Córdoba CF Los números dan la espalda a Curro Torres

  • El técnico de Ahlen suma el mismo promedio de puntos que se llevó por delante a Sandoval

  • La mejoría de los números defensivos del equipo no se ha visto reflejada en la clasificación

Curro Torres saluda a Cristóbal Parralo en la previa del Alcorcón-Córdoba CF. Curro Torres saluda a Cristóbal Parralo en la previa del Alcorcón-Córdoba CF.

Curro Torres saluda a Cristóbal Parralo en la previa del Alcorcón-Córdoba CF. / LOF

Los números del Córdoba CF empeoran semana tras semana y muestran la deriva de un equipo al que pelear por la permanencia le está resultado un objetivo muy complicado y le va a obligar a un esfuerzo titánico en el tramo final de la competición. De momento, lo que queda claro es que Curro Torres no ha dado con la tecla definitiva para que el conjunto blanquiverde empiece a funcionar y logre sumar puntos con mayor regularidad. De hecho, los números del técnico de origen alemán son preocupantes. El deseado efecto revulsivo que el club buscó con su llegada no ha aparecido en ningún momento y su aportación en forma de puntos -la medida más tangible para valorar el trabajo de un técnico- se equipara ya a la que le costó la destitución a José Ramón Sandoval.

Tras la derrota ante el Alcorcón, el Córdoba de Curro Torres es penúltimo en la clasificación y está a cinco puntos de la zona de permanencia. Una situación incluso peor que la que llevó al club a tomar la decisión del relevo en el banquillo, pues Sandoval se marchó con el equipo en la misma posición de la tabla, pero sólo con dos puntos de desventaja respecto a la zona de salvación.

Y es que los números de Torres en el banquillo blanquiverde hablan bien a las claras de que el Córdoba no ha mejorado en su producción en estos más de dos meses con el nuevo entrenador. En nueve partidos de liga con el cuerpo técnico actual, el cuadro cordobesista ha sumado una victoria, cuatro empates y cuatro derrotas. En total, 7 puntos de 27 posibles, un botín a todas luces insuficiente para evitar el desplome en la clasificación.

En cuanto al balance de goles, las constantes vitales del equipo siguen siendo las mismas, las de un conjunto que no tiene excesivos problemas de cara al marco rival, pero que se descompone en el área propia. Curro Torres llegó con la misión prioritaria de cortar esa sangría defensiva, y lo cierto es que ha conseguido rebajar la cifra de goles encajados, aunque el balance sigue siendo negativo, pues su equipo ha encajado 12 goles en nueve partidos, mientras que ha hecho 11. Con todo, la media de goles encajados ha bajado a 1,33 por partido, mientras que durante la etapa de Sandoval estuvo en un escandaloso dato de 2,14 goles encajados por duelo.

Torres ha logrado rebajar la cifra de goles encajados, pero el balance sigue siendo negativo

La leve mejoría que los datos muestran en cuanto a los números defensivos no ha conseguido, sin embargo, encontrar respaldo en lo más importante, los puntos sumados. Es ese dato precisamente el que deja claro que el revulsivo que se esperaba con Curro Torres no ha sido tal. Y es que la media de puntos que el técnico valenciano ha logrado es igual ya a la que dejó Sandoval a su marcha. El técnico de Humanes logró 11 puntos en 14 jornadas, mientras que Torres suma 7 puntos en 9 partidos. En ambos casos, la media arroja un discreto 0,78 puntos por partido.

Cambio de dibujo

Dejando de lado los números, que hablan bien a las claras de la situación de estancamiento que atraviesa el Córdoba, es innegable que Curro Torres está tocando todas las teclas posibles en busca de la reacción de su equipo. En Alcorcón, el cuadro blanquiverde jugó por primera vez en la temporada con un 4-4-2, quizás en una señal de hacia dónde se va a enfocar el equipo en esta segunda vuelta del campeonato, y de qué perfil serán los fichajes que lleguen antes del cierre del mercado.

El primero es un delantero como José Ángel Carrillo que se adapta perfectamente a esa nueva disposición táctica con dos delanteros, por sus condiciones de atacante de amplio recorrido y sacrificio en la presión al rival. El segundo, el de Miguel Flaño, responde a esa necesidad de sumar experiencia y fortaleza atrás.

El cuadro blanquiverde mostró además en Santo Domingo una imagen más conservadora, cediendo la iniciativa al rival durante muchas fases del partido y juntando líneas en busca de la deseada solidez defensiva. En cuanto al juego con balón, el Córdoba fue mucho insistente a la hora de elaborar desde atrás y buscó sin tapujos los balones en largo a la más mínima dificultad.

Con las líneas más juntas y un mayor esfuerzo colectivo en la defensa, los blanquiverdes fueron capaces de aguantar el marcador a favor hasta la hora de juego, pero acabaron sin respuesta ante la reacción del rival. Una reacción que supuso un mazazo que también puede sembrar dudas respecto a esas variantes tácticas, a las que ahora Curro Torres debe decidir si da continuidad o no, en busca de un cambio en la dinámica de su equipo que le devuelva a la lucha por la permanencia.

Confianza en el club

Pese a que los resultados no están siendo los esperados, en el Córdoba CF siguen confiando en el trabajo de Curro Torres y ni la dirección deportiva del club ni la propiedad se plantean un nuevo golpe de timón por el momento. De hecho, el técnico está siendo activo en cuanto a la planificación deportiva de este mercado invernal y en la entidad confían en que el conjunto blanquiverde mejore en las próximas semanas, una vez que al vestuario de El Arcángel se sumen los últimos fichajes que restan por formalizar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios