Córdoba CF

  • El de Torremejía, al que le queda un año de contrato en la entidad blanquiverde, asegura que aún "queda muchísimo" por remar para conquistar el ascenso a Primera RFEF

Willy Ledesma: "A veces hay que tocar fondo para que pasen cosas buenas"

Willy Ledesma posa apoyado en una portería de la Ciudad Deportiva. Willy Ledesma posa apoyado en una portería de la Ciudad Deportiva.

Willy Ledesma posa apoyado en una portería de la Ciudad Deportiva.

Córdoba CF

A la hora del café y tranquilo en casa atendió Willy Ledesma, el máximo goleador del Córdoba CF, la llamada de el Día. El de Torremejía, que se muestra "contento" por cómo le esta yendo este curso, está disfrutando de una temporada que debe acabar con el ascenso a Primera RFEF, aunque aún "queda muchísimo" por remar. Eso sí, de momento todo va viento en popa y a las mil maravillas. Quizás sea porque Córdoba tiene "un campo y una afición de Primera División".

–¿Qué sensaciones tiene actualmente con el equipo? ¿Está en el mejor momento el equipo?

–Sí, creo que cualquiera hubiera pedido esto en la fecha en la que estamos. Nos quedan dos partidos y la verdad es que estamos pensando en ellos porque podemos acabar el año muy bien.

–Ceuta y Mensajero, ¿con ganas de volver a la senda positiva fuera de casa y dar un golpe encima de la mesa para sacar más de 10 puntos a los rivales?

–Es verdad que los dos últimos partidos fuera de casa no hemos conseguido la victoria, pero estamos haciendo un gran año y sabemos de la importancia que tienen estos dos partidos que nos vienen ahora. Vamos con la máxima ilusión y respeto hacia los rivales, pero vamos con las ganas y la mentalidad de que tenemos que conseguir los tres puntos.

–Ceuta, un rival que perdió el primer partido en casa y no ha vuelto encajar gol ni perder en el Murube.

–Es un rival como todos, peligroso y fuerte en su campo. Vienen de una racha positiva ahora mismo y sabemos de la dificultad del partido, por el campo que es y por el terreno de juego que es, que es de césped artificial. Se no está atragantando el césped artificial, pero tenemos una nueva oportunidad para decir aquí estamos y en césped artificial también hacemos las cosas bien, y con esa mentalidad vamos a ir.

–¿El Ceuta es uno de los rivales a pelear por lo máximo también?

–Sí. Hay rivales que van a despertar en la segunda vuelta seguro. El Ceuta no empezó del todo bien y ahora mismo tienen una racha positiva. Conocemos a su entrenador, a sus jugadores, saben a lo que juegan y tienen las ideas claras, pero nosotros tenemos que mirarnos a nosotros mismos. El principal rival del Córdoba somos nosotros mismos. Vamos a ir al partido a hacer un gran partido, que es lo que estamos acostumbrado a hacer en El Arcángel, pero nos está faltando eso hacerlo ahora fuera de casa.

–¿Tiene el Córdoba algún rival en esta categoría?

–De la forma que empezamos el año y estamos disputando los partidos, creo que el principal rival somos nosotros. Si salimos con la intensidad y la concentración que estamos teniendo, creo que el rival somos nosotros. Es verdad que tenemos que respetar a todos los rivales porque cualquier partido es complicado. Cualquier rival te puede ganar cualquier partido. Al final, es once contra once, pero si estamos concentrados al 100% y mentalizados de que tenemos que sacar los tres puntos, el principal rival somos nosotros.

–¿Ve el objetivo del ascenso cerca o queda aún mucho por remar?

–Queda muchísimo. Quedan muchos partidos y campos complicados, nosotros desde primera hora dijimos de ir partido a partido. Es la típica frase que se dice, pero en realidad es así. Si vas partido a partido, seguramente tendrás el objetivo más cerca. Al final, es a largo plazo, pero si vas ganando partidos y miras al partido siguiente, te da esa confianza para sacar los partidos.

–En el panorama nacional volvió a sonar Córdoba con el título de la Copa RFEF y con la eliminatoria de Copa del Rey ante el Sevilla.

–Parece que la Copa Federación ha sido fácil porque es la Copa Federación, pero hemos jugado muchos partidos fuera de casa con equipos que lo están haciendo muy bien. Y el partido ante el Sevilla la verdad es que lo ha disfrutado toda la afición. Nunca había visto el campo así, bastante lleno, pero fue para disfrutar esos dos partidos y creo que esta ciudad y esta afición se lo merecían.

–¿Ha costado mucho jugar miércoles-domingo durante los últimos tres meses?

–Sí, es verdad que han ido cayendo compañeros por el camino con tema de lesiones. Ha sido complicado, pero el equipo ha competido bien en todos los partidos. Tenemos una plantilla de 22 jugadores y al final te hace ser un equipo grande porque juegue quién juegue lo hace bien. El equipo lo ha demostrado y estoy contento por todos los compañeros porque hemos conseguido cosas que vamos a recordar para siempre.

–Quizás esto ha hecho que todos estén a un gran nivel en la plantilla.

–Al jugar miércoles-domingo, el míster ha ido rotando. Estamos todos enchufados porque vamos todos a una misma dirección y hemos competido superbien.

–¿Semanas como la actual, sin partido entre semana, también vienen bien?

–Sí. El cansancio ha sido en una posición, así que hemos tenido varias lesiones muy seguidas y en el centro del campo hemos estado justitos. Ya con ganas de descansar un poco y disfrutar de la familia que tan bien nos lo merecemos.

–A la vuelta de las Navidades, sólo partidos los fines de semana, ¿lo notarán también?

–Será mejor para nosotros. El que no esté enchufado durante los entrenamientos lo pasará mal y así estaremos todos enchufados. Las lesiones merman al equipo y ojalá no se lesione nadie.

–Me ha hablado antes de la Copa Federación, ¿qué supone ese título para el equipo?

–Yo que tengo 30 años, lo recordaré para siempre porque no ha sido fácil. El grupo lo ha disfrutado y hay muchos jugadores que no la habían jugado nunca, pero la verdad es que nos lo merecemos porque somos un gran grupo.

–Después de estos últimos años en los que se ha pasado bastante mal, no cree que alegrías así son necesarias.

–A veces hay que tocar fondo para que pasen cosas buenas y ahora en Córdoba creo que está pasando eso y ojalá los próximos años sean de éxito y empecemos por este año.

–¿El ascenso lo damos por garantizado?

–No hay que echar las campanas al vuelo. Estamos muy bien, haciendo buen fútbol y si estamos como lo estamos haciendo es difícil que se nos escape el ascenso, pero hay que ir partido a partido.

Willy sonríe tras el entrenamiento en la Ciudad Deportiva. Willy sonríe tras el entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Willy sonríe tras el entrenamiento en la Ciudad Deportiva. / Córdoba CF

–Es culpa de Germán, de los jugadores, de la unión que hay para que vaya todo tan bien.

–Creo que es cúmulo de todas las cosas. La afición ha hecho un papel fundamental también. Germán ha hecho un trabajo en pretemporada y tiene los conceptos clarísimos y los jugadores los hemos cogido a la perfección. Somos un grupo que si uno tiene mal día, los demás le echamos una mano. La dirección deportiva ha hecho un grupo sensacional y al final es un cúmulo de muchas cosas y por ahora va todo bien.

–Es de los pocos que siguen del curso pasado, pero esa mezcla de juventud y experiencia ha venido muy bien al grupo.

–Los números lo están diciendo. El equipo compite bien y estamos consiguiendo unos números de récords. El grupo manda en los resultados y en el juego y estoy contento por ello.

–En el apartado personal tampoco tiene queja.

–Disfrutando del momento, del equipo, del juego y la verdad que superfeliz y con la conciencia tranquila de que la decisión que tomé en verano fue la correcta.

–Y además marcando goles, y muchos.

–Sí. Todo el mundo sabe que soy un jugador que se caracteriza por trabajar para el equipo, pero si vienen los goles la verdad que mucho mejor y muy feliz por el momento.

–Antonio Casas y Adrián Fuentes vienen marcando goles, sana competencia la de los tres en todo momento.

–Sí, por supuesto. Al final te hace mejor jugador, hace que el equipo sea mejor y esa es la esencia de este equipo. Cualquier jugador que sale, lo hace bien, te están apretando y si te relajas te pueden quitar el puesto.

–¿Tuvo dudas de seguir este pasado verano?

–Tenía la espinita de que no me podía ir de aquí tras un descenso. Tenía la conciencia tranquila de que me iba a quedar, tenía las cosas claras y al final me quede y estoy disfrutando.

–¿Eso no supone que se vaya si se consigue el ascenso?

–A mí me queda un año más de contrato. Espero cumplirlo y quién dice que no siga más años aquí. La verdad que me gustaría estar más años aquí y eso es trabajar día a día y demostrar que puedo seguir.

–Ha salido idolatrado de Extremadura y ahora en Córdoba se ha ganado también la confianza de la afición.

–Mi forma de jugar, mi forma de ser. La afición se siente identificada porque soy un jugador que se deja todo en el campo, por su equipo y su camiseta. Si encima te dejas todo en el campo y te entran los goles, estoy agradecido a la afición porque siento el cariño y lo siento de verdad.

–¿Se queda con algún gol?

–No, no me quedo con ninguno. Cualquier gol es importante para mí y ojalá que sean muchos más.

–¿Es el año que más está disfrutando de blanquiverde?

–Cuando llegue tuve la mala suerte de la pandemia y el año pasado todo el mundo sabe que fue un fracaso y ahora mismo estoy disfrutando mucho. Con todos los que hablo, se lo digo, que estoy disfrutando de un campo y una ciudad de Primera División, de que se meten en el campo siete u ocho mil personas y eso cualquier equipo no lo tiene y estoy disfrutando de estos momentos.

–¿Tiene Willy pilas para rato?

–Sí. Me encuentro muy bien físicamente y muy bien en el día a día y ojalá pueda estar mucho tiempo aquí.

–¿Contento en la ciudad?

–Sí. Mi familia y yo estamos súper a gusto. Estamos a dos horas de casa. La ciudad nos ha acogido muy bien. Mi niña y mi mujer se han adaptado muy bien. Estamos muy felices de estar bien y ojalá podamos estar muchos años.

–¿Y con la gastronomía?

–También, también. Es un conjunto de una ciudad grande de que se vive todo muy pasional. Estoy disfrutando de estos años porque el fútbol no tiene memoria y no se sabe cuándo vienen los momentos buenos y los momentos malos.

–¿Quiere mandarle un mensaje a la afición?

–Poco hay que decir. Desde el primer minuto nos están ayudando. Aprovecho que ha salido la campaña de abonados de segunda vuelta para decirles que se abonen porque van a disfrutar de medio año muy bonito.

–¿Se disfruta mucho en El Arcángel?

–Sí. Es un ambiente de Primera División y eso el futbolista lo agradece. La realidad es que estamos en cuarta categoría, pero con este campo y esta afición te sientes de Primera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios