Liga 1|2|3

Las notas del Córdoba ante el Albacete

  • El conjunto blanquiverde es superado con claridad (3-0) y sigue sin conocer la victoria

Jovanovic dispara a portería ante su compañero Javi Galán y los locales Caro y Arroyo. Jovanovic dispara a portería ante su compañero Javi Galán y los locales Caro y Arroyo.

Jovanovic dispara a portería ante su compañero Javi Galán y los locales Caro y Arroyo.

CARLOS ABAD. Mal estreno. A pesar de que poco pudo hacer en los goles, dos de ellos de penalti, se le vio demasiado nervioso, sobre todo ya con el marcador en contra. Su zaga le ayudó bien poco.

FERNÁNDEZ. Defensivo. Con el nuevo planteamiento táctico tuvo que mirar más hacia la portería propia que la contraria, que al final vio más. No sufrió en exceso por el perfil menos incisivo de su par.

QUINTANILLA. Desconocido. La seriedad y sobriedad que suele exhibir no apareció en el Belmonte. Condicionado pronto por una amarilla, cometió un penalti absurdo que acabó de cerrar el partido.

AYTHAMI. Otro regalo. Ha empezado la temporada muy lejos de su mejor nivel. A los cuatro minutos ya cometió un penalti evitable sobre Zozulia que empezó a decantar el choque del lado manchego.

QUEZADA. Buen golpeo. Mejor ofensiva que defensivamente, sobre todo porque la velocidad de Acuña en el primer periodo le exigió muchísimo. Puso buenos envíos cuando alcanzó el campo enemigo.

BAMBOCK. Kilómetros. Nadie podrá discutir su trabajo, pero tácticamente deja mucho que desear aún. Le falta control para ejercer de 'stopper' y calidad para poder manejar el juego ofensivo del equipo.

VALLEJO. Engullido. Superado por la conexión entre Febas y Eugeni, que volvió loca a la medular blanquiverde y le hizo cometer varias pérdidas. Fue sacrificado en el descanso

JOVANOVIC. Móvil. Fue de lo poco salvable del equipo en el Carlos Belmonte, y eso que le faltó un punto de continuidad, aparecer con más frecuencia. Desde su posición natural en el costado derecho, el serbio buscó constantemente diagonales que crearon mucho peligro en la zaga blanquilla. En la primera mitad ya fue el primero en hacer trabajar a Tomeu Nadal y en la segunda exigió de lo lindo a los centrales, como Caro, al que sacó una amarilla. En este arranque liguero es una de las pocas luces que ofrece el equipo.

ALFARO. Desaparecido. Es difícil valorar la actuación del capitán porque apenas si se le vio en la hora que estuvo sobre el verde. Apenas pisó área y tampoco sirvió de enganche con la medular.

JAVI GALÁN. No está. Sin duda, el verano y sus frustradas opciones para salir le han pasado factura. Ni siquiera jugando como extremo mostró un buen nivel. Perdido, se fue al intermedio.

PIOVACCARI. Constante. En su primer encuentro como titular, se fajó siempre en desventaja con la zaga manchega. Tuvo un par de buenos remates que añadió a su habitual brega, pero no estuvo acertado.

AGUADO. A menos. Elegido para liderar la reacción tras el intermedio, el jiennense empezó con fuelle, pero poco a poco se fue diluyendo. Está muy lejos del nivel que exhibió durante la temporada pasada.

QUIM ARAUJO. Ni fu ni fa. Con libertad para aparecer por dentro, a pesar de tener que cubrir el costado, el catalán se quedó en tierra de nadie. Le faltó algo de acierto cuando pudo ver el arco rival de cerca.

JAVI LARA. Control. Principal damnificado por el cambio de sistema, puso algo de temple y orden al juego el equipo cuando ingresó en el terreno de juego, además de dar más peligro en el balón parado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios