Nuevas medidas

Las terrazas de Córdoba no se libran del humo del tabaco

  • Este lunes ha entrado en vigor la prohibición de fumar en la vía pública mientras no se mantenga la distancia de seguridad

  • Hostecor sitúa en un 15% los cierres definitivos o despidos del personal en la hostelería

Una terraza en la zona centro de Córdoba. Una terraza en la zona centro de Córdoba.

Una terraza en la zona centro de Córdoba. / Juan Ayala

Este lunes ha entrado en vigor la prohibición de fumar en la vía pública mientras no se pueda mantener al menos dos metros de distancia interpersonal, una medida que, al igual que ocurre en toda España, afecta a los establecimientos hosteleros de Córdoba, aunque muchos ciudadanos continúen fumando en las terrazas. 

Los veladores de Córdoba aún no están libres de humo de tabaco y solo con dar un paseo, sobre todo por el Centro, se puede comprobar. Un cliente de un bar de la calle Cruz Conde desayuna una tostada y junto al plato no falta su cajetilla de cigarrillos. "No estoy fumando ahora porque no se puede, el camarero ya me lo ha advertido porque la calle es muy chica y mantener la distancia es más complicado, pero tengo la costumbre de traerla siempre conmigo y empezar mi mañana con eso y un café", ha defendido Cristóbal Rodríguez. A su compañera de la mesa de al lado le parece una medida "absurda" pues alega que "controlar esto va a ser especialmente difícil". Lo dice, además, mientras aspira una calada. 

El dueño del bar Correo, Manuel Carrasco, que por la naturaleza de su negocio fue de los últimos en abrir tras el confinamiento, asegura que entre el rebrote de la discoteca, los demás casos en la provincia y estas nuevas medidas, "la gente se está acobardando y va a dejar de salir". Para Manolo, como se le conoce, "lo bueno de salir es poder relajarse, tomarse algo con amigos y, como no, fumar un cigarrillo".

Los no fumadores apoyan la medida mientras que los más dependientes, como Pedro Escribano, se retiran antes de la terraza en la que desayuna para fumarse el primer cigarrillo de la mañana, tratando de mantener la distancia de más de dos metros con las demás personas. Escribano, que se quita y pone la mascarilla entre calada y calada, cree que una medida aún más restrictiva "no funcionaría", pues considera que la gente "seguirá fumando en la calle".

Sin embargo, el jefe del servicio de Neumología del Hospital Quirónsalud Córdoba, Luis Manuel Entrenas, ya advertía hace unas semanas de que los fumadores y usuarios de sistemas electrónicos de administración de nicotina tienen mayor riesgo de infectarse de covid-19 pues el humo del tabaco "deteriora varios componentes de los mecanismos de defensa del aparato respiratorio y disminuye la inmunidad de las células respiratorias a los virus".

Una pareja fuma un cigarrillo en una terraza Una pareja fuma un cigarrillo en una terraza

Una pareja fuma un cigarrillo en una terraza / Juan Ayala

Habrá que esperar para saber si estas medidas, junto con la advertencia de los médicos, repercutirán en las ventas de tabaco en la provincia, que ya han caído un 10,9% en el año 2019, según los últimos datos del Ministerio de Hacienda. 

La crisis de la hostelería 

Hostecor sitúa en un 15% los cierres definitivos o despidos del personal en la hostelería de Córdoba. El confinamiento y la vuelta a la normalidad en una temporada especialmente baja en la provincia ha golpeado duramente al sector y las nuevas medidas, entre las que destacan que estos establecimientos no podrán superar el 75% de aforo máximo en el interior del local y el consumo solo podrá realizarse con una ocupación máxima de diez personas por mesas, mantiene en incertidumbre al sector. 

Pero la medida que más preocupa a los hosteleros es la que determina el horario máximo de cierre a la 01:00, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de la media noche. Para el presidente de Hostecor, Francisco de la Torre, la decisión no tiene basamento científico. "Las medidas que han tomado han sido de manera improvisada, sin base científica, ¿dónde se recoge que a la 01:00 hay que cerrar, por qué no a las 23:00 o a las 03:00?, es una cosa que se ha hecho improvisadamente", ha asegurado.

Los trabajadores del sector miran con incertidumbre al futuro. "Si para sobrevivir necesitamos 100 y nos recortan la actividad económica hasta un 65%, pero tenemos que seguir pagando el 100% de los alquileres, los impuestos, suministros y la seguridad social de nuestros trabajadores, se vuelve insostenible", ha defendido De la Torre.

Dos jóvenes fuman en los bancos de la plaza de las Tendillas Dos jóvenes fuman en los bancos de la plaza de las Tendillas

Dos jóvenes fuman en los bancos de la plaza de las Tendillas / Juan Ayala

Para el presidente de Hostecor, "no han dejado claro cuándo se puede o no fumar, hablan de distanciamiento de dos metros, pero no se ha dejado claro si es entre mesas, entre la gente del mismo entorno, hay un mar de dudas y siempre lo pagamos los mismos". A su juicio, aún "no estamos dándonos cuenta de cómo va a repercutir todo esto, será hasta septiembre o incluso octubre cuando veamos realmente la crisis", ha advertido. 

En este sentido, los hosteleros han solicitado una reunión "urgente" con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, "para coordinar un plan de rescate del sector hostelero, que significa el 15% del PIB andaluz". Al respecto, ha informado de que este lunes mantendrán también una reunión con Juan Marín y los representantes del sector turismo de las ocho provincias andaluzas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios