Córdoba CF

La Federación pone en manos del Gobierno el inicio de la temporada 2020-2021

  • La RFEF considera imprescindible un plan transversal dictado por las autoridades sanitarias para echar a andar el nuevo curso

  • El organismo se compromete a comunicar a los clubes el inicio de las competiciones con al menos 30 días de antelación

Luis Rubiales, presidente de la RFEF. Luis Rubiales, presidente de la RFEF.

Luis Rubiales, presidente de la RFEF. / El Día

La Real Federación Española de Fútbol deja en manos del Gobierno y las autoridades sanitarias el arranque de las competiciones de fútbol y fútbol sala. La primera gran conclusión que deja la reunión de la RFEF con las territoriales es que no habrá importantes retrasos sobre lo previsto en el arranque de la temporada 2020-2021 en las categorías que van desde la Segunda B hacia abajo, más las dos primeras del fútbol sala y las dos primeras del fútbol femenino. Al menos por parte de la propia RFEF, que ha descargado su responsabilidad en los gobiernos central y autonómicos.

Así lo ha asegurado el organismo federativo a través de un comunicado, en el que ha dejado claro, eso sí, que considera indispensable la elaboración de un plan transversal dictado por las autoridades sanitarias que garantice y especifique todos los protocolos a seguir en la vuelta a los terrenos de juego. La RFEF, que ha descartado el retraso hasta finales de año del inicio del curso 2020-2021, no ha especificado sin embargo fechas concretas para ese arranque, aunque sí se ha comprometido a avisar a los clubes con al menos 30 días de margen.

En un extenso comunicado, la Federación ha remarcado la importancia de volver a la actividad con "garantías sanitarias y jurídicas y hacerlo lo más pronto posible", por lo que ha dejado en manos del Gobierno la elaboración de ese plan general para la vuelta del deporte, al que también aguardan otras ocho federaciones de deportes de equipo (Baloncesto, Balonmano, Hockey, Rugby, Patinaje, Natación, Voleibol y Béisbol) que se sumaron al organismo que representa Rubiales en una reunión con el Comité Olímpico Español (COE) para acordar un marco de actuación global en el deporte español durante esta crisis sanitaria.

En la reunión que la Federación ha celebrado este lunes con las Federaciones Territoriales, se ha acordado que cada una de ellas trabaje para determinar "con las autoridades deportivas y sanitarias de su Comunidad Autónoma cuáles son los requisitos esenciales y mínimos para poder empezar cuanto antes las competiciones que compete organizar a las Territoriales y que puedan iniciarse en el momento en que las autoridades autonómicas les autoricen a ello".

Para las competiciones de ámbito estatal, como la Segunda B y Tercera, o las dos primeras categorías del fútbol sala español y las dos primeras del fútbol femenino, la RFEF ha anunciado que se procederá "exactamente de la misma forma". Para ello, las federaciones implicadas han solicitado una reunión urgente con las autoridades sanitarias, para "conocer el marco de garantías sanitarias y jurídicas que deben aplicarse y exigirse a los participantes en las competiciones de ámbito estatal que están bajo su competencia organizativa".

Con ello, el organismo que preside Rubiales quiere disponer de un estricto protocolo de actuación que deban cumplir los clubes para el desarrollo de la competición y de unas garantías jurídicas que eviten la aparición de posibles reclamaciones contra la propia federación o contra los clubes, en el caso de que surjan contratiempos durante la temporada derivados de la excepcional situación que ha generado el coronavirus.

El pronunciamiento de la Real Federación Española de Fútbol deja en el aire las fechas de la nueva temporada, que parece evidente que no arrancará en los plazos marcados, que señalaban primeros de septiembre para la vuelta del fútbol sala y finales del mismo mes para el regreso del fútbol.

En todo caso, el simple hecho de descartar la posibilidad de que las competiciones no regresaran hasta finales de este año o inicios del próximo supone una buena dosis de calma para los clubes, que andan inmersos en la preparación del nuevo curso y ansían volver a la actividad tras meses de parón. La pelota está ahora en el tejado de las autoridades sanitarias y el Gobierno de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios