Córdoba

El 80% del profesorado se jubila antes de cumplir los 65 años

  • A lo largo del curso han presentado su renuncia voluntaria a seguir dando clases 164 docentes

Un profesor imparte clase en un instituto. Un profesor imparte clase en un instituto.

Un profesor imparte clase en un instituto. / el día

Llegan los 65 años y llega, por el momento, la hora de poder dejar de trabajar y jubilarse en España. Sin embargo, hay quienes prefieren y pueden hacerlo de manera anticipada, siempre y cuando hayan cumplido una serie de años mínimos para acceder a la jubilación completa. Uno de estos grupos es el del profesorado de colegios e institutos y en Córdoba, la gran mayoría prefiere dejar de dar clases antes de cumplir los 65 años. Al menos, es lo que ponen de manifiesto los datos facilitados por la Delegación de Educación respecto a las jubilaciones voluntarias que se han registrado a lo largo de este curso, que se elevan a las 164 -de los ciclos de Infantil, Primaria y Secundaria- y que representan el 79,6% del total, cuyo cuantía se ha elevado a los 206. Los datos señalan que de todas estas jubilaciones de carácter anticipado 91 corresponden a docentes de Infantil y Primaria, mientras que 73 a Secundaria. En el curso 2016-2017, por su parte, fueron 233 los docentes que se jubilaron; de todos ellos, el 81,1% lo hicieron de manera anticipada.

José Félix Cañadas es uno de 206 profesores que ha dejado de dar clases este curso y lo ha hecho a sus 64 años, uno antes de la edad reglamentada, aunque según expone "podría haber seguido hasta los 70". El último puesto que ocupó Cañadas fue el de la dirección del instituto Fidiana y lo ha dejado, según cuenta, "por cuestiones familiares". Tras pasar 41 años como docente, José Félix tomó la decisión de no seguir adelante y reconoce que al principio eso de no tener que ir a trabajar "es raro, sobre todo a nivel ambiental". "Tomar la decisión fue difícil porque son muchos años de trabajo y teníamos un gran equipo en el instituto, pero llega un momento en el que tienes que decidir". Confiesa también que ha resultado algo complicado eso de dejar las rutinas laborales de más de cuatro décadas y asegura sin reparos que "me lo he tomado con mucha tranquilidad". Cañadas comenzó como docente allá por 1976 en el instituto Huarte de San Juan de Linares (en Jaén), como profesor de Educación Física. Allí estuvo durante tres años "pero las condiciones no eran muy idóneas" en aquella época para un profesor de esa materia, ya que "estaba mal reconocida", anota. Por ello, continua, "me saqué una plaza en Primaria en Barcelona y allí estuve 11 años". Tras su paso por la Ciudad Condal, solicitó un concurso de traslados que le trajo de nuevo a Córdoba, en concreto, hasta el colegio Lucano, donde ejerció durante un año. Sin embargo, él quería volver a Secundaria y volvió a presentarse a las oposiciones y las aprobó. En esta nueva etapa, Cañadas dio clases en el instituto Ángel de Saavedra, en la capital, y también en el Nuevas Poblaciones, en La Carlota, hasta acabar en el Fidiana, previa comisión de servicio en el centro de profesores Luisa Revuelta. Ahora que ya no imparte clases asegura que tiene muchas aficiones y que es muy activo.

Por el momento, en España la edad legal de jubilación está fijada en 65 años y seis meses. En el caso de que el trabajador tenga cotizados más de 36 años y seis meses, podrá jubilarse a los 65 y cobrar el 100% de la pensión. Desde que se aprobó la ley de actualización, adecuación y modernización de la Seguridad Social en 2011, cuyo objetivo era retrasarla edad de jubilación a partir de 2013 hasta situarla en los 67 años en 2027, lo cierto es que en los últimos años se ha anticipado su acceso. En 2013, la edad real de jubilación se situó en los 64,33 años; y en 2016, en los 64,08, según los últimos datos oficiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios