Córdoba CF

El uno por uno del Córdoba ante el Deportivo (1-1)

  • Andrés rescató un punto al final para los de Sandoval

Once inicial del Córdoba ante el Deportivo. Once inicial del Córdoba ante el Deportivo.

Once inicial del Córdoba ante el Deportivo. / Álex Gallegos

CARLOS ABAD Tranquilo. A pesar de recibir un gol muy pronto, el canario tuvo poco trabajo en el resto del partido. El Deportivo amagó más de lo que dio y con el paso de los minutos el arquero vio el balón de lejos.

LOUREIRO Impreciso. Mal partido del gallego, que se mostró muy nervioso en varias ocasiones, fallando pases asequibles y perdiendo la gran parte de las disputas en las que entró. Sandoval lo cambió en el tramo final.

LUIS MUÑOZ Cumplió. El malagueño tenía una papeleta importante con Carlos Fernández y Quique y lo cierto es que salió bien parado. En la jugada del gol se tragó el amago de Carles Gil, pero luego estuvo intenso y atento.

QUINTANILLA Sólo un pero. Tuvo mucho trabajo con la movilidad de Quique González y lo cierto es que en líneas generales no estuvo mal, pero le dio un metro de más al jugador del Deportivo en el centro del gol visitante.

JAVI GALÁN Creciente. Fue de menos a más, a medida que su equipo empezó a aparecer en ataque se sintió mejor y fue acumulando buenas internadas. En la segunda parte fue clave en el ataque blanquiverde con sus centros.

BAMBOCK Desordenado. Tenía la misión de ser el ancla de su equipo y aportar músculo y solidez pero cumplimentó una errática primera parte, en la que casi siempre llegó tarde a las acciones. Sacrificado al descanso.

ÁLEX VALLEJO Exigido. Duro partido para el mediocentro vitoriano, ante el potente centro del campo deportivista. Trabajó mucho, siempre en labores oscuras y terminó alternando la medular con el centro de la defensa.

JAIME ROMERO Intermitente. Comenzó siendo el hombre al que más buscaban sus compañeros en ataque y creó problemas a Saúl, al que le sacó pronto una tarjeta. Tuvo un par de ocasiones pero no terminó de acertar con el gol.

QUIM ARAUJO Sacrificado. El catalán tuvo una gran ocasión de cabeza en la primera parte, en su aparición más clara en ataque. Trabajó mucho en la presión, pero participó poco en el juego. Sandoval lo relevó al descanso.

JAVI LARA El timón. Lo señaló José Ramón Sandoval en la sala de prensa y es de justicia hacer hincapié en el gran partido que cuajó Javi Lara. El montoreño, en una tarde en la que incluso escuchó pitos tras alguna pérdida de balón, fue siempre el hombre que más buscó el cuero ofreciéndose a sus compañeros y tratando de buscar los costados con desplazamientos en largo. Pese a algunas imprecisiones, fue creciendo a medida que su equipo lograba arrinconar al rival y llevó mucho peligro en un par de lanzamientos lejanos en la primera parte, ambos repelidos con apuros por Dani Giménez. En el segundo acto, el montoreño tuvo el gol en un magistral lanzamiento de libre directo que de nuevo le desvió el meta deportivista, pero lo siguió intentando en cada saque de esquina. Además de su labor creativa, Lara corrió como el que más y cumplimentó un partido bastante completo que le debe afianzar en el once inicial.

PIOVACCARI Frenado. Bien vigilado por los centrales deportivistas, sufrió mucho para generarse espacios y apenas dispuso de buenas ocasiones para buscar la portería rival. En un partido gris, no se le puede negar el trabajo.

ÁLVARO AGUADO Revulsivo. Entró en la segunda parte y dio otro aire al Córdoba en ataque, otorgando mayor dinamismo y verticalidad en los pases. El jienense no se escondió y generó mucho peligro con sus apariciones.

BLATI TOURÉ Bullicioso. Poco ordenado pero muy activo y revolucionado, aportó músculo y fuelle físico a su equipo en el tramo final, más en tareas defensivas que en ataque, aunque también se asomó al área rival.

ANDRÉS MARTÍN Oportunista. En la jugada final fue el más listo en el área para cazar el balón y salvar un punto para su equipo. Fue prácticamente su única aparición en el choque y le sirvió para anotar su primer diana en liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios