EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba CF

El Córdoba CF resuelve el contrato de los servicios médicos con Beiman

  • El club blanquiverde pretende negociar el pago por los servicios prestados y ya tiene alternativa

  • El representante legal de la empresa advierte que reclamarán sus honorarios y la penalización

El doctor Bernardo Viana chequea a Javi Flores, en la sede de la clínica Beiman en Córdoba. El doctor Bernardo Viana chequea a Javi Flores, en la sede de la clínica Beiman en Córdoba.

El doctor Bernardo Viana chequea a Javi Flores, en la sede de la clínica Beiman en Córdoba. / Laura Martín

Pocas semanas hay tranquilas en el Córdoba CF. Cuando no es una cosa, es otra. Ahora el lío, que salvo sorpresa volverá a acabar en los juzgados, llega por la decisión del club blanquiverde de resolver el contrato con Beiman, empresa que desde enero de 2019 y con un contrato de diez temporadas, es la encargada de los servicios médicos de la entidad. Tal situación ha sido comunicada este lunes a la empresa, que ya ha anunciado, por parte de su representante legal, que reclamará sus honorarios y la penalización recogida.

Dos meses después de hacerse con el control de la sociedad, los rectores cordobesistas han decidido no subrogar el contrato con Beiman, una opción que según informan desde Infinity ofrecía la compra de la Unidad Productiva. En su decisión argumentan que los emolumentos son "abusivos", con una cantidad mensual sobre los 20.000 euros -similar al de su antecesor, con Javier Bejarano al frente, que este martes tiene la vista judicial por su indemnización de despido con el Córdoba CF SAD-, y que muchos de los cometidos que recoge el documento de vinculación "no son necesarios".

Ahí estriba la primera disyuntiva. Desde la empresa, representada legalmente por Deaya Sports y con Luis Bautista Moreno al frente, entienden que "los servicios médicos son elementos esenciales y, como tales, debían estar incluidos en la Unidad Productiva, que admite tanto contratos laborales como mercantiles". Así, creen que tendrían que pasar a Unión Futbolística Cordobesa y que, en todo caso, la decisión de no subrogar ese contrato tendría que haber sido comunicada a su llegada, el pasado 5 de diciembre, y no ahora.

Beiman reclama un total de 168.000 euros, de los que 40.000 corresponden a la etapa de Infinity al frente de la entidad blanquiverde. Desde la propiedad admiten esta deuda, si bien tienen previsto abrir un periodo de negociación para abonar "sólo los servicios prestados" durante este tiempo. De momento, para cumplir con la normativa que exige la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de contar siempre con servicios médicos, el CCF ya ha contratado su sustituto, que iniciarán el trabajo el miércoles con la vuelta al trabajo del primer equipo, contando con la colaboración externa de un grupo hospitalario "de prestigio".

Por su parte, desde Deaya Sports ya tienen trazada su hoja de ruta. En primer lugar, reclamarán la totalidad de la cantidad adeudada, además de pedir la penalización que recoge el contrato en una de sus cláusulas y que responde a un año de trabajo (240.000 euros). Todo sin descartar un aumento por parte del juez, dado que la vinculación firmada hace poco más de un año era de diez temporadas. Porque su denuncia será por dos vías, tanto por vía de la RFEF como en los juzgados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios