Fútbol Sala | Primera División

El Córdoba Futsal recibe a O Parrulo en el primer momento cumbre de la temporada

  • El conjunto cordobés necesita la victoria para acabar el año fuera de la zona de peligro y dejar tocado a un rival directo

Alberto Saura, ya recuperado de sus problemas físicos, encara a Boyos en el entrenamiento de este martes. Alberto Saura, ya recuperado de sus problemas físicos, encara a Boyos en el entrenamiento de este martes.

Alberto Saura, ya recuperado de sus problemas físicos, encara a Boyos en el entrenamiento de este martes. / Salas

El Córdoba Futsal afronta en su última cita de 2020 el que es sin duda el partido del año. Los blanquiverdes reciben este martes a O Parrulo (Vista Alegre, 19:00), en un encuentro que se antoja trascendental para el futuro de ambos equipos, inmersos en la cruenta pelea por la permanencia, que este año se ha recrudecido porque bajarán tres equipos y otro tendrá que pasar por un play out para seguir en la élite.

Con esa exigencia que salvar para seguir en la mejor liga del mundo, es evidente que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad no puede fallar en los partidos ante rivales directos. Y pocos conjuntos hay a estas alturas de la competición que representen ese concepto como O Parrulo. Los gallegos son colistas con solo nueve puntos, aunque tienen cuatro partidos pendientes por los avatares del coronavirus. El Córdoba Futsal, por su parte, es decimoquinto con 13 puntos y ocupa el puesto de play out, con tres encuentros pendientes para ponerse al día.

Con esos condicionantes, el choque ante O Parrulo se antoja como el primer momento cumbre de la temporada. En primer lugar, por la necesidad que tiene el cuadro cordobés de hacerse fuerte en su pista, donde siempre es algo más fácil sumar puntos en una liga igualada hasta el extremo. Y en segundo lugar, por el golpe sobre la mesa que supondría dejar a los gallegos a siete puntos de distancia. La victoria, además, dejaría a los de Josan González fuera de la zona peligrosa y les permitiría igualar con un grupo de hasta tres equipos que cuentan con 16 puntos.

Al margen del rival, un equipo con mejor nivel del que muestran sus números y un jugador, Adri, sobresaliente en el plano individual, el Córdoba Futsal tendrá que saber manejar los tiempos en un duelo de máxima tensión, en el que la presión y las ganas de ganar pueden jugar una mala pasada si no se gestionan de la mejor manera posible. Para ayudar en el plano anímico, el conjunto blanquiverde contará con el apoyo de 200 aficionados en Vista Alegre. Un número muy alejado del que podría reunir el equipo de Josan González en su feudo, pero que a buen seguro se harán sentir en los momentos complicados del encuentro.

Saura, listo para ayudar ante su exequipo

El técnico cordobés dispondrá de todo su arsenal para un partido de vital importancia, incluido Alberto Saura. El pívot murciano ha dejado atrás sus problemas musculares y, aunque a buen seguro no estará en su mejor nivel físico, sí podrá entrar en la rotación y ser uno más ante el que fue su equipo el curso pasado. El concurso de Saura se antojaba importantísimo para la moral del grupo y para el peligro del Córdoba Futsal en ataque, pues el internacional español es capaz de condicionar la defensa rival con su juego de espaldas y ya ha dejado buena muestra del voraz olfato de gol que tiene.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios