Contenido patrocinado

¿Cuánto ha subido el precio de la vivienda en Córdoba?

¿Cuánto ha subido el precio de la vivienda en Córdoba?

¿Cuánto ha subido el precio de la vivienda en Córdoba?

El mercado inmobiliario en Córdoba continúa mostrando síntomas de resistencia frente a las adversidades que han ido surgiendo en los últimos tiempos. El precio de la vivienda nueva y usada en la capital experimento un incremento interanual al término de 2022 de más del 5%, según un informe de la compañía de tasación inmobiliaria Tinsa. Si ampliamos este análisis al conjunto de la provincia, la subida fue algo superior, rebasando el 6%.

Estos indicadores son una buena prueba de que existe una demanda muy sólida, como pueden confirmar en Noriega Inmobiliaria, una de las agencias de referencia en la provincia. La mayor parte de las operaciones de compra-venta se concentran en el mercado de vivienda de segunda mano, que suponen el 84% durante los diez primeros meses del año, según los datos del INE. Se aprecia un repunte en las ventas del 16,5%, mientras que las casas nuevas sufren una caída del 7,2%. No hay que olvidar que Córdoba viene de un 2021 muy positivo, en donde se consiguió comercializar el mayor número de pisos desde 2008.

El metro cuadrado, a 1.458 euros

El último informe del portal inmobiliario Idealista situaba en febrero el precio medio del metro cuadrado de vivienda en Córdoba en los 1.458 euros, que representa un aumento del 0,6% en el último trimestre, y de un 3,5% si se compara con el mismo mes del año pasado. No obstante, estas cifras aún están muy lejos del máximo histórico registrado en diciembre de 2007 cuando se alcanzaron los 2.178 euros.

La zona más costosa para adquirir un inmueble en Córdoba se encuentra en Noreña-Figueroa, con un precio medio de 1.861 euros el metro cuadrado, experimentado un repunte del 6,9% en un año. En esta clasificación, la segunda posición recae sobre Zoco-Poniente-Vistalegre, a 1.749 euros, frente a los 1.690 del Centro-Casco Histórico, que se ubica en la tercera plaza como el área más costosa.

En el lado opuesto de la balanza, la zona más económica la encontramos en Sector Sur-barriada de Santa Cruz, en donde el metro cuadrado se está pagando de media a 992 euros, con un incremento del 4,4% en el último ejercicio. Tras ella están El Higuerón y Campo de la Verdad, a 1.073 y 1.127 euros el metro cuadrado.

Con vistas a 2023, los expertos inmobiliarios evitan pronunciarse sobre lo que deparará el mercado, sobre todo por la situación de incertidumbre a la que se enfrenta la economía mundial. La subida de los tipos de interés encarecerá el precio de la vivienda de aquellos que estén dispuestos a dar el paso, pero también aventuran muchas oportunidades ante la necesidad de algunas personas de desprenderse de sus propiedades inmobiliarias.

Una subida que se ajusta a los parámetros del resto de capitales

En el citado informe de la compañía de tasación se destaca ese incremento del 5,2 en los precios de las viviendas en Córdoba capital. Se encuentra dentro de la normalidad si tomamos como referencia el resto de capitales españolas, en donde las subidas oscilaron entre el 3% y el 6%.

Si nos ceñimos a los datos de la provincia, durante 2022 el repunte experimentado fue del 6,2%, ampliando el valor del metro cuadrado hasta los 1.134 euros. En este ranking se ubicó en una zona intermedia, siendo la provincia número 26 con mayor incremento de los 52 territorios existentes.

Se alcanza un récord en cuanto al precio del alquiler

El precio de la vivienda en propiedad ha sufrido una subida importante, pero tampoco se queda atrás el coste de los alquileres en Córdoba. En la capital se cerró el mes de febrero con un valor de 7,88 euros el metro cuadrado, que supone un máximo histórico, como recoge el portal Fotocasa.

Esto es una clara señal de que los arrendamientos continúan al alza, algo que puede extenderse al resto de ciudades del país. En el último año el encarecimiento de los alquileres en la provincia también ha sufrido un aumento del 6,3%, que sitúa el metro cuadrado en los 7,61 euros. Puede considerarse de subida leve si se compara con la situación experimentada en el conjunto de la comunidad autónoma (8,8% interanual) o con otras provincias como Baleares o Málaga, que alcanzaron el 26% y el 22%, respectivamente.