Antequera CF - Córdoba CF | La crónica
  • Los blanquiverdes sacan adelante el partido gracias a un tanto de Omar Perdomo en el tiempo de descuento

  • Los de Germán Crespo, justos vencedores, tras un partido que no atinaron a cerrar antes por la falta de acierto en ataque

Una diana que vale oro (0-1)

Omar y Casas festejan el gol marcado en El Maulí. Omar y Casas festejan el gol marcado en El Maulí.

Omar y Casas festejan el gol marcado en El Maulí.

Juan Ayala

Salvados por Omar Perdomo y una diana que vale oro. El canario, que salió en la recta final del partido, atinó a batir a Iván Moreno y selló así un justo triunfo del Córdoba CF ante el Antequera en un El Maulí muy blanquiverde gracias a los más de mil aficionados que acompañaron a los de Germán Crespo, que siguen sumando puntos y ya cuentan con 58 en su casillero para ser un poco más líderes.

En un partido que controlaron en todo momento, sólo la falta de acierto en los metros finales hizo que los malagueños estuviesen a punto de sacar un empate. No fue así gracias a Omar Perdomo, que necesitaba ese tanto para sentirse de nuevo importante. Con este triunfo, el Córdoba CF da otro paso adelante hacia su objetivo final del ascenso a Primera RFEF, pues ya aventaja en nueve puntos a un Cacereño que aplazó su choque ante el Mensajero. 

Hasta cuatro cambios realizó Germán Crespo en su once inicial respecto al que puso en escena una semana antes frente al Mensajero. Puga, Visus, Adrián Fuentes y Willy Ledesma retornaron a la titularidad, mientras que José Ruiz, Luismi, Casas y el sancionado Gudelj se quedaron fuera. Esta última ausencia llevó a José Cruz a jugar en el perfil izquierdo de la zaga.

Desde el comienzo, con toda la grada de preferencia de El Maulí, donde había más de 1.000 seguidores cordobesistas animando a su equipo, el Córdoba CF se hizo con el control del balón ante un Antequera que esperó atrás para buscar rápidas salidas a la contra. La lección estaba bien aprendida en el conjunto malagueño. Eso sí, las ocasiones blanquiverdes se fueron multiplicando sobre la portería de Iván Moreno.

Willy Ledesma, muy activo en la primera mitad, fue el primero que probó fortuna con un disparo que se fue desviado a los dos minutos de juego. Acto seguido, Carlos Puga metió un medido centro desde la derecha que cabeceó el de Torremejía, pero apareció la figura de Iván Moreno. Los visitantes robaban pronto un balón que le duraba poco al Antequera, que sólo defendía en este arranque de partido.

Adrián Fuentes es presionado por Sergio Díaz. Adrián Fuentes es presionado por Sergio Díaz.

Adrián Fuentes es presionado por Sergio Díaz. / Juan Ayala

En busca de ese ansiado gol, el Córdoba CF lo volvió a intentar antes de llegar al cuarto de hora en una acción ofensiva que arrancó con un gran pase en largo de Javi Flores hacia Willy Ledesma, escorado a la izquierda. El extremeño vio a De las Cuevas, pero el alicantino se topó en su remate con un zaguero del cuadro malagueño, que desvió a saque de esquina. En la continuación, el 10 puso el centro al corazón del área y Adrián Fuentes cabeceó fuera por poco.

Los blanquiverdes lo intentaban y era solo cuestión de atinar con los tres palos. La mejor ocasión del Córdoba CF de la primera mitad fue para un Willy Ledesma que se topó con una enorme intervención de Iván Moreno tras cabecear un gran centro de un veloz Carlos Puga. Con la grada cordobesista animando, tocaba seguir remando. Eso sí, el partido se fue trabando con el paso de los minutos. 

En la recta final de la primera mitad, el Antequera se acercó a las inmediaciones de un Carlos Marín que fue un mero espectador hasta este tramo final. Sin mordiente arriba, los malagueños no crearon excesivo peligro a la defensa de un Córdoba CF más atascado en ataque en estos últimos minutos previos al tiempo de descanso.

Con un disparo de Simo, que se fue fuera por muy poco, y un saque de esquina directo botado por el cordobés Luismi en el área cordobesista, que atajó en dos tiempos Carlos Marín, acabó una primera mitad a la que faltó más fortuna en ataque a los de Germán Crespo, que se fueron a vestuarios con la sensación de merecer más.

Tras el paso por los vestuarios, el guion no varió nada. El Antequera, bien armado atrás, esperaba para salir a la contra, mientras que el Córdoba CF siguió a lo suyo. El balón para los blanquiverdes, aunque la telaraña local incomodó en exceso a los de Germán Crespo. El partido estaba para el que acertase. Ese se lo llevaría. Los locales se fueron creciendo a nivel defensivo ante un cuadro cordobesista que seguía sin tino en el remate.

Willy Ledesma chuta ante la presencia de Esteban Orozco. Willy Ledesma chuta ante la presencia de Esteban Orozco.

Willy Ledesma chuta ante la presencia de Esteban Orozco. / Juan Ayala

 

Con el paso de los minutos, las ocasiones más claras fueron para los blanquiverdes, sin acierto en El Maulí. Adrián Fuentes y Simo no atinaron entre los palos. No era el día. Incluso el Antequera tuvo el 1-0 en una acción ofensiva del excordobesista Sergio García, pero su disparo salió rozando el palo derecho de la portería de Carlos Marín.

El partido avanzaba y Germán Crespo movió ficha. Antonio Casas y Luismi entraron por De las Cuevas y un desdibujado Simo, sin la chispa de otras ocasiones. Y las ocasiones siguieron siendo del lado blanquiverde. Willy cabeceó alto un medido centro de Luismi. El ataque con más pólvora del Grupo IV no acertaba a batir a Iván Moreno, lo que dio alas a los locales.

Quedaban menos de veinte minutos y el partido entró en la recta final tal y como empezó, con el 0-0 en el marcador. Y no fue por falta de ocasiones, sobre todo visitantes. Willy tuvo una más, pero mandó demasiado alto su disparo. No sería por más insistir, era cuestión de atino simplemente. Y el Córdoba CF no acertaba. Adrián Fuentes, Willy, Casas o Luismi buscaban una y otra vez el marco de Iván Moreno, pero el duelo llegó a la recta final con todo por decidir.

A diez del 90, tras la entrada de José Ruiz y Julio Iglesias al campo, el Antequera pudo hacer mucho daño. Sin embargo, apareció la figura de un inmenso Carlos Marín que sacó una gran mano para frenar el disparo desde la frontal del área de Escardó. Con cada vez menos tiempo, Germán Crespo dio entrada a Omar Perdomo por Willy Ledesma, la última bala para intentar revertir el empate inicial. Y el canario, muy activo tras dos partidos fuera de onda, buscó por el costado izquierdo meter más mordiente al ataque cordobesista.

Negado de cara a puerta, Casas tampoco atinó tras un centro de Adrián Fuentes. La pelota no quería entrar. Y lo estaba pagando muy caro el cuadro blanquiverde, que dispuso de las mejores oportunidades. Sin embargo, el Antequera hizo su partido y consiguió frenar a un Córdoba CF sin acierto. Además, en los últimos minutos, los malagueños hicieron de las suyas para perder todo el tiempo posible. Y lo pagaron caro porque al final el que lo busca, lo encuentra. Casas abrió hacia Omar Perdomo, que puso el 0-1. Éxtasis del jugador canario con un tanto que lo celebró con los más de mil cordobesistas presentes en El Maulí. Un merecido tanto para un futbolista que lo necesitaba como agua de mayo. 

Visus lucha un balón junto al excordobesista Sergio García. Visus lucha un balón junto al excordobesista Sergio García.

Visus lucha un balón junto al excordobesista Sergio García. / Juan Ayala

 

Ahora tocaba aguantar las acometidas finales del Antequera. Se fueron con todo arriba los malagueños. Y tuvieron que sufrir los blanquiverdes en un par de saques de esquina, en los que Carlos Marín estuvo muy atento. Ahí acabó todo y se desató la euforia cordobesista. La piña con Omar Perdomo es tan necesaria como justa. Sigan. Ya queda menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios