Balonmano | Copa del Rey

El Ángel Ximénez-Avia cae ante el Benidorm pero estará en la Final a 8 de Alicante

  • Una parada salvadora de De Hita en la última jugada da un pase muy sufrido a los pontanenses

  • Los de Julián Ruiz se clasifican gracias a su mayor número de goles en la pista de su rival

Rudovic lanza por encima de la defensa en el duelo ante el Benidorm. Rudovic lanza por encima de la defensa en el duelo ante el Benidorm.

Rudovic lanza por encima de la defensa en el duelo ante el Benidorm. / Rafa Peralta

El Ángel Ximénez-Avia volvió a hacer historia al clasificarse por tercera ocasión para la fase final de la Copa del Rey, tras doblegar al Benidorm por el mayor número de goles anotados en campo contrario, tras caer (21-22) en el encuentro de vuelta disputado en el Pabellón Alcalde Miguel Salas.

El partido tuvo dos partes bien diferenciadas, una para cada equipo. La primera fue claramente para los de Puente Genil, que salieron exhibiendo una gran intensidad defensiva que maniató el ataque del conjunto alicantino. Además, el papel estelar de Rudovic, autor de seis tantos en los primeros treinta minutos, bien secundado por Almeida y Víctor Alonso en la faceta ofensiva, desarboló a los de Zupo Equisoain, que iban viendo como poco a poco los pontanenses ponían tierra de por medio para sentenciar la eliminatoria.

El 13-9 que reflejaba el marcador al descanso era indicativo de la magnífica primera mitad realizada por el cuadro de Puente Genil, pero tras el paso por los vestuarios comenzó el sufrimiento.

El Ximénez se atascó y el Benidorm, con un gran Leo Vial en portería, bien dirigido por Simonet y con Gonzalo Porras haciendo daño en el pivote, fue limando poco a poco la renta hasta dibujar un escenario de equilibrio que puso de los nervios a la parroquia local. El cubano Rivero puso el primer empate (17-17) con un mundo por jugar, y a partir de entonces se vivió una batalla física, táctica y estratégica propia de una igualada eliminatoria copera.

Con el paso de los minutos se sucedían las ventajas, siempre mínimas, un gol arriba y un gol abajo, y ello obligaba a estar muy pendiente del global, ya que el Ximénez ganó de uno en la ida. El Benidorm no cedía en su empeño, y Porras puso por delante a su equipo con el 18-19 a falta de diez minutos. El esférico quemaba, el partido se paraba continuamente y los goles se sucedían con cuentagotas para a favor de unos y otros dibujando un final vibrante.

De Hita salva el pase

Con empate en el marcador y a falta de un minuto y medio, en la penúltima acción de ataque visitante, los árbitros decretaron un siete que transformó Cabanas para poner el 21-22, una jugada en la que hubo doble exclusión para Simonet y Jiménez. El tiempo transcurría, pero Vial evitó la sentencia de Víctor Alonso y en el contraataque Dapiran la tuvo para situar el 21-23 que daba el paso a los de la Costa Blanca, pero Álvaro de Hita sacó la pierna de forma salvadora para evitar el tanto, convirtiéndose así en el héroe de la noche.

Quedaban 18 segundos y con Benidorm a la desesperada defendiendo a toda la pista, Almeida tuvo la opción de remachar, aunque su lanzamiento fue detenido nuevamente por Vial, si bien ya no quedó tiempo para nada más.

Al final, la dulcísima derrota para el Ángel Ximénez, que prolonga su idilio con la Copa del Rey que pondrá rumbo a tierras alicantinas, estando presente en el bombo de los ocho mejores equipos de la competición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios