Córdoba CF-Mallorca Las notas de los jugadores del Córdoba CF ante el Mallorca

  • Piovaccari, con dos tantos, lideró el agónico triunfo blanquiverde ante los mallorquinistas

Once inicial del Córdoba CF ante el Mallorca. Once inicial del Córdoba CF ante el Mallorca.

Once inicial del Córdoba CF ante el Mallorca. / Álex Gallegos

MARCOS LAVÍN Seguro. Recibió dos tantos en jugadas extrañas y también de claro desajuste defensivo, pero transmitió seguridad y confianza a sus compañeros, con intervenciones muy importantes bajo palos.

FERNÁNDEZ Concentrado. Le tocó sufrir a Lago Júnior y eso equivale a verte retratado en alguna acción casi sin remedio. A pesar de eso, logró que el extremo no entrara demasiado en juego y mantuvo el tipo en defensa.

QUITANILLA Silbado. Tuvo que pasar el trago de escuchar silbidos cuando se le anunció al comienzo del partido. Se le vio nervioso al principio, pero fue capaz de recomponerse y cuajar un partido sin grandes errores.

MIGUEL FLAÑO Firme. Le ganó la partida a Budimir, hueso duro de roer en el área, y sin necesidad de emplear juego duro. La veteranía y colocación le bastó para salir airoso. Es el hombre más fiable de su equipo atrás.

ÁLEX MENÉNDEZ Inseguro. Le costó cerrar su banda en defensa y sufrió mucho, sobre todo en los minutos finales, pero en ataque se proyectó más y mejor que en otros encuentros, dando el centro de gol a Piovaccari en el segundo.

LUIS MUÑOZ Valiente. Nada más arrancar la segunda mitad se tuvo que retirar en camilla tras recibir una dura entrada en una acción defensiva en la que no se amilanó. Aportó intensidad y contundencia en la medular.

BODIGER Lento. No fue el mejor partido del francés, que no logró imponer su ley en el centro del campo, muy dominado por Salva Sevilla. La amarilla que vio en la primera parte le condicionó demasiado.

DE LAS CUEVAS Redimido. El golazo con el que culminó la victoria blanquiverde le redimió del penalti fallado en la primera parte. Volvió a demostrar que cuando está con chispa es un jugador desequilibrante en ataque.

ANDRÉS MARTÍN La esperanza. La esperanza de este Córdoba lleva su nombre y apellidos. Un chaval debutante que se deja el alma y que además genera tanto peligro es una bendición. Sin ver puerta, dio un gol y provocó un penalti.

JAIME ROMERO Luces y sombras. Especialmente espeso en la primera parte, lo que provoco que su equipo buscara mucho más la banda contrario con De las Cuevas. De una buena diagonal suyo llegó el golazo definitivo.

PIOVACCARI Letal. El italiano ha chupado mucho banquillo esta temporada, quizás más del merecido y sobre todo después del mercado invernal, cuando la recomposición de la plantilla le dejó en un segundo plano. Sin embargo, sin alzar la voz y a base de trabajo, aprovechó su oportunidad por la ausencia de Carrillo en Cádiz y ante el Mallorca demostró que es el hombre con más gol del plantel blanquiverde. No necesita aparecer mucho el veterano ariete para hacer diana. De hecho, en prácticamente el primer toque de balón antes los bermellones abrió el marcador. En el segundo acto, con su equipo muerto anímicamente tras el empate, lo resucitó con el 2-1. Dos goles y un incordio tremendo para la zaga rival, su gran bagaje. Lástima que no estará en Elche por sanción.

ÁLEX VALLEJO Colocado. Puso algo de más orden en la medular blanquiverde en la segunda parte, porque pese a ser un jugador lento en el repliegue, tiene buena colocación y no le suelen coger fuera de sitio.

CARRILLO Sacrificado. Salio con el resultado ya muy de cara, con la misión de dar oxígeno al ataque e intentar aguantar el balón lejos de la portería propia. Se sacrificó defensivamente aunque participó poco en el juego.

BLATI TOURÉ Sin peso. Debía ser el hombre que tranquilizara el partido con el marcador favorable, haciendo que su equipo tuviera más el balón, pero tuvo poco peso en la medular, más allá del repliegue defensivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios