Fútbol | Liga Reto Iberdrola

El Córdoba Femenino se regala un triunfo que condena al Aldaia al descenso (1-0)

  • Un golazo de Wifi al inicio del encuentro deja los tres puntos en casa en el último partido como locales de las blanquiverdes

Wifi intenta rematar un balón suelto en el área del Aldaia.

Wifi intenta rematar un balón suelto en el área del Aldaia. / Juan Ayala

Un auténtico golazo de Wifi sirvió al Córdoba Femenino para regalarse un triunfo en su último partido de la temporada en la Ciudad Deportiva. Las blanquiverdes, que ya no tenían ningún objetivo clasificatoria en juego más allá de acabar lo mejor posible, fueron bastante superiores a un Aldaia superado por la presión de tener que ganar para evitar el descenso de categoría.

Y es que, a pesar de un planteamiento valiente por parte del conjunto valenciano, el control del partido lo tuvo el Córdoba, que desde los primeros compases buscó el gol decididamente. Sin que apenas hubiera dado tiempo a ambos equipos a asentarse, llegó la jugada que iba a decidir el choque. Una internada por la derecha de María Avilés acabó en las botas de Wifi, que soltó un derechazo desde fuera del área para batir a la meta valenciana y abrir el marcador. La joven delantera blanquiverde, en estado de gracia, hizo así su séptimo tanto de la temporada.

El mazazo del gol hizo temblar al Aldaia, que bien pudo encajar el segundo en un balón que se marchó al poste a los diez minutos, tras un córner botado por María Avilés. Con Cintia Hormigo haciendo mucho daño por el costado derecho del ataque, el Córdoba Femenino dominó a placer el tramo inicial del choque, aunque el Aldaia gozó de un par de buenas ocasiones. En la primera, en el minuto 26, Carmen Gordillo despejó el balón en un mano a mano con Lucía Canoves. En el 34, un libre indirecto señalado en el área blanquiverde lo golpeó Andrea Herrero y Karen Vénica lo sacó a córner cuando se colaba a gol.

Pese a esa doble oportunidad, el conjunto de Roberto Ramírez supo reponerse y alcanzar el descanso sin demasiados apuros, defendiendo la renta conseguida con el tanto de Wifi.

El ritmo en el segundo tiempo cayó de manera significativa. El intenso calor pasó factura a ambos conjuntos y eso obligó a los técnicos a realizar cambios constantes en busca de mayor intensidad por parte de sus jugadoras. Mientras el Aldaia agitaba su once inicial en busca de una mordiente ofensiva que no terminó de encontrar, Roberto Ramírez oxigenó el centro del campo para terminar de atar el partido.

Y le salió bien la jugada al entrenador cordobés, que logró que su rival no gozara de excesivas ocasiones, más allá de un par de acercamientos que terminaron con disparos altos de Nuria Pomer y María López. El paso de los minutos, y la concentración defensiva de las blanquiverdes, terminaron por ahogar las opciones del conjunto valenciano, que ni siquiera fue capaz de inquietar a Carmen Gordillo en el tramo final. Los tres puntos se quedaron en casa para poner un broche dulce a un irregular curso del Córdoba Femenino en su feudo. En un par de semanas, tocará echar el cierre a la temporada con la visita al filial del Levante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios