Navidad

La pastelería San Rafael en Córdoba esconderá en sus roscones de Reyes cuatro anillos de oro y piedras preciosas

  • Esperanza Romero se ha hecho cargo del mítico obrador que este año cumple su centenario y ha tenido una gran idea para celebrar la efeméride

  • Rubí, zafiro, esmeralda y brillante serán las piedras que decoren las piezas de joyería que se meterán en estos tradicionales dulces

Roscón de Reyes. Roscón de Reyes.

Roscón de Reyes. / E. D. C.

Los hay que, cuando cortan el roscón de Reyes, suelen echar una mirada previa por si acaso estuviera el haba que obliga a apoquinar el dulce. Otros desean encontrarse en su porción de este delicioso bizcocho típico de las fiestas alguna figurita que añadir al Belén. También los habrá, seguro, que simplemente se echen el trozo a la boca para disfrutar de las múltiples variedades que en estos tiempos decoran el interior de este manjar.

Pero este año la cosa puede cambiar. Como Indiana Jones buscando el Arca de la Alianza, serán muchos los cordobeses que escarben en el roscón de Reyes que compren en la pastelería San Rafael, en el barrio de El Brillante en Córdoba. Esperanza Romero y su marido se han quedado con este mítico obrador, que este año cumple su centenario y que había cerrado sus puertas en julio, y además han mantenido al equipo que aquí trabajaba.

Como celebración de esta efeméride, en esta confitería esconderán cuatro anillos de oro en otros cuatro roscones de Reyes para que se los encuentre alguno de sus clientes. Habrá que tener cuidado, eso sí, con dejarse la dentadura en el intento.

Esperanza Romero cuenta a el Día que la idea surgió en un chat que su marido tiene con varios amigos. Un día se cruzaron las felicitaciones dirigidas al matrimonio por haberse quedado con tan señalada pastelería con otras enviadas a un amigo, diseñador de joyas, que acababa de ganar un prestigioso premio en el sector.

Alguien dijo de broma, comenta la empresaria, que podían meter "el anillo de Alvarito" en el Roscón y el matrimonio pensó: "¿Por qué no?". Y allá que se lanzaron.

En total, serán cuatro anillos los que se introduzcan en los roscones, todos diseñados por el cordobés Álvaro Larrosa. Son cuatro, explica Esperanza Romero, uno por cada Rey Mago (Melchor, Gaspar y Baltasar) y otro por El Brillante. Todas las piezas son de oro, pero cada una llevará una piedra preciosa que serán un zafiro, una esmeralda, un rubí y un brillante. Los roscones que pueden llevar este regalo se empezarán a vender a partir del 4 de enero.

La inversión para poder introducir estas piezas de joyería en los roscones es grande, pero aún así en el obrador esperan poder recuperarla. De momento, calculan que si el año pasado se hicieron 850 roscones, este año se podrá llegar a los 2.000.

Además de los anillos, todos los dulces llevarán dentro los típicos regalos (además del haba) y los precios varían según el tamaño. El que no lleva relleno tiene un coste de 22 euros y los que sí lo llevan van desde los 24 euros el mediano, a los 28 el grande y 35 el especial, que tiene para entre 20 y 24 porciones. Crema, moca, merengue, nata... el relleno es a gusto del consumidor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios