Córdoba CF

Las notas de los jugadores del Córdoba CF ante el Lorca Deportiva

  • Un gol de Piovaccari resuelve un gris partido con más ocasiones que fútbol ante un rival sin maldad

Once inicial del Córdoba CF ante el Lorca Deportiva. Once inicial del Córdoba CF ante el Lorca Deportiva.

Once inicial del Córdoba CF ante el Lorca Deportiva. / Juan Ayala

El Córdoba CF sumó un trabajado triunfo sobre el Lorca Deportiva (1-0) en un partido competido y trabado que resolvió el tempranero tanto de Piovaccari. El conjunto de Juan Sabas sufrió sin balón ante un rival con mucho toque y escasa maldad, si bien pudo sentenciar mucho antes con varias llegadas claras mal resueltas.

EDU FRÍAS Providencial. La gran sorpresa de la alineación, elegido por Sabas por delante de Becerra. Sin trabajo durante todo el encuentro, apareció de manera magistral en el minuto 77 para salvar, con la ayuda del poste, el único remate del Lorca entre los tres palos, un cabezazo de Mussoni que se colaba. 

MANU FARRANDO Carácter. Adaptado al lateral diestro, su carácter competitivo le vale para cumplir, aunque sea fuera de su zona natural. Inició con un robo la acción del único gol del choque, y poco después dejó solo ante el meta a Moutinho. Pero lo suyo es defender, y ahí estuvo notable, cerrando bien.

DJETEI Marcador. Las caídas del gigantón Mussoni al perfil derecho obligaron a Sabas a cambiarlo de zona para que contuviera al ariete, superior a Bernardo en lo físico. Cumplió bien en el cuerpo a cuerpo, y estuvo rápido para salir de zona a echar un cable cuando la situación lo requería.

BERNARDO CRUZ Liderazgo. Aún le falta un punto en lo físico, y se nota, pero eso no resta su capacidad para liderar la defensa. Quiso marcar el territorio con el colegiado y los rivales desde muy pronto.

BERTO ESPESO Contenido. Tiene claro que lo primero es guardar la parcela propia, porque arriba el equipo tiene capacidad de sobra para crear. Se contuvo bien, y cuando se desplegó lo hizo siempre con criterio.

DARREN SIDOEL Despliegue. El mediocentro holandés fue de más a menos. En la primera mitad contuvo bien al equipo en defensa, con buenas coberturas sobre todo al perfil derecho; y se ofreció siempre para dar buena salida en ataque. Un error, al perder la posición, al inicio del segundo periodo lo llevó al banco.

MARIO ORTIZ Brújula. Parece que no está, parece que no hace nada, y cuando uno mira las estadísticas es de los más destacados. Con Sidoel de pareja, se desplegó más arriba; luego le tocó ejercer de ancla, lo que no evitó que se sacara dos asistencias de lujo a las que sólo les faltó la guinda del gol.

MOUTINHO Sin protagonismo. La falta de control y que su par, Sergio Rodríguez, quizás fuera lo más fiable de la última línea de protección lorquina, evitaron las apariciones del volante. Tuvo una ocasión clara por la zona central, en la que disparó alto ante la media salida de Hortal.

DE LAS CUEVAS Errores increíbles. Ocupando la posición central de las medias puntas, el alicantino es una amenaza constante por el balcón del área. Le costó encontrar su sitio en el campo, y apenas toco pelota. Antes de irse tocado, tuvo dos goles cantados que marró de manera incomprensible.

JAVI FLORES Asistente. Jugó tirado a la banda izquierda, aunque siempre que pudo buscó la zona central en la que se siente más cómodo. Precisamente en un repliegue a la presión se encontró con un balón que sirvió a Piovaccari perfecto para el 1-0. Pudo lucir poco, pero se fajó bien en las tareas defensivas.

PIOVACCARI Goleador. Pichichi de la pretemporada, acertó en la primera que tuvo, resolviendo un mano a mano a la perfección ante Hortal. Acto seguido, desde el perfil contrario, volvió a quedarse ante el meta, que le ganó la partida. Participó poco en el juego, y antes de irse cedió un gol a De las Cuevas que falló solo.

JULIO IGLESIAS Trabajador. Se situó junto a Mario Ortiz para formar un doble pivote más creativo. No tuvo apenas opciones de pisar campo contrario, en un duelo ya demasiado partido, salvo cuando Del Moral lo liberó algo más.

LUISMI Desequilibrio. Por la derecha, donde empezó tirado, o por la izquierda, donde acabó, su culebreo siempre aporta al equipo. Le faltó chispa para pisar el área, pero dio otro aire al ataque.

WILLY Egoísta. Está claro que necesita marcar ya, que tiene que recuperar olfato y sentirse importante. Tuvo dos remates y, sobre todo en el segundo, cerró los ojos para no asistir a Samu Delgado.

SAMU DELGADO Agarre. Ocupó su posición natural en la diestra, pero se tuvo que ocupar más de defender las subidas de Sergio Rodríguez que de atacarlo. Se quedó esperando el pase de Willy para hacer el segundo.

ALBERTO DEL MORAL Sostén. Ingresó al terreno de juego ya en los minutos finales, y se colocó por delante de la defensa para barrer las últimas intentonas del Lorca, ya más a la desesperada que otra cosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios