Córdoba

La obra de la reforma de Magisterio pone en riesgo los fondos europeos

  • El equipamiento debería haber estado en funcionamiento en marzo de este año pero no lo ha hecho por defectos en el edificio

Estado actual de las obras de la antigua Escuela de Magisterio. Estado actual de las obras de la antigua Escuela de Magisterio.

Estado actual de las obras de la antigua Escuela de Magisterio. / juan ayala

Suma y sigue. La reforma de la antigua Escuela de Magisterio va camino de convertirse en otro capítulo sin resolver al estilo del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC). El teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, reconoció ayer que la obra está pendiente de culminar unas cuestiones que tienen que ver con la seguridad del edificio y que la empresa se niega a ejecutar. Los problemas con la constructora, Vías y Construcciones, ha llevado a plantear al gobierno municipal resolver el contrato, lo que llevaría el asunto al Consejo Consultivo y supondría un retraso considerable para la obra, ya que la conclusión de la obra tendría que adjudicarse a una nueva empresa.

Y sería un nuevo retraso que se suma al que ya tiene, pues el equipamiento debería haber abierto en marzo de este año. Este era el plazo que daba la Unión Europea para justificar los fondos -1,8 millones eran aportados por la institución, del total de 5,2 millones de inversión- y que también se había propuesto el gobierno municipal. El teniente de alcalde de Presidencia no quiso aclarar si está en riesgo de perderse esa subvención y aseguró que "habrá que negociar" para que esto no ocurra. El Ayuntamiento decidió aportar fondos para la construcción de la Escuela de Magisterio, que ahora es un centro de cultural, para que no se quedara a medio ejecutar. En su momento, el cogobierno reconoció que debía poner en marcha el edificio antes de marzo de 2017, ya que de lo contrario sí que se perdería toda la financiación complementaria a la que era la actuación estrella. Aumente insistió en que "la seguridad está antes que los fondos".

Hay que tener en cuenta que estos fondos se enmarcan dentro de la anterior convocatoria europea y de la que se perdió algo por el camino. Así, de los 12,5 millones de euros que se consignaron a Córdoba para actuaciones en la zona sur de la ciudad, finalmente se ejecutaron 9,5 millones (el 76%), según los datos que facilitó en su momento el propio Ayuntamiento. Esto supone que la aportación de Europa fue finalmente menor que los 10,5 millones comprometidos inicialmente -el 80% del total, ya que el 20% restante lo asume el Consistorio- ya que la aportación se recalcula con la cifra final ejecutada.

La historia del retraso es la siguiente: la obra está al 99% pero Urbanismo no quiere recepcionar el edificio ya que hay algunas deficiencias. De hecho, un informe elaborado por técnicos externos asegura que hay deficiencias, sobre todo, en unas cristaleras y en las falsas fachadas, con riesgo par ala seguridad, según explicó Aumente. La empresa, que ya ha pedido un modificado de obra por valor de 800.000 euros, se niega a acometer esas actuaciones por lo que el cogobierno se plantea resolver el contrato y adjudicar lo pendiente a una nueva firma.

Aumente lamentó que en estos casos "sólo se mire al político" y destacó también la responsabilidad que tienen las constructoras en la ejecución de estas obras. El edil recordó que este proyecto "empezó mal desde el principio" por la actitud de la empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios