Córdoba

Un fármaco probado en Córdoba ofrece ya tratamiento a la esclerosis múltiple progresiva

  • El neurólogo cordobés Eduardo Agüera ha participado en los ensayos clínicos y ha formado parte de la comisión que ha supervisado el medicamento

El doctor cordobés Eduardo Agüera, presidente de la Sociedad Andaluza de Neurología. El doctor cordobés Eduardo Agüera, presidente de la Sociedad Andaluza de Neurología.

El doctor cordobés Eduardo Agüera, presidente de la Sociedad Andaluza de Neurología. / El Día

Un nuevo medicamento probado en Córdoba y comercializado por Roche trae una esperanza a los afectados de esclerosis múltiple (EM) progresiva, una forma de la enfermedad para la que hasta ahora no había un tratamiento específico.

Además de en su mecanismo de acción, la diferencia de Ocrevus –nombre del fármaco– respecto a otros medicamentos para tratar esta patología radica también en su posología ya que es un suero que se administra de forma semestral.

El neurólogo cordobés Eduardo Agüera ha participado en los ensayos clínicos que comenzaron en el Reina Sofía hace unos cinco años, donde ya se pudieron ver los beneficios que tenía este producto se ha sometido a estudios en 19 hospitales españoles (en Andalucía también se ha hecho en Sevilla y Cádiz).

La novedad del fármaco radica en su mecanismo de acción y en su posología

Por otra parte, Agüera es el presidente de la Sociedad Andaluza de Neurología, por lo que forma parte de la Comisión Central para la Optimización y Armonización Farmacoterapéutica de la Junta de Andalucía, ente que ha supervisado el medicamento.

Para ver el alcance del nuevo fármaco, que está cubierto por la Seguridad Social, es necesario conocer el mecanismo de la esclerosis múltiple: se basa en que el sistema inmune (compuesto por un complejo de órganos y células, como los linfocitos T y B), que es el encargado de defender al cuerpo de sustancias extrañas como virus y bacterias, ataca a una parte del cerebro y ocasiona lesiones.

El especialista cordobés señala que “hasta ahora estábamos actuando contra los linfocitos T y no sobre los B”. Ese tipo de células (las B) ahora también se podrán cubrir con el Ocrevus que, por lo tanto, “tiene un mecanismo de acción que no había hasta ahora en el mercado”.

En concreto, ha demostrado ser eficaz en las formas con brotes de la enfermedad como son la remitente-recurrente y secundaria progresiva con brotes, así como en la primaria progresiva. Para esta última, que representa el 10% de los casos y evoluciona rápidamente a incapacidad irreversible, es la primera y única opción terapéutica con indicación aprobada.

El coordinador de la Unidad de Neuroinmunología del Hospital Reina Sofía incide en que la otra diferencia de este medicamento es que se administra una vez cada seis meses, “lo que da facilidad y libertad al paciente”.

En ese sentido, recuerda que al principio solo había inyecciones que se aplicaban casi a diario y hace cuatro o cinco años apareció un tratamiento oral que necesita una supervisión con analíticas muy periódicas (casa 15 o 30 días). Que este nuevo fármaco se administre una vez cada seis meses supone que “el paciente puede olvidarse de que tiene que tomar algo para su enfermedad”.

El especialista indica que ahora mismo está de actualidad la medicina personalizada o de precisión, por lo que “poder actuar sobre un mecanismo concreto y tan selectivo como el de los linfocitos B nos da la posibilidad de tratar a los pacientes de forma más precisa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios