Córdoba

El sector turístico respalda a los vecinos y cree que el Casco está saturado de eventos

  • Hosteleros y hoteleros apoyan al colectivo de La Axerquía en su demanda de diversificar hacia otros espacios algunas de las citas que se celebran en la zona Patrimonio de Humanidad

Público en una de las actuaciones de la pasada edición de La Noche Blanca del Flamenco. Público en una de las actuaciones de la pasada edición de La Noche Blanca del Flamenco.

Público en una de las actuaciones de la pasada edición de La Noche Blanca del Flamenco. / Jordi Vidal

El sector turístico está de acuerdo con la Asociación de Vecinos de La Axerquía en lo que respecta a la saturación de eventos del Casco Histórico. Como ese colectivo vecinal presidido por Juana Pérez, los sectores hotelero y hostelero verían con buenos ojos la diversificación de esos eventos que se celebran en esa zona declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco hacia otros espacios de la ciudad. Todo ello después de que la Asociación de Vecinos La Axerquía busque el apoyo de organizaciones, instituciones y particulares para que se sumen "a proteger los intereses de los ciudadanos que habitamos en el Casco Histórico frente a la apropiación de los patrimonios comunes, históricos y cotidianos de nuestra ciudad por la economía del ocio".

La asociación vecinal que preside Juana Pérez se ha propuesto "dar una respuesta cívica contra los abusos del turismo, los fondos especulativos y la inacción de las políticas públicas, tanto a nivel local, como a nivel regional, nacional y europeo". Para ello, han invitado a diferentes organizaciones cordobesas de todo tipo y a personas individuales a sumarse a la causa de su defensa del Casco Histórico integrándose en el que han dado en llamar Foro por el Derecho a la Ciudad.

"No puede ser que en un mismo fin de semana coincidan en un mismo lugar el festival Ríomundi, la carrera nocturna y el Festival del Circo Contemporáneo; se pueden buscar otras fechas, por ejemplo, en este caso para Ríomundi, y también para otros eventos", puntualizó el presidente de Córdoba Apetece, Alberto Rosales. "También se podrían extender esos eventos a otras zonas de la ciudad, como ocurrió en la primera edición de La Noche Blanca del Flamenco, que se celebró en localizaciones como San Francisco, San Pablo, San Agustín e incluso en La Fuensanta", apuntó Rosales, quien puso el ejemplo de Los Patios, "una cita cuyo éxito radica en que se celebra en diversos lugares que hacen posible que tanto cordobeses como turistas se muevan por la ciudad". El presidente de Córdoba Apetece defendió que sin contar con los vecinos es difícil que el Casco sea habitable y que sirva para celebrar eventos. "No obstante, tengo que decir que no estoy de acuerdo con lo que dicen los vecinos respecto a la economía del ocio, porque el sector hostelero ha colaborado a levantar el Casco. Lo que necesita ya Córdoba de una vez es un plan turístico consensuado con los vecinos, con un calendario de celebraciones", puntualizó. "No puede haber éxito si no se cuenta con los vecinos; nosotros, por ejemplo, en Alcázar Viejo, un barrio que no es turístico, hemos conseguido ese éxito porque hemos contado con ellos", añadió.

"Es verdad que últimamente se celebran demasiados eventos en el Casco Histórico en poco tiempo, un rally, la Semana Santa, la Noche Blanca del Flamenco, procesiones...y obviamente Ríomundi, el festival de circo y la carrera popular, todo junto. Está claro que son los vecinos los que acaban sufriéndolo todo", coincidió el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Córdoba (Hostetur), Francisco de la Torre. "Hay algunos eventos cuyo lugar natural es el Casco Histórico, como la Semana Santa o Ríomundi, pero otros se podrían celebrar en otros lugares de la ciudad; es más, tenemos asociados fuera del Casco Histórico que estarían deseando contar con ellos. Hay más ciudad además del Casco Histórico", destacó el presidente de Hostetur. De la Torre insistió en que en el Casco Histórico se sufre un tipo de turismo, no todo, "en el que es difícil tener un control sobre él" -entre el que figuran los alojamientos y pisos turísticos que no están legales- y defendió el papel que han jugado y juegan los hosteleros en ese lugar de la ciudad declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. "El problema que tiene el Casco Histórico no lo generan los hosteleros, que contribuyeron a darle vida a esta zona cuando estaba abandonada", puntualizó, para añadir que "hemos hablado con los vecinos de La Axerquía varias veces del problema que tienen y los apoyamos".

Mientras, el presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Manuel Fragero, hizo hincapié en la necesidad que tiene el turismo "de estar organizado" en Córdoba. "Nos sumamos desde los establecimientos de hospedaje que estamos reglados a los vecinos de La Axerquía en sus reivindicaciones de ordenación del turismo. El turismo no puede crecer por encima de la capacidad de carga del Casco Histórico", defendió Fragero, quien ha denunciado en los últimos meses "el daño" que le hace al sector la proliferación indiscriminada de alojamientos y de pisos turísticos que están fuera de la legalidad.

Ayer también habló del asunto el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de la ciudad y edil responsable de Turismo, Pedro García, quien insistió en que el Ayuntamiento "ya ha creado" una comisión o mesa de debate del Casco Histórico "donde la Asociación de Vecinos La Axerquía también tiene palabra". García hizo hincapié en que "la gestión del Casco Histórico define el modelo de ciudad" e incidió en que está abierto "a que se abra todo tipo de debate" en la ciudad sobre el modelo de gestión turística de la misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios