Córdoba CF El mensaje de esperanza de Uli Dávila

  • El mexicano manda un mensaje de ánimo a los blanquiverdes desde su confinamiento en Wellington (Nueva Zelanda)

  • El autor del tanto del último ascenso a Primera del CCF atraviesa un gran momento de forma en su carrera

Uli Dávila celebra junto a Xisco el gol que dio al Córdoba CF su último ascenso a Primera División. Uli Dávila celebra junto a Xisco el gol que dio al Córdoba CF su último ascenso a Primera División.

Uli Dávila celebra junto a Xisco el gol que dio al Córdoba CF su último ascenso a Primera División. / El Día

¿Recuerdan a Uli Dávila? Seguro que sí. ¿Cómo olvidar al diminuto delantero mexicano que llevó al Córdoba CF a tocar con las manos la gloria de la Primera División por última vez? En aquel delirante partido ante Las Palmas disputado el 22 de junio de 2014, el delantero azteca selló lo que era un sueño inalcanzable para los cordobesistas y dejó su nombre para siempre ligado al de la entidad de El Arcángel.

Desde entonces, a pesar de los vaivenes que ha dado su carrera deportiva, Uli Dávila siempre ha sentido el cariño de la afición blanquiverde y ha tenido a menudo recuerdos para los hinchas que un día corearon su nombre en El Arcángel.

Ahora, cuando la sociedad anhela momentos de alegría como aquel vivido por los cordobesistas en Las Palmas, el menudo jugador mexicano se ha vuelto a acordar del Córdoba CF y su gente. Desde Nueva Zelanda, donde prosigue su carrera deportiva a punto de cumplir los 29 años, Uli quiso mandar un mensaje de ánimo y esperanza para la ciudad de Córdoba y los aficionados del CCF.

"Quisiera mandarles un fuerte abrazo. Son tiempos difíciles y todos lo estamos pasando un poco mal en cualquiera de nuestra situación. Toca ser fuertes en esta época, vamos a salir adelante, recuerden que todo es posible", implora el mexicano sin poder evitar una sonrisa, en un vídeo difundido por la entidad blanquiverde.

El escurridizo delantero mexicano ha querido tener un recuerdo para los cordobesistas desde su confinamiento en Wellington, la capital de Nueva Zelanda, donde Uli Dávila llegó esta temporada para empezar una nueva aventura en su carrera, en este caso en el único club neozelandés que disputa la liga de A-League, la Primera División del fútbol australiano.

En las Antípodas, el azteca parece haber encontrado un destino ideal para volver a brillar en su madurez futbolística. Con el Wellington Phoenix ha logrado anotar 11 goles en 20 partidos disputados en el presente curso. Es, de largo, su mejor registro goleador en una trayectoria que incluye ya nueve clubes, desde que en el curso 2008-09 hiciera su debut en el fútbol profesional con el Deportivo Guadalajara mexicano.

Para dejar huella en el cordobesismo, a Uli Dávila le bastó con una sola temporada. El mexicano llegó cedido por el Chelsea en el curso 2013-14 después de haber despuntado en su primera experiencia en España, jugando en el Sabadell. En su temporada en El Arcángel, el mexicano hizo seis goles en la fase regular, incluido un triplete ante su público con el Hércules como rival. Pero el tanto más importante de su carrera y uno de los más recordados en la historia del club lo anotó aquel 22 de junio de 2014 en la final del play off por el ascenso ante Las Palmas.

Su frustrada continuidad

Un gol que valió un ascenso a Primera para los blanquiverdes, que trataron de retener al atacante el curso siguiente. Las exigencias económicas del Chelsea truncaron un nuevo préstamo y Uli comenzó un periplo entonces que le llevó primero al Tenerife y luego al Vitoria Setúbal portugués. Sin confianza para asentarse, el atacante regresó a su país, donde cuajó tres buenas temporadas en el Santos Laguna, actuando casi siempre como hombre de refresco.

Hace dos temporadas, Dávila emprendió una nueva aventura al recalar en el Odisha de la Liga India. Tras ese breve periplo, al mexicano se le abrieron las puertas de otra exótica experiencia en Nueva Zelanda. Y es allí donde parece haber encontrado de nuevo las mejores sensaciones de su fútbol, en un equipo que hasta la interrupción de las competiciones marchaba tercero en la liga australiana.

Con el Wellington Phoenix son ya 11 las dianas que ha materializado Uli Dávila, en lo que supone el mejor registro goleador de su carrera. Eso sí, ninguno tan importante y recordado como aquel agónico tanto que le hizo entrar por la puerta grande en la historia del Córdoba CF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios