Córdoba CF Jesús Álvaro y las ganas de "tocar el césped" de nuevo

  • El canario apuesta por terminar la temporada, pese a que eso pueda suponer "jugar cada dos o tres días"

  • "Parece una película de miedo, pero hay veces que la realidad supera a la ficción", lamenta sobre el coronavirus

Jesús Álvaro conduce el balón con Carrasquilla persiguiéndolo. Jesús Álvaro conduce el balón con Carrasquilla persiguiéndolo.

Jesús Álvaro conduce el balón con Carrasquilla persiguiéndolo. / Álex Gallegos

Después de superar la tercera semana sin fútbol, los jugadores del Córdoba CF no ocultan ya su anhelo de regresar al césped. Un deseo común al que puso voz Jesús Álvaro. El canario reconoce que la crisis sanitaria derivada del coronavirus "parece una película de miedo" tras la cual apuesta por regresar a la competición para "terminar la temporada", aunque eso suponga comprimir el calendario al máximo.

El lateral izquierdo blanquiverde comentó sobre su forma de llevar esta cuarentena que "la mente tiene que estar fuerte para saber que igual nos queda más de lo que ya hemos hecho", al margen de que él es "de estar en casa y no me afecta tanto el no salir, aunque siempre tienes ganas de dar una vuelta". "De todas formas, con dos niñas tengo poco tiempo para aburrirme", bromeó el tinerfeño.

Precisamente de las noticias que llegan de su tierra anda también muy pendiente Jesús Álvaro estos días. El zurdo puede decir con alivio que su familia "de momento está bien", al tiempo que aporta una visión cercana de lo que está pasando porque "por lo menos diez miembros de mi familia trabajan en Sanidad y me cuentan que la situación está controlada allí, pero que es complicada igualmente por la incertidumbre que hay a nivel nacional".

En lo personal, Álvaro apuntó que "después de lo que pasó en China nos podíamos imaginar lo que sería", pero eso no quita para que la situación en España le recuerda a "una película de miedo, pero hay veces en las que la realidad supera a la ficción". Algo que reconoce es "una pena, porque los temas de salud son complicados, y a mí no me ha tocado de cerca, pero me pongo en el lugar de los familiares de la víctima y es una locura, tienen que ser momentos muy complicados".

De vuelta al fútbol, el lateral izquierdo fue claro al expresar su opinión sobre la forma de reanudar la competición cuando las condiciones lo permitan. "Yo creo que la gran mayoría de jugadores pensará que hay que acabar la temporada, si es en verano pues en verano. Las vacaciones ya se pensará cuándo nos las dan, pero hay que acabarla. Supongo que se jugará entre semana y será más intenso, pero hay que ir a por ello. Nosotros tenemos un objetivo muy claro y vamos a ir a por todas", comentó al respecto.

Para esa hipotética vuelta a los terrenos de juego, el carrilero creo que "seguramente necesitemos una semana y media o dos, lo que estimen los fisios, que supongo que llegarán a un consenso" de preparación, porque "después tocará jugar cada dos o tres días, pero eso no importa porque lo que queremos todos es terminar la temporada".

De momento, como el resto de sus compañeros, Jesús se entrena en casa, aunque reconoce que "se hace un poco complicado el tema de correr. No se puede salir a la calle o zonas comunes y está complicado, pero entiendo que lo primero es la salud. Eso es lo único que no se puede hacer en casa, pero todo lo demás sí se puede hacer". Además, tanto los médicos como el cuerpo médico del club les dan "caña con los ejercicios y la dieta y hay que hacerlo lo mejor posible porque esto, no sé si pronto o tarde, pero empezará, y tenemos que llegar de la mejor forma, para eso somos profesionales y para eso nos pagan".

El canario también tuvo palabras para analizar la llegada de Sabas, del que bromeó asegurando que "debe estar flipando, porque entrenó tres días y ya está en casa", para añadir ya más en serio que ahora a los jugadores les toca "adaptarse lo más rápido posible, y en ese sentido el parón nos viene bien porque si al final tenemos dos semanas para adaptarnos, tenemos ganas de coger las ideas del nuevo entrenador, ser esponjas". Algo que tanto él como sus compañeros ansían, ese "primer día para poder tocar el césped".

Cuando eso se produzca, al Córdoba CF le quedarán por delante diez partidos que afrontar "con ganas e ilusión, con ilusión de ir a cada partido como si fuera una final porque cada punto ya es oro". Álvaro tiene claro que "van a ser jornadas complicadas, pero con los jugadores que tenemos podemos hacer un buen papel en lo que nos queda".

Para ello, el carrilero considera clave también el papel de la afición, a la que pidió que "no nos dejen, que sigan como siempre y apoyen al equipo ahora más que nunca porque los vamos a necesitar. No vale rendirse ahora. Al final, todo el que sume es bienvenido y cuando van al campo a animar se nota y mucho. Que vayan al campo, que disfruten del fútbol y que griten, pero sobre todo que estén con nosotros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios