Córdoba

Forman a empresas para tratar de manera "adecuada" a personas con discapacidad

  • La asociación Academia Europea de la Inclusión presenta el proyecto en el instituto La Fuensanta

Asistentes a la presentación del proyecto en el instituto La Fuensanta Asistentes a la presentación del proyecto en el instituto La Fuensanta

Asistentes a la presentación del proyecto en el instituto La Fuensanta / El Día

"Todo lo que se hace se dirige a las asociaciones y, en último caso a las personas con discapacidad". Es lo que sostiene el presidente de la Asociación Academia Europea de Inclusión, Javier Ibáñez, un colectivo que forma a empresas y al alumnado en saber cómo trabajar y atender desde, por ejemplo, una tienda a personas que presentan algún tipo de discapacidad.

La idea de poner en marcha esta asociación, explica Ibáñez, surge a pasados del mes de junio, aunque todo nació tras la idea desarrollar el proyecto Somos todos, conociendo la realidad de las personas con discapacidad a principios de año. La iniciativa persigue formar en el trato de las personas con discapacidad de "una manera adecuada, digna e inclusiva".

El propósito es que los empresarios conozcan, por ejemplo, cuáles son las necesidades de una persona que va en silla de ruedas y accede a una peluquería a cortarse el pelo o cuando de va de compras. Al respecto, indica que sí que existen muchas aplicaciones actualmente en las que trabajan las asociaciones, "pero el carnicero no las sabe".

En definitiva, de lo que se trata es de facilitar formación a las empresas, administraciones públicas y otros colectivos de la sociedad en todo lo referente a la atención adecuada a las personas con discapacidad para crear espacios de confianza. La iniciativa es pionera en España y, según el presidente del colectivo, tiene "buena acogida en la provincia". No en vano, hay acuerdos con ayuntamientos como los de Baena o Priego de Córdoba.

Los alumnos del instituto La Fuensanta fueron ayer los primeros en conocer este proyecto, para lo que se llevaron a cabo diferentes talleres en los que se les mostraron las claves de ese trato.

Si Ibáñez ha aprendido algo desde la puesta en marcha del proyecto ha sido que uno de los principales problemas "es el desconocimiento" de las personas sobre cómo comportarse y atender a una personas con discapacidad.

Así, lamenta que se trata de "un fallo tanto en las empresas como en la Administración Pública, ya que no saben cómo afrontar y trabajar con ellos". Como prueba expone casos en el uso del lenguaje por parte de los trabajadores o, por ejemplo, "tratar como niños pequeños a las personas que tienen síndrome de Down" o hechos en los que "cuando van dos personas –una de ellas con minusvalía– y les atiende un tercero, éste siempre se dirige a la otra persona –es decir, a la que no tiene discapacidad–".

Ibáñez, además, destaca que este tipo de formación es gratuita para las empresas y que ofrece créditos de formación, al tiempo que añade que una vez que se realiza la compañía “se convierte en referente” en este tipo de actuaciones.

La directora del instituto La Fuensanta, María de los Ángeles Torrico, por su parte, destaca la importancia de este tipo de talleres, que "trababan con los alumnos para sensibilizarlos y normalizar la situación". "Es un modelo bueno", considera.

A la presentación también acudió la vicepresidenta de la asociación, Pilar Pineda, quien reconoció que el proyecto es el que "siempre habíamos soñado, ya que consolida una de las necesidades fundamentales de la inclusión: la transformación del entorno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios