córdoba c.f.

Francisco toma las riendas

  • El Córdoba se decide por el técnico almeriense, que firma una temporada con una segunda opcional en caso de ascenso

  • Llega con su equipo de trabajo y será presentado el miércoles

Francisco Rodríguez da instrucciones desde el área técnica. Francisco Rodríguez da instrucciones desde el área técnica.

Francisco Rodríguez da instrucciones desde el área técnica. / carlos barba / efe

Francisco Javier Rodríguez Vílchez. Ese es el nombre del técnico que liderará desde el banquillo el primer proyecto inicial de Jesús León y Luis Oliver. El almeriense, de 40 años recién cumplidos y con 126 partidos oficiales en las dos primeras categorías -69 en clubes de Segunda-, fue el vencedor del extenso casting realizado por los rectores blanquiverdes desde el final del curso pasado para relevar a José Ramón Sandoval y que terminó de manera satisfactoria ayer mismo. El ex preparador del Lugo, que será presentado el próximo miércoles 4 de julio en El Arcángel en horario aún por confirmar, firma por sólo una temporada, con una segunda opcional en caso de ascenso, y llegará acompañado de su equipo de trabajo.

"Comienza una nueva andadura con un entrenador que se amolda al proyecto y a las pretensiones fijadas desde el club. Desde aquí, toda la confianza para Francisco, desde hoy cordobesista". Ese fue el mensaje de bienvenida lanzado por el presidente, Jesús León, minutos después de que se diera oficialidad a la elección del técnico almeriense como nuevo inquilino del banquillo cordobesista. Era la apuesta del máximo mandatario desde el primer momento, en parte por la amistad que les une, que aún así tuvo que sobrevivir a múltiples ofrecimientos y alternativas de la dirección deportiva para terminar vestido de blanco y verde.

Francisco firma sólo un año, premisa básica en la negociación para no hipotecar el futuro

El casting final tuvo ayer sobre la mesa los nombres de Francisco, Víctor Sánchez del Amo y Curro Torres. Y el elegido finalmente fue el más veterano en la nómina de aspirantes a ocupar el último banquillo libre de la categoría de plata. Un torneo que el almeriense ha conocido sólo en las dos últimas campañas, primero con el UCAM Murcia, al que no pudo salvar del descenso tras llegar en diciembre de 2016, y en el último ejercicio con un Lugo al que tuvo hasta el tramo definitivo con opciones de meterse en la pelea por el play off. Quizás ese regusto amargo y las ganas de volver cerca de casa fueron las que llevaron al joven preparador a rescindir el año de contrato que le restaba en el Anxo Carro el pasado 5 de junio.

Una temporada que ahora le da el Córdoba. Porque siguiendo los parámetros marcados por León y Oliver para no hipotecar lo más mínimo el futuro de la entidad, el almeriense sólo se ha comprometido para el curso venidero. Eso sí, su contrato recoge una cláusula de renovación automática en caso de ascenso a Primera División, categoría que Francisco conoce bien de su temporada y media en el Almería, tras un par de buenas campañas en el filial rojiblanco, el lugar donde empezó todo.

Ya en esa etapa, el técnico comenzó a conformar un grupo de trabajo que ahora le acompañará en su aventura en Córdoba. Los también ex futbolistas del equipo rojiblanco Jaime Ramos y José Manuel Rodríguez Ortega son sus ayudantes principales, siendo el primero de ellos su segundo y encargado de la estrategia, quedando los análisis del rival y el trabajo defensivo para el segundo; Sergio Pardo es el preparador físico. Los tres ya militaban con él hasta hace unos días en el Lugo.

Tras este primer y obligado paso, que culminará el miércoles con la presentación oficial del técnico, el Córdoba da por fin el pistoletazo de salida al proyecto 18-19, que debe acelerar durante la próxima semana. En el aire queda cerrar definitivamente la fecha de la vuelta al trabajo -será entre el 9 y el 11 de julio- y el lugar del stage estival, con alternativas en la costa española por si al final no acaba de concretarse el patrocinio de Panamá del que depende realizar la concentración allí, ya aprobada entre el 25 de julio y el 7 de agosto. Y al margen de eso, lo más importante: la confección de la plantilla, con renovaciones, altas y bajas, en las que algo tendrá que decir el nuevo entrenador, aunque el plan ya esté trazado por la cúpula.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios