EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

La relación de la monarquía belga con Córdoba: de luna de miel en Hornachuelos

Fabiola y Balduino, el día de su boda. Fabiola y Balduino, el día de  su boda.

Fabiola y Balduino, el día de su boda. / Cordon Press

La historia del príncipe Joaquín y su unión con Córdoba debido al noviazgo que mantiene con Victoria Ortiz Martínez-Sagrera traen a la memoria la relación que la familia belga ha tenido a lo largo de la historia con la provincia.

Los reyes Balduino y Fabiola abrieron ese camino cuando decidieron comenzar su luna de miel en Hornachuelos. Los recién casados pasaron su noche de bodas en la finca San Calixto, propiedad de los marqueses de Salinas y ubicada en pleno parque natural. La ceremonia se celebró el 15 de diciembre de 1960 en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula de Bruselas y ese mismo día partieron hacia España.

Los monarcas llegaron al aeropuerto de San Pablo, en Sevilla, procedentes de la capital de Bélgica para permanecer una semana en Hornachuelos. De esa visita ha quedado constancia en una inscripción que está en la misma finca.

El origen de San Calixto se encuentra en el antiguo monasterio del Tardón, fundado en el siglo XVI por el hermano Mateo de la Fuente, discípulo de San Juan de Ávila.

En 1940, Julio Muñoz, marqués consorte de Salinas, compró el poblado de San Calixto junto con otras fincas cercanas. Sobre los cimientos y restos del antiguo monasterio levantó un nuevo edificio que ofreció a la madre Maravillas de Jesús, lo que supuso la fundación del convento de las Carmelitas Descalzas del Tardón

Desde entonces, la tranquilidad, el sosiego y la incomparable localización de este lugar ha atraído a muchas personas, entre ellas los reyes belgas Balduino y Fabiola, que además estaba emparentada con los marqueses de Salinas.

La Guardia Civil estableció un cordón de protección para que nadie se aproximara a menos de 18 kilómetros de la casa, mientras aumentaban los fotógrafos de todo el mundo que querían obtener una imagen de los recién casados. Según las crónicas de la época, incluso llegó a la finca un monumental ramo de flores enviado por el Real Madrid, cuyos futbolistas pasaron con el autobús cerca de San Calixto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios