los de Josan González. La tensión y el respeto primó entre ambos, en un partido en el que el árbitro fue determinante para las aspiraciones de los cordobeses, que continúan con su magnífica racha en su lucha por la permanencia en Primera División.

Ambos equipos salieron bien plantados sobre el parqué de Vista Alegre, dejando pocos espacios en defensa. Eran los de Josan González quienes gozaban del control del balón y el Osasuna, en campo propio, esperaba para hacer daño al contragolpe. De hecho, la primera ocasión clara fue de Linhares, y el técnico pontano respondió cambiando a los cuatro jugadores de campo a los cuatro minutos.

Los de Imanol Arregui -ausente en Córdoba al encontrarse confinado- pusieron en apuros a Prieto en dos jugadas consecutivas. Pese a ello, el Córdoba Patrimonio se sentía cómodo combinando con velocidad y manteniendo la posesión del esférico. Lo que le faltaba a los locales era crear peligro, pero las ocasiones comenzaron a llegar. A los seis minutos, Saura la tuvo al plantarse solo ante Asier, pero fue el meta quien ganó la partida. Luego, de nuevo Saura la tuvo por partida doble al ecuador de la primera mitad, primero con un disparo tras su jugada individual y luego con una vaselina que se marchó fuera.

La igualdad primaba sobre el parqué, en el marcador e incluso en las oportunidades de gol. Prieto estuvo providencial ante Mancuso, que al contragolpe pudo marcar el primero y luego fue la precisa pared entre Pablo del Moral y Shimizu la que terminó con un disparo del japonés que pasó rozando la meta de Osasuna. Sin embargo, esa igualdad se iba a romper a favor del Córdoba Patrimonio cuando en el minuto 17 Pablo del Moral sirvió un magistral pase para Ricardo, que regateó al meta rival y sirvió para un Saura que solo tuvo que empujar el balón al fondo de la meta.

Saura celebra el primer gol del Córdoba Futsal ante Osasuna Magna. Saura celebra el primer gol del Córdoba Futsal ante Osasuna Magna.

Saura celebra el primer gol del Córdoba Futsal ante Osasuna Magna. / Juan Ayala

El Córdoba Futsal atravesó un gran momento tras el gol. Dos disparos a la madera por parte de ambos equipos, primero Saura y luego Dynho al travesaño, pusieron picante al duelo. Acto seguido, una falta de Zequi sumó la quinta de los blanquiverdes. El excordobesista César exigió la estirada a Prieto al borde del descanso. Y llegó la jugada extraña del choque. Del gol anulado por una supuesta falta de Saura antes del tanto, el colegiado señaló doble penalti por falta del pívot, que Juninho no falló, para igualar la contienda antes del descanso.

La intensidad subió sin vencedor

Al arrancar la segunda mitad, Zequi se topó con el meta osasunista. Luego Jesulito y Pablo del Moral continuaron el asedio contra la fortaleza navarra, al que también se sumó Shimizu en un genial movimiento de pívot. En los minutos más equilibrados, Caio César remató el pase enviado por Prieto desde su portería y estuvo apunto de marcar. Esa sería la antesala de un gol blanquiverde inesperado. Pablo del Moral sacó desde la banda y el balón rebotó en Ion, sin que el meta visitante pudiera evitar que el tanto subiera al marcador.

El cuadro rojillo intentó responder a la ventaja cordobesista, y lo consiguió dos minutos después. El cordobés César apuró hasta línea de fondo una espectacular cabalgada y sirvió a la internada de Juninho para que el brasileño igualara el marcador. El empate animó a los navarros, que se desesperaron con las dos grandes atajadas de Prieto. No obstante, el Córdoba Patrimonio no se detuvo en su empeño por llevarse los tres puntos.

Shimizu aguanta la posición en defensa ante Mancuso. Shimizu aguanta la posición en defensa ante Mancuso.

Shimizu aguanta la posición en defensa ante Mancuso. / Juan Ayala

La tensión pasó a ser máxima en un tramo final en el que los contragolpes y los guardametas de los dos conjuntos adquirieron protagonismo. Bynho asustó a todo el pabellón con su disparo lejano. Luego, Prieto tuvo que salvar la carrera de Dani Zurdo y Pablo del Moral tuvo el tanto de la victoria en sus botas. A falta de dos minutos y medio para el término del encuentro, Jesús Rodríguez la tuvo ante Asier y la echó fuera. El cuadro visitante, ya jugando con portero-jugador ante una zaga cordobesista bien asentada, que esperaba para asestar el golpe mortal al encuentro. El tiempo muerto preparó la estrategia blanquiverde con Jesulito como portero-jugador, pero la jugada se quedó en un disparo de Saura que rozó la meta navarra y que dio paso al final del encuentro con las tablas y la polémica arbitral como protagonistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios