Patrimonio

Concluye la restauración del Arco del Portillo con el objetivo a largo plazo de recuperar parte del Camino de Ronda

  • El Ayuntamiento ha desembolsado en la intervención 39.000 euros, a los que se une la aportación de los particulares afectados por la remodelación

Juan Murillo, Carmen Chacón y Salvador Fuentes, frente al Arco del Portillo. Juan Murillo, Carmen Chacón y Salvador Fuentes, frente al Arco del Portillo.

Juan Murillo, Carmen Chacón y Salvador Fuentes, frente al Arco del Portillo. / Juan Ayala

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ha informado sobre la finalización de la reforma del Arco Portillo, iniciada hace menos de un año y paralizada durante un mes debido al confinamiento. El presidente de la Gerencia, Salvador Fuentes, ha reconocido que ha sido un "ciclo laborioso", con lo que también ha querido reconocer el trabajo avanzado por el anterior equipo de gobierno local, de PSOE e IU.

El también teniente de alcalde delegado de Hacienda ha apuntado que el Consistorio ha desembolsado 39.000 euros en estas obras, al tiempo que ha señalado la importancia de la colaboración público-privada, ya que esa partida se ha visto aumentada por el desembolso efectuado por hasta siete particulares a quienes las obras afectaban por tener en la zona sus viviendas.

Por su parte, Carmen Chacón, técnica de la obra, ha explicado que los trabajos han ido encaminados a garantizar la estructura y la estabilidad tanto del Arco como de los dos edificios colindantes. Para ello se ha realizado una reconstrucción volumétrica en la que ha debido aplicarse, en algunas zonas, piedra nueva por el deterioro de la original.

De esta forma, ha añadido Chacón, "se ha recuperado todo el volumen perdido" y se han estabilizado los apoyos norte y sur, lo que hará que ya no sea necesaria la viga de contención que hasta ahora lucía sobre el Arco, que estaba abriéndose.

Otro de los técnicos, Juan Murillo, ha incidido en que lo "más complejo" ha sido la conciliación en la intervención sobre el tramo de la muralla que afecta a un espacio público y a dos privados. Una vez demolido el inmueble que queda a la derecha del Arco si se observa desde la calle San Fernando, el monumento tuvo que apuntalarse. A partir de ahí, ha agregado Murillo, se ha tenido que cerrar un acuerdo entre el Ayuntamiento y los siete particulares afectados.

El técnico ha avanzado además que el objetivo a largo plazo de todo esto es recuperar el Camino de Ronda que circula sobre la muralla. Para ello ya se han dado algunos plazos; por ejemplo, la nueva edificación en el solar de la derecha (que ya tiene licencia) se hará con la condición de recuperar parte de ese camino.

Sin embargo, ese largo plazo para recuperar el Camino de Ronda será casi que larguísimo. Ahora mismo hay una vivienda montada sobre ese camino, situada entre el Arco del Portillo y la Casa Góngora, algo fuera de ordenación, lo que supondrá que esta actuación (que el Camino de Ronda llegue desde el Portillo hasta la Casa Góngora) no esté lista en pocos años.

Si alguna vez llega a verse todo esto cumplido, supondrá un cambio total de la vista de la estampa que ahora mismo se tiene del Arco y del camino sobre la muralla. Sin embargo, Murillo ha reconocido que esto será en "un futuro", uniéndose la problemática de que ahora mismo alrededor del Arco hay cuatro solares vacíos y llenos de maleza que suponen, ha concluido, "un problema de ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios