Dos triunfos en las primeras 18 jornadas

Un pleno para cuadrar las cuentas al ecuador

  • El Córdoba se fijó tras la llegada de Curro Torres acabar la primera vuelta con al menos 22 puntos

  • Los blanquiverdes, penúltimos, tienen 14 ahora y necesitan ganar los tres partidos que le quedan

Jaime Romero controla un balón ante Gus Ledes, en el Reus-Córdoba. Jaime Romero controla un balón ante Gus Ledes, en el Reus-Córdoba.

Jaime Romero controla un balón ante Gus Ledes, en el Reus-Córdoba. / LOF

La temporada del Córdoba va camino de convertirse en un remake del milagro protagonizado hace sólo unos meses. De momento, lleva 17 de las 18 jornadas en zona de descenso tras quemar la bala del cambio de entrenador sin resultado inmediato y, a falta de sólo tres partidos para la conclusión de la primera vuelta, los números no salen ni por asomo. Es más, sólo un pleno de victorias permitiría a los blanquiverdes cuadrar sus cuentas, que no eran otras que llegar al ecuador del campeonato con un mínimo de 22 puntos. Ahora mismo, el déficit es de ocho, pues en el casillero del penúltimo clasificado sólo hay 14 de los 54 disputados.

Hace un mes, cuando Curro Torres se hizo cargo del equipo, desde el club se marcaron un objetivo asumible... que está lejos de cumplirse. Entre otras cosas porque el revulsivo del relevo en el banquillo no se ha visto reflejado en puntos, y eso que el calendario era accesible, ante rivales directos, con los que el balance ha sido de tres empates y una derrota. El técnico hispano alemán sigue sin saber lo que es ganar, y eso aumenta la exigencia para el futuro más inmediato, que pasa por Las Palmas para despedir el año, y el Nàstic y el Rayo Majadahonda, ya en 2019.

Ese mínimo reto de los 22 puntos, por debajo de la media necesaria de 25, tenía como idea dibujar una segunda vuelta un punto menos traumática que la del ejercicio anterior, cuando el CCF terminó con unos pírricos 16. Pero o mucho cambia la cosa... Porque pensar en ganar los tres próximos partidos cuando en las 18 jornadas precedentes este Córdoba sólo ha sido capaz de ganar dos, se antoja cuanto menos arriesgado.

Seis partidos sin vencer, la serie actual

Cierto es que no es imposible, pero visto lo visto la mejoría debe ser mucha, y con urgencia, para cerrar de una vez por todas una serie, todavía abierta, de seis encuentros sin conocer el triunfo. De siete fue en el arranque del torneo, pero ahora no hay excusa a la que agarrarse.

Como punto de partida, el CCF ha saldado una doble salida sin derrotas, que teniendo en cuenta el historial a domicilio es bastante. El problema es que con el déficit acumulado, los empates restan más que suman, pues lo que necesita el equipo como el comer es ganar. Primero uno y ya habrá tiempo de mirar si el objetivo es posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios