córdoba cf | cd lugo

"Cuando suman los cambios, hay alma"

  • El técnico blanquiverde valora la aportación de los hombres de banquillo y cree "justa" la victoria de ayer

Sandoval da órdenes a sus jugadores durante el partido de ayer. Sandoval da órdenes a sus jugadores durante el partido de ayer.

Sandoval da órdenes a sus jugadores durante el partido de ayer. / álex gallegos

José Ramón Sandoval arrancó su rueda de prensa elogiando el ambiente que hubo ayer en El Arcángel. "Esto sin la gente que tenemos detrás sería muy difícil", apuntó, porque "cuando el equipo sale al campo, lo siente y aun lloviendo no se ha quedado nadie en casa". El madrileño, sobre su equipo, aseguró que "va pegando un pasito más, los jugadores se atreven, fallan y enseguida hay un compañero para corregir". Además, destacó que fueron "compactos sin balón, con balón, con uno más y sin él. Hemos tenido muchas llegadas pero lo que más valoro de mi equipo es el ejercicio defensivo, las vigilancias cuando perdíamos el balón".

En el aspecto defensivo, el entrenador cordobesista apuntó que "el Lugo era un equipo difícil y sólo le hemos dejado sacar un centro lateral una vez. La gente estaba encima y no dejaba respirar al rival", si bien reconoció que "en la primera parte a lo mejor no hemos visto tanto a Sergi (Guardiola), pero en la segunda, con uno más, el equipo se ha soltado, ha estado bien y se ha merecido la victoria".

El técnico madrileño elogió además a sus futbolistas y a los que entraron tras el descanso porque "sabemos que somos 23. Ha salido Aguza después de dos partidos sin jugar pero todo el mundo está muy enchufado. Todos se sienten importantes porque saben que si juegan es por méritos propios y, si no lo hace, es porque hay varios compañeros. Reyes ha salido enchufado, sabía que era la oportunidad. Con Eneko queríamos fijar a los centrales y manejar mejor el juego por bandas y así ha sido. Caro ha estado soberbio porque temía el balón parado de ellos. Los tres han sumado, igual que en Alcorcón o ante el Valladolid. Cuando suman los cambios, es que hay alma". El preparador del Córdoba aseguró además que "todo esto es gracias a ellos, a los futbolistas, que son los protagonistas. Son los únicos capaces de sacarlo y ellos lo creen. Pero es importante tener a tanta gente detrás".

Sandoval aseguró que el choque de ayer fue "el más vistoso y completo" desde que está en Córdoba, pues "los jugadores han ido asimilando conceptos y hemos dominado desde el principio hasta el final". En la segunda parte, el técnico aseguró que tenía "confianza en que mi equipo iba a dar el paso adelante porque lo estaba mereciendo, aunque muchas veces pierdes haciendo un gran partido. Pero me gustaba lo que transmitía el equipo, teníamos que generar ese ambiente para conseguir algo".

Ahora, tras tres triunfos consecutivos, el preparador blanquiverde apuntó que toca "humildad total, nos quedan cuatro puntos para coger a la Cultural y a partir de ahí pensaremos en otra cosa más. Quedan 12 partidos. En el bloque de cinco partidos que habíamos marcado ya tenemos superávit. Estamos en las cuentas que tenemos. Miramos hacia adelante pero sabiendo que en cualquier momento nos pueden poner una traba. Estamos a siete puntos de la salvación pero el primer objetivo es llegar a coger a la Cultural". Eso sí, reconoció que "es necesaria la sensación de alegría que hay fuera porque ya está bien de sufrir, pero dentro del vestuario mañana se acaba todo" y tocará "analizar al Nàstic y trabajar, recuperar los lesionados y tener a 23 jugadores disponibles".

Tras el estirón de estas tres últimas semanas, el Córdoba ya va a Tarragona con menos urgencias, y así lo entiende también Sandoval. "Íbamos a tumba abierta y seguimos así pero ya vamos mirando por dónde tirarnos", apuntó, antes de señalar que "el Nàstic es un equipo muy bien colocado en el campo, que espera su oportunidad y tiene jugadores de calidad", por lo que en Tarragona su equipo necesitará "un partido muy serio; vamos a ir a competir y a intentar conseguir los tres puntos, pero sabiendo los pasos que tenemos que dar. Si ganamos creo que será el punto de inflexión, pero tenemos los pies en el suelo porque seguimos a siete puntos de la salvación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios