Cádiz B - Córdoba CF | La crónica
  • Los blanquiverdes, muy superiores desde el inicio del duelo, se deshacen de un filial amarillo sin mordiente

  • Los de Germán Crespo se reencuentran con el triunfo lejos de casa y dan otro golpe de autoridad

El ciclón imparable (0-4)

Javi Flores celebra el 0-2 ante la presencia de Jinjolava. Javi Flores celebra el 0-2 ante la presencia de Jinjolava.

Javi Flores celebra el 0-2 ante la presencia de Jinjolava.

Julio González

Feroz y contundente. El Córdoba CF volvió a demostrar sus armas y se alzó con un triunfo claro ante el Cádiz B, que hincó la rodilla ante el ciclón cordobesista. Los blanquiverdes, muy superiores a su rival desde el comienzo, se reencontraron con la victoria lejos de casa y recupera las mejores sensaciones lejos de El Arcángel. Tres puntos más y tercera victoria consecutiva en un mes de enero para enmarcar. Tres de tres y y el objetivo más cerca. 

Con la moral elevada del buen arranque de 2022, Germán Crespo movió su once inicial respecto a la última cita ante el Xerez DFC y dio entrada a José Ruiz, Gudelj y Álex Bernal por Puga, el lesionado José Alonso y Julio Iglesias. Desde el arranque del partido, los blanquiverdes no quisieron que el filial amarillo desplegase sus armas y se hizo pronto con el control del duelo.

Solo se llevaban dos minutos de juego y Adrián Fuentes, que se ganó seguir de titular tras su gran encuentro ante el Xerez DFC, dio el primer aviso. Acto seguido, Ekaitz Jiménez arrancó la moto y se metió hasta la cocina, pero su disparo lo sacó a saque de esquina Víctor Aznar. En ese mismo córner, Miguel de las Cuevas buscó el gol olímpico, pero el meta local estuvo muy atento.

El Córdoba CF, arropado por cerca de 200 espectadores, arrancó con fuerza y con una clara intención de poner su rubrica al encuentro. Seis minutos de juego y llegó el premio al buen comienzo blanquiverde. Entre Miguel de las Cuevas y Curro dejaron el balón muerto al borde del área y ahí apareció Willy Ledesma para pegar un punterazo que se coló en el fondo de la red de Víctor Aznar. 0-1 y todo viento en popa para los de Germán Crespo con el gol del de Torremejía. Ya son 12 en Liga.

Con el 0-1, el Cádiz B, al que le costaba un mundo sacar el balón jugado desde atrás por la fuerte presión de los cordobesistas, buscó crear algo de peligro al área de Carlos Marín. Pero el meta almeriense no sufrió en exceso. Tras unos minutos de toma y daca, el filial amarillo probó fortuna con una falta botada por Jinjolava que cabeceó Cordero por encima del larguero de la meta blanquiverde.

De las Cuevas intenta esquivar a Curro e Iván Chapela. De las Cuevas intenta esquivar a Curro e Iván Chapela.

De las Cuevas intenta esquivar a Curro e Iván Chapela. / Julio González

Antes de llegar al descanso, el Córdoba CF, que hizo un notable primer tiempo en la Ciudad Deportiva El Rosal, puso tierra de por medio. Un mágico pase de Miguel de las Cuevas lo cazó Adrián Fuentes, pero el disparo del madrileño lo sacó Víctor Aznar. Sin embargo, Javi Flores cogió el rechace y batió la meta local con un buen lanzamiento desde la frontal del área. Segundo mazazo para los de Alberto Cifuentes que estuvieron a merced de un conjunto blanquiverde muy metido en el partido. 

Con Visus y Gudelj muy certeros atrás, la guinda pudo llegar al borde del descanso cuando Miguel de las Cuevas entró por el costado izquierdo, pero el pase atrás del alicantino hacia Simo lo sacó Berenger a saque de esquina. Hubiera sido el gran premio para un Córdoba CF que tenía encarrilado el choque a falta de la segunda mitad.

Más mordiente tras el descanso

Tras el paso por los vestuarios, el Cádiz B buscó dar un paso hacia adelante. Sin embargo, se topó con un imperial conjunto blanquiverde. Tras un aviso de Miguel de las Cuevas, los de Germán Crespo mostraron su pegada en una rápida contra. Adrián Fuentes inició la cabalgada por la derecha, pasó a Simo y éste devolvió el balón al atacante madrileño para marcase con un tiro ajustado al palo derecho de Víctor Aznar el 0-3. Noveno tanto del ex del Real Murcia que está a un nivel excelente en este inicio de año.

Con todo decidido, el Córdoba CF siguió a lo suyo ante un cuadro gaditano que se vino abajo. Desquiciado por el juego de los de Germán Crespo, los de Cifuentes, que acumulaban seis citas seguidas sin perder, se toparon con un feroz conjunto blanquiverde que demostró en la Ciudad Deportiva El Rosal su superioridad en este Grupo IV de Segunda RFEF.

A falta de media hora, Cifuentes movió el banquillo para intentar cambiar el rumbo de un duelo que estaba decidido. Germán Crespo, acto seguido, hizo lo mismo. Con Visus y José Ruiz amonestados, el técnico nazarí no quiso problemas y dio entrada a Bernardo Cruz y Puga. Además, dio más empaque al centro del campo con la entrada de Toni Arranz por Javi Flores.

Adrián Fuentes pelea con Berenger. Adrián Fuentes pelea con Berenger.

Adrián Fuentes pelea con Berenger. / Julio González

Era el momento de madurar el partido y que el tiempo corriese. Estaba todo hecho y solo quedaba ponerle la guinda. Los amarillos no daban pie con bola ante un conjunto blanquiverde que siguió a su ritmo. Estuvo cerca Willy Ledesma de marcar el cuarto, pero se topó con Víctor Aznar. Cómodo en el terreno de juego, este Córdoba CF es un rodillo en ataque. Un ciclón que no sabe por dónde te pueda entrar, pero llega gracias al buen hacer de jugadores como Simo, Miguel de las Cuevas, Adrián Fuentes o Willy Ledesma. 

Incluso hubo tiempo para dar respiro a los jugadores más desequilibrantes de este Córdoba CF demoledor. Luismi entró por el renovado Simo, al que tuvieron que frenar en faltas los zagueros gaditanos, antes de que Gudelj intentase marcar de chilena lo que pudo ser una obra de arte tras cazar un saque de esquina botado por Miguel de las Cuevas. 

En la recta final del pleito, Germán Crespo dio entrada a Julio Iglesias por un Adrián Fuentes que se retiró con una ligera molestia tras una internada por la banda derecha. No hay que arriesgar cuando todo está decidido. Incluso el daño al filial amarillo pudo ser mayor. De las Cuevas, muy participativo, buscó su diana también, pero su disparo salió fuera por poco.

Sin descanso y con hambre de ir a por más, el Córdoba CF, que también supo jugar con los tiempos, jugaba y jugaba. De un lado al otro para trenzar mejor la jugada. Y con la vista siempre en llegar al área de Víctor Aznar. Atrás Bernardo y Gudelj no sufrían y Carlos Marín era un mero espectador del buen partido de sus compañeros.

A pesar de los intentos locales de intentar llegar al área cordobesista, el poderío de los de Germán Crespo, físicamente también muy superiores, hizo que los de Cifuentes se topasen una y otra vez contra un muro infranqueable. El tiempo, mientras tanto, avanzaba con todo ya decidido y con un Cádiz B que tuvo una clara en las botas de Rodallega pero ahí apareció un inmenso Carlos Marín.

Willy Ledesma, ante la presencia de Bernal, intenta evitar el avance de un rival. Willy Ledesma, ante la presencia de Bernal, intenta evitar el avance de un rival.

Willy Ledesma, ante la presencia de Bernal, intenta evitar el avance de un rival. / Julio González

A la contra, Luismi pudo poner el 0-4, pero su lanzamiento salió por encima del larguero. A la segunda que tuvo el de Plasencia, no falló y pudo celebrarlo junto a los aficionados cordobesistas desplazados, que disfrutaron una vez más de un equipo que se reencontraba con el triunfo lejos de El Arcángel. Tres puntos más y los rivales cada vez más lejos. El objetivo se acerca semana tras semana y solo es cuestión de tiempo para poner la rubrica al ascenso a Primera RFEF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios