Balonmano | Liga Asobal

El Ángel Ximénez no puede con las urgencias del Balonmano Nava (26-25)

  • Los pontanos, con la permanencia asegurada, encadenan su tercera derrota seguida tras estrellarse con un estelar Patotski que relanza al conjunto segoviano

Juan Castro se dispone a lanzar ante Patotski.

Juan Castro se dispone a lanzar ante Patotski. / Daniel Pérez

El Ángel Ximénez no pudo con las urgencias de un Balonmano Nava que se apoyó en un estelar Patotski para apuntarse un apurado triunfo. Los pontanos, con la permanencia asegurada en la Liga Asobal, encajaron su tercera derrota consecutiva en una cita muy igualada que se pudo decantar de cualquier lado pero la balanza se inclinó en el momento de la verdad del lado de un cuadro local que suma tres victorias seguidas.

Tras perder ante el Logroño, el Ángel Ximénez, que tenía dos partidos en 48 horas -visita el lunes al Barça-, buscaba en tierras segovianas volver a la senda triunfal. El mayor problema era que el Balonmano Nava iba al alza, como así lo demostró ante los pontanos. De inicio, los de Paco Bustos quisieron poner una marcha extra, lo que le llevó a conseguir una primera renta tras un parcial 0-3 (1-3, minuto 5). 

Los locales, con varias pérdidas, no entraban en el partido, pero el cuadro cordobés no pudo poner la directa. Patotski, bajo palos, lo impidió e hizo espabilar a un Balonmano Nava que se enchufó al partido (7-5, 15'). Al arquero local se unió también la aportación ofensiva de Rodrigo Pérez Arce. Dos goles abajo, Paco Bustos movió el banquillo, dando entrada a Poveda, Juan Castro o Mollino. El equipo reaccionó y niveló el duelo con un tanto de Joao Pedro da Silva (9-9, 21'). 

Entre De Hita y las pérdidas locales, el Ximénez volteó el marcador (10-11, 24'), lo que llevó a Zupo Equisoain a pedir tiempo muerto en la recta final de la primera mitad. Juan Castro, inmenso en ataque, puso dos goles de renta para los pontanos. Sin embargo, apareció de nuevo Patotski para meter a su equipo en el partido (12-12, 29'). Paco Bustos pidió tiempo muerto a escasos segundos para llegar al descanso para parar a los segovianos. Y lo logró. De nuevo apareció Juan Castro para desnivelar el marcador sobre la bocina (12-13).

Marcio da Silva intenta frenar a Pérez Arce. Marcio da Silva intenta frenar a Pérez Arce.

Marcio da Silva intenta frenar a Pérez Arce. / Daniel Pérez

Tras el paso por los vestuarios, emergió la figura de Ahmetasevic, que dio un recital bajo palos. El bosnio encajó un tanto de Bernabéu y luego encadenó seis paradas consecutivas. Del 13-13 se pasó al 13-15. Sin embargo, los de Puente Genil no estuvieron finos en ataque. Patotski siguió haciendo de las suyas y al final el Balonmano Nava se reenganchó y niveló el partido (15-15). 

Todo estaba muy abierto y podía pasar cualquier cosa. Tras un intercambio de golpes, se llegó al momento de la verdad con las espadas en todo lo alto (21-21, 50'). Ahí Javi García fue excluido por los colegiados. Y eso no lo desaprovechó el equipo local, que hizo un parcial 2-0 en un momento clave. No le gustó lo que estaba viendo a Paco Bustos, que tuvo que pedir tiempo muerto (23-21, 52'). 

Juan Castro quería los puntos y siguió marcando goles para meter a su equipo en el partido. Estuvo cerca tras la exclusión del local Rosales (24-23). Cualquier cosa podía decantar la balanza. Zupo Equisoain pidió tiempo muerto para calmar a los suyos. Todo se complicó más en este final tan ajustado cuando Xavi Tua fue excluido por los colegiados. Quedaba sólo un minuto.

Los segovianos, apoyados por una animosa grada, supieron manejar los tiempos y se pusieron dos arriba a falta de 20 segundos. Ahí Paco Bustos pidió tiempo. Era cuestión de obrar un milagro. Los pontanenses acortaron distancias pero no pudieron con un Balonmano Nava que festejó por todo lo alto la victoria ante el Ángel Ximénez, que se queda sin sumar por tercera jornada consecutiva. El lunes espera el todopoderoso Barça a los de Paco Bustos, que se mantienen novenos en la clasificación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios