Córdoba CF

Los yuanes chinos convencen a Reyes

  • El volante utrerano acepta la suculenta propuesta del Xinjiang Tianshan Leopard por este curso y otro más

José Antonio Reyes posa con el banderín de los Leopards ante dos dirigentes del club chino. José Antonio Reyes posa con el banderín de los Leopards ante dos dirigentes del club chino.

José Antonio Reyes posa con el banderín de los Leopards ante dos dirigentes del club chino. / el día

El romance entre el Córdoba y José Antonio Reyes tocó a su fin. No hubo lugar siquiera a un segundo encuentro para ver si era posible mantener el amor que ambos se profesaron en los últimos meses. La tentadora oferta del fútbol chino, la misma que el volante utrerano ya estuvo valorando en enero cuando el club blanquiverde y Luis Oliver llamaron a su puerta, ha sido demasiado ahora para el zurdo, que jugará lo que resta de temporada y la siguiente en el Xinjiang Tianshan Leopard, un equipo modesto de la segunda categoría (Liga Jia), en la que marcha colista tras 13 jornadas.

Con 34 años y después de haber recuperado su mejor estado físico -ha reconocido que ha perdido 14 kilogramos en el CCF-, Reyes ha reencontrado el gusanillo por seguir jugando a fútbol, después de haber estado parado desde mayo a finales de enero. Y lo hará en su tercera aventura internacional en un mercado tan atractivo y poderoso económicamente como es el asiático. Tras pasar por el Arsenal y el Benfica -además del Sevilla, el Real Madrid, el Atlético y el Espanyol-, el utrerano jugará lo que resta de temporada y la siguiente en el Xinjiang Tianshan Leopard, con cuyos dirigentes lleva negociando varios días, especialmente el fin de semana, y con los que se comprometió el martes noche.

El Xinjiang es colista de la Liga Jia (la segunda categoría) con 5 puntos después de 13 partidos

Reyes tendrá de vacaciones las próximas semanas, mientras espera el visado para entrar en China, aprovechando que la competición en la Liga Jia paró a finales de mayo y no se reanudará hasta mediados de julio. Concretamente, los Leopards jugarán en casa el día 14 el primero de los 17 partidos que le restan, con el objetivo de remontar en la tabla y salvar uno de los dos puestos de descenso, de los que le separan seis puntos en estos momentos. Porque el Xinjiang Tianshan es el único de los 16 equipos participantes que todavía no sabe lo que es ganar, y sus cinco puntos se deben a otros tantos empates (perdió las seis citas restantes).

De esta manera se cierra la ventana para que Reyes vuelva a vestir la camiseta del Córdoba la próxima campaña. Al final, el atractivo de los yuanes chinos ha sido más poderoso que su voluntad de seguir cerca de casa, que era a lo que se agarraba el cordobesismo, después de sus manifestaciones durante la pasada semana, la última previa a la conclusión de la liga regular en Segunda.

Como cordobesista, el futbolista natural de Utrera se ha sentido importante dentro del proyecto y una pieza fundamental para confirmar la remontada del equipo en la clasificación y el milagro de la permanencia. Desde su llegada a finales de enero y tras una paulatina puesta a punto, Reyes participó en 17 partidos, en los que acumuló un total de 841 minutos. Marcó un único gol, de penalti al Huesca en El Arcángel (2-4), y repartió cuatro asistencias con ese guante que tiene en la pierna izquierda. Méritos de sobra, además de una implicación inesperada para muchos, que le valieron para salir entre una cerrada ovación el sábado del que fue su último partido con la blanquiverde. Ahora, su fútbol lo disfrutarán en la ciudad china de Urumchi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios