FÚTBOL SALA | PRIMERA DIVISIÓN
  • Los blanquiverdes, tras un comienzo nefasto, no fueron capaces de darle la vuelta a los cuatro goles de ventaja con los que los charcuteros se marcharon al descanso

El Córdoba Futsal cae ante un ElPozo Murcia sin piedad (1-4)

Álex Viana pugna con Darío por el balón. Álex Viana pugna con Darío por el balón.

Álex Viana pugna con Darío por el balón.

Miguel Ángel Salas

El Córdoba Futsal no jugó bien sus cartas y se vio muy superado por ElPozo Murcia. Sin Jesulito, que se cayó de la convocatoria por lesión al igual que el pasado partido ante el Manzanares, los de Josan González cuajaron un mal inicio que supo aprovechar el cuadro charcutero para terminar la primera mitad con cuatro goles de ventaja, diferencia que los blanquiverdes no lograron igualar pese a los intentos de la segunda parte y que supone su primera derrota en casa de la temporada y segunda en liga.

ElPozo no se iba a andar con rodeos ante el cuadro blanquiverde, y así lo demostró. Nada más comenzar el duelo, Matteus aprovechó la superioridad física en el cuerpo a cuerpo ante el cierre Pablo del Moral y, a la media vuelta con un movimiento puro de pívot, reventó el balón contra la red blanquiverde. El primer gol no sentó nada bien a un Córdoba Patrimonio que no supo reaccionar y que había entrado con poca intensidad al partido. Tanto que Felipe Valerio avisó con una ocasión que se marchó por poco de la que se les vendría encima a los locales.

Pese a que estuvo felino Prieto con una estirada providencial a los tres minutos de choque, en la siguiente jugada no destacó por su solvencia. El disparo potente de Matteus se le coló por debajo de las piernas. Apenas los intentos de hacer daño al contragolpe eran efectivos. Miguelín desde lejos lo intentó sin suerte. Estaban imprecisos y nerviosos, aunque contaban con el empuje del público para volver a meterlos en el partido. Saura se quedó solo ante Juanjo y fue el meta charcutero quien le ganó la partida. Luego, Ricardo exigió al portero rival. Sin embargo, cuando mejor estaban los de Josan González, Felipe Valerio apareció por el lateral y sorprendió a un Prieto que no estaba teniendo su día.

A los blanquiverdes les tocaba hacer frente a una renta de tres goles en contra. Nada fácil, y más si está ElPozo enfrente. Presión alta de los cordobesistas en busca de ese tanto que les diese esperanzas. Eso sí, los murcianos no se achantaron ante eso y Alberto García volvió a poner en tensión a todo el pabellón con un disparo que rebotó en palo. Quien mejores minutos estaba teniendo en este partido fue el brasileño Lucas Perin, que en una gran oportunidad recortó al meta rival, y, sin espacio para marcar, se la cedió a un Pablo del Moral que se estrelló con un Juanjo que se reincorporó con rapidez. A la jugada siguiente, otra vez el meta charcutero fue el protagonista con una espectacular estirada al intento de Perin.

Pablo del Moral protege el balón entre Alberto y Mati Rosa. Pablo del Moral protege el balón entre Alberto y Mati Rosa.

Pablo del Moral protege el balón entre Alberto y Mati Rosa. / Miguel Ángel Salas

De nuevo, en un buen momento de los blanquiverde llegaría otro duro golpe por parte de ElPozo. El rechace de Prieto al disparo lejano de los murcianos lo cazaría dentro del área Mati Rosa que sin piedad puso el cuarto. Tocaba seguir remando, pero el Córdoba Patrimonio estaba muy tocado. A pesar de la delicada situación, lo seguía intentando poniendo a prueba a un Juanjo muy solvente bajo palos. El meta blanquiverde, protagonista en varios de los goles, estaba más acertado ante las llegadas rivales, aunque la primera mitad acabó con un marcador demasiado abultado.

Un marcador inalcanzable

Saura quería demostrar que no todo estaba perdido y avisó a Juanjo nada más comenzar la segunda mitad. Poco después, el japonés Shimizu a la media vuelta, dio ejemplo de que, por muy difícil que pareciera la remontada, iban a luchar por conseguirla, aunque los de Diego Giustozzi querían cerrar el choque cuanto antes, si no lo estaba ya, y seguían empeñados en buscar la portería de Prieto con rápidos contragolpes.

Por eso los intentos blanquiverdes acompañados de una correcta presión alta fueron el protagonista del segundo tiempo. El brasileño Perin rozó el gol tras una gran jugada de los suyos. Los locales pasaban por su mejor momento y la grada arrancó animada, no había nada que perder y soñaban con épica. Cada disparo era una ocasión de oro. El pívot Ismael se sacó de la chistera un trallazo desde la derecha que repelió el travesaño. Aunque los visitantes, que estaban menos cómodos sobre el parqué de Vista Alegre, también contaron con las suyas y Prieto, con la cara, tuvo que evitar el gol de volea de Mati Rosa.

Miguelín, con la camiseta de portero-jugador, encara a Alberto en el tramo final del partido. Miguelín, con la camiseta de portero-jugador, encara a Alberto en el tramo final del partido.

Miguelín, con la camiseta de portero-jugador, encara a Alberto en el tramo final del partido. / Miguel Ángel Salas

El tiempo se le agotaba a un Córdoba Futsal empeñado en recortar distancias. Sin suerte, Josan González optó por jugar con superioridad con Miguelín como portero-jugador y al momento surtió efecto. Pablo del Moral vio el corte hacia portería del veterano internacional y Miguelín no falló. Todavía quedaba mucho por hacer y los minutos trascurrían mientras los blanquiverdes circulaban el esférico de lado a lado y se lamentaban con cada ocasión desperdiciada. Pero intentarlo no fue suficiente, y con un disparo que detuvo el meta charcutero a Saura, desesperado al final del encuentro, el choque terminó con la derrota más dura para un cuadro cordobés que por mucho que remó, no fue capaz de hacer daño a un conjunto murciano que supo jugar mejor sus armas en ambas partes de la pista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios