Córdoba CF El traspaso encubierto de Sebas Moyano al Lugo

  • El canterano fue vendido en verano al cuadro gallego para salvar la inscripción de los equipos

Sebas Moyano intenta cortar un pase de Ángel Moreno durante el entrenamiento. Sebas Moyano intenta cortar un pase de Ángel Moreno durante el entrenamiento.

Sebas Moyano intenta cortar un pase de Ángel Moreno durante el entrenamiento. / Laura Martín

La historia de Sebas Moyano en el Córdoba CF es la de un canterano que ha padecido la cara más amarga del fútbol desde prácticamente todos los prismas posibles. El talentoso mediapunta de Villanueva del Duque, a sus todavía 22 años, se ha visto envuelto en una serie de asuntos extradeportivos que han lastrado seriamente su proyección como futbolista. Y es que después del famoso traspaso a un fondo de inversión con la figura del Elefante Cósmico de trasfondo, o la cesión que el jugador tuvo que afrontar la temporada pasada en el filial del Valencia Mestalla, la última y desalentadora noticia respecto a su futuro en el Córdoba es que sus derechos económicos ya no pertenecen al conjunto blanquiverde, que los traspasó el pasado verano al Lugo.

La historia la destapó Joaquín Zulategui, que apuntó a que Jesús León había transferido los derechos del jugador al cuadro gallego para saldar una deuda personal. Una historia que tiene una parte de verdad y una de mentira, porque como pudo confirmar el Día con fuentes cercanas al futbolista, lo cierto es que ese traspaso existió, pero su motivo no fue otro que el de tener el dinero para inscribir a la plantilla.

Los agónicos problemas que el Córdoba tuvo para garantizar la inscripción de sus equipos quedaron saldados con un ingreso extra proveniente del Lugo. En aquel momento, aunque el club nunca lo llegó a reconocer, de manera indirecta se deslizó por vías extraoficiales la noticia de que la entidad se había desprendido del 15% que aún mantenía por los derechos de Andrés Martín, a cambio de una cantidad cercana a los 250.000 euros que permitió al club salir a competir este curso.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, pues ese dinero procedió de la venta de los derechos de Sebas, que pertenece al Lugo, club al que se marchará en principio el próximo verano, con la opción de que los gallegos incluso lo reclamen durante el próximo mes de enero.

Las fuentes consultadas, por otra parte, señalan que la decisión de prescindir del futbolista partió desde la propia entidad, aunque finalmente se alcanzó ese acuerdo para que agotara su etapa sub 23 en el club donde se formó, antes de emprender una nueva etapa en su trayectoria profesional.

Una nueva ruinosa gestión del club blanquiverde que además compromete la progresión del futbolista, marcado por el infortunio en los temas extradeportivos desde que saltó al primer equipo.

¿Y los derechos de Andrés Martín?

Una vez conocida la realidad de aquella inscripción, cabe preguntarse qué ha sido de aquel 15% que el Córdoba CF se reservó de los derechos de Andrés Martín, tras venderlo al Rayo Vallecano.

Un activo que el propio abogado del club, Enrique Rodríguez Zarza, ya dejó caer que no le constaba que hubiera dejado de pertenecer a la entidad en una de sus sonadas comparecencias públicas, aunque sin revelar tampoco el asunto con claridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios