Córdoba CF

La RFEF y los sindicatos cubrirán el coste de los test de covid-19 semanales

  • La medida se aplicará en la Segunda B y la Tercera División, la Primera y Segunda femeninas y las dos primeras categorías del fútbol sala, tanto masculino como femenino

Alain Oyarzun pasa un test de coronavirus antes de entrenar en la Ciudad Deportiva del Córdoba CF. Alain Oyarzun pasa un test de coronavirus antes de entrenar en la Ciudad Deportiva del Córdoba CF.

Alain Oyarzun pasa un test de coronavirus antes de entrenar en la Ciudad Deportiva del Córdoba CF. / Córdoba CF

La Real Federación Española de Fútbol y los sindicatos de jugadores y jugadoras de fútbol y fútbol sala han alcanzado un acuerdo para garantizar la realización de test de antígenos para detectar posibles casos de coronavirus con una periodicidad semanal en todos los equipos de las competiciones de ámbito estatal profesionalizadas.

Esta medida, que supone una tranquilidad económica importante para los clubes, se implanta de momento durante las 12 primeras semanas de la competición y podría alargarse en función de la situación sanitaria cuando finalice ese periodo de tiempo. Su implantación beneficiará a los clubes de Segunda B y Tercera División en el fútbol masculino, a los de Liga Iberdrola y Reto Iberdrola en el fútbol femenino, y a los conjuntos de Primera y Segunda de fútbol sala, tanto en categoría masculina como femenina.

En clave del deporte cordobés, los equipos que se beneficien de esta medida impulsada por la RFEF y los sindicatos serán el Córdoba CF y su filial, el Salerm Puente Genil, el Ciudad de Lucena, el Pozoblanco, el Córdoba Femenino, el Pozoalbense, el Córdoba Futsal y el Cajasur Deportivo Córdoba.

Todos estos equipos, así como sus rivales, deberán pasar los test de antígenos para la detección del coronavirus entre 72 y 48 horas antes de los partidos oficiales de casa fin de semana. Con ello se busca proteger al máximo a los deportistas de las categorías consideradas no profesionales, que quedaron encuadradas bajo la etiqueta de "profesionalizadas" que impuso la propia Federación.

Esta medida supone un coste inicial de 1.600.000 euros para un total de 353.500 test. La RFEF será la encargada de la supervisión y distribución de las pruebas entre los distintos equipos beneficiarios de estas ayudas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios