Córdoba CF Entrenador, una profesión de riesgo en el Grupo IV

  • El Recreativo de Huelva destituye a Alberto Monteagudo, al que sustituirá Claudio Barragán

  • Casi la mitad de los rivales del Córdoba CF han buscado un revulsivo con el cambio en el banquillo

Alberto Monteagudo, el último técnico destituido en el Grupo IV de Segunda B. Alberto Monteagudo, el último técnico destituido en el Grupo IV de Segunda B.

Alberto Monteagudo, el último técnico destituido en el Grupo IV de Segunda B. / Alberto Domínguez

La profesión de entrenador de fútbol está siempre sujeta a cambios repentinos en cortos espacios de tiempo. Los técnicos suelen ser los señalados cuando un equipo no marcha como se esperaba, y en esta temporada en el Grupo IV de Segunda División B los cambios están siendo la tónica general.

El último en buscar un revulsivo a su mal momento con el cambio de técnico es el Recreativo, que ha anunciado la destitución de Alberto Monteagudo. Los onubenses han ganado solo uno de sus últimos cinco partidos y se encuentran en la zona media-baja de la tabla, mucho más cerca de los puestos de descenso que de la zona de promoción de ascenso. Claudio Barragán, ya confirmado por parte del Decano, será el sustituto de Monteagudo, en busca de una reacción que permita al cuadro albiazul salvar la temporada de la mejor manera posible.

El cese de Monteagudo no es ni mucho menos una sorpresa, en una campaña en la que los técnicos están siendo los principales señalados ante la falta de resultados. El propio Córdoba CF recurrió al cambio en el banquillo cuando el equipo de Enrique Martín languidecía, y ahora parece haber encontrado el rumbo de la mano de Raúl Agné.

Pero el ejemplo del club blanquiverde no es, ni mucho menos, el que más cunde. Otros equipos como el Mérida o el Algeciras, por ejemplo, apostaron por el relevo de técnico y siguen sin encontrar los resultados deseados, pues ambos se mantienen en los puestos de descenso. Tampoco el UCAM Murcia, que partía como claro favorito a pelear por el play off, parece corregir su decadencia, después de apostar hace unas semanas a Miguel Rivera.

Aunque la tónica habitual es que los cambios en el banquillo se produzcan en equipos de la zona baja, este año en el Grupo IV ni siquiera se escapan algunos de los favoritos al ascenso. El Córdoba CF fue el primer en virar el rumbo de su proyecto, pero el Badajoz y el Cartagena también lo han hecho después. En el caso de los cartageneros, eso sí, fue el propio Gustavo Munúa el que decidió marcharse. A Mehdi Nafti en el Badajoz le pasó factura una minicrisis de resultados y su particular relación con los rectores del club pacense.

En total, nueve de los 20 conjuntos del Grupo IV de Segunda B han cambiado ya de técnico, en una temporada en la que la profesión de técnico está siendo más de riesgo que nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios