Demografía

La población urbana de Córdoba es un 15% inferior a la media andaluza

  • Córdoba cuenta con un índice de ruralidad por encima del porcentaje de la comunidad

  • El dato de reparto se mantiene casi invariable en 2017

Calle del Centro de Córdoba capital repleta de gente. Calle del Centro de Córdoba capital repleta de gente.

Calle del Centro de Córdoba capital repleta de gente. / Jordi Vidal

Conocer el número de habitantes de una provincia y situarlo acorde al espacio en el que se mueve permite analizar la urbanización de un territorio. Una mayor tasa de urbanización implica un desarrollo a lo largo del tiempo por los servicios que prestan, en este caso, las grandes ciudades y las ciudades medias. El Instituto Andaluz de Estadística y Cartografía, dentro del Sistema de información con perspectiva de género de Andalucía, recoge el apartado Población residente en Andalucía por provincias según sexo y grado de urbanización. Dicho epígrafe divide a la población según su residencia y la cataloga como urbana, media o rural.

En el caso de la provincia de Córdoba, la población urbana se corresponde con la que vive únicamente en la capital. El grado medio de urbanización abarca aquellos municipios de población significativa; y el rural se corresponde con las localidades y aldeas más pequeñas.

Pues bien, en el último estudio realizado, el grado urbano (o tasa de urbanización) de la provincia de Córdoba se situó en un 41,4%. Este porcentaje se obtiene al calcular la población que vive en Córdoba capital en comparación con el total de los habitantes de la provincia.

De 788.219 habitantes que tenía la provincia cordobesa el año pasado, 325.916 residían en la ciudad más grande del territorio. Esta tasa de 41,4% es muy inferior a la de la media andaluza, que el año pasado estaba en un 48,6% (de los casi 8,4 millones de habitantes de Andalucía, poco más de cuatro residían en ciudades grandes).

Esto deja a la provincia de Córdoba con una tasa de urbanización un 15% inferior a la de la comunidad autónoma. Aún así, el índice de Córdoba no es mucho más bajo que el del resto de provincias andaluzas. La razón, la media de la comunidad autónoma se ve inflada por una altísima tasa de urbanización en Cádiz, de un 68,6%, lo que implica, a su vez, una población rural bastante escasa (teniendo en cuenta que Andalucía tiene un porcentaje en este sentido bastante significativo).

En este caso, Córdoba sería la cuarta provincia andaluza con la tasa de urbanización más alta, por detrás de Cádiz, Málaga (56,5%) y Sevilla (56,1%) –ambas con las capitales de provincia más pobladas de toda la región–. En el lado contrario se sitúan Jaén y Huelva que, en este caso, tienen un 26,3% y un 28% de urbanización, respectivamente.

La tasa de urbanización en Andalucía aumenta por los índices de Cádiz, Sevilla o Málaga

Córdoba, además de tener una tasa de urbanización más baja que la media andaluza, también posee un índice de ruralidad más alto. Aquí habría que hacer un inciso. Tradicionalmente, la identificación de áreas rurales se ha realizado teniendo en cuenta el número de habitantes. Sin embargo, una sola variable no refleja adecuadamente un concepto tan complejo como ruralidad. Además, el punto de corte utilizado en la población para separar las áreas rurales de las urbanas suele ser arbitrario y diferente entre países, tal y como explica el Demap, un grupo de investigación de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

La población cordobesa rural en relación al total de habitantes de la provincia deja esta tasa en un 14,6% (115.311 habitantes en estas zonas). La tasa rural media de Andalucía era en 2017 de un 12,2%, propiciado este porcentaje, de nuevo, por cifras muy bajas aportadas por provincias como Cádiz (4,1%) o Sevilla (5,5%). Muy por encima del resto se sitúa Jaén, con un índice de ruralidad de un 22,8%, mientras que Córdoba sería la cuarta provincia con el índice de ruralidad más reducido.

La población cordobesa rural en relación al total de habitantes de la provincia deja esta tasa en un 14,6%

El Instituto Andaluz de Estadística y Cartografía ofrece estos datos desde 2016. La comparativa, por lo tanto, apenas deja ver diferencias entre 2016 y 2017, teniendo en cuenta que los datos poblacionales varían de manera muy leve. En 2016, la tasa de urbanización era de un 41,3%, mientras que la de ruralidad se situó en un 14,7%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios