Córdoba CF El 'viral' viaje a Oviedo de Javi Jiménez

  • Diversos medios nacionales e internacionales recogen la historia del único cordobesista en Oviedo

Javi Jiménez, en la grada del Carlos Tartiere. Javi Jiménez, en la grada del Carlos Tartiere.

Javi Jiménez, en la grada del Carlos Tartiere. / LOF

El empate del Córdoba en Oviedo, más allá de significar un paso más en el camino del cuadro blanquiverde hacia la Segunda División B, dejó una curiosa historia de la que se han hecho eco diversos medios nacionales e internacionales. Las imágenes de la televisión y el poder de las redes sociales han amplificado hasta límites insospechados el viaje en solitario de Javi Jiménez, el único cordobesista que viajó desde la ciudad califal para arropar a los blanquiverdes en el partido del Carlos Tartiere.

Lo cierto es que las imágenes de un único aficionado cordobés celebrando los goles de su equipo en la amplia zona visitante son llamativas de por sí, más si cabe en la delicada situación que atraviesa el conjunto blanquiverde.

Además del reconocimiento de buena parte del cordobesismo, Javi Jiménez ha recibido la abrumadora atención de medios de comunicación nacionales e incluso internacionales. Diarios digitales de Turquía, Serbia o Bosnia, además de una radio argentina, se han hecho eco de su historia. Las televisiones y radios españolas también han contribuido a que la historia de este miembro de la peña cordobesista Cordobamanía se conozca en todo el país.

El primer sorprendido por todo el revuelo levantado es el propio Javi Jiménez, que en conversación con Radio Marca Córdoba reconocía que hizo “lo que llevo haciendo toda la vida, viajar con el equipo y seguirlo siempre que las circunstancias me lo permiten”, aunque también es consciente de que “no es normal que vaya solo, no suelo ir casi nunca de hecho, pero esa imagen celebrando el gol se ha hecho un poco viral y se ha ido de madre el asunto”.

Asiduo en las gradas de medio país, el curso pasado ya recibió un homenaje de su club

Y es que tras la debacle del Córdoba ante el Lugo, que dejó las opciones de permanencia prácticamente enterradas, el viaje a Oviedo parecía una losa impensable para la afición cordobesista. Sin embargo, un asiduo a los desplazamientos como él no podía fallar a una cita en un feudo que le era nuevo. “Lo tenía planificado desde hacía tiempo. Tenía unos días de permiso en el trabajo y aproveché, porque el Carlos Tartiere era de los pocos campos que me faltaba por visitar en Segunda División y la verdad es que tenía muchas ganas”, reconoce Jiménez.

La notoriedad de su desplazamiento hasta Oviedo y esa demostración de amor por los colores han provocado que desde el Córdoba se pusieran en contacto con Jiménez, para agradecerle el apoyo e interesarse por su viaje.También algunos jugadores se pararon a charlar con él a la salida del Carlos Tartiere. De hecho, no es la primera vez que este aficionado recibe un tributo por parte del club. El curso pasado, en un viaje junto a otros cordobesistas hasta Gijón, un temporal de nieve dejó a un grupo de aficionados durante una noche parados en la carretera. En aquella ocasión, el club obsequió a esos seguidores con una placa conmemorativa por su desplazamiento.

Ese apoyo incondicional a unos colores fue la nota más positiva del partido en Oviedo para un Córdoba que en lo deportivo y lo institucional vive en plena descomposición, pero que tiene en su afición su mejor patrimonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios