sociedad

Un parto digno de película

  • Una mujer da a luz a una niña en un taxi cuando iba camino del Hospital Universitario Reina Sofía

Pedro Sojo posa junto a su taxi. Pedro Sojo posa junto a su taxi.

Pedro Sojo posa junto a su taxi. / jordi vidal

Cuando Pedro Sojo se montó ayer en su taxi para comenzar su jornada laboral no podía pensar que momentos después viviría una escena digna de un película de esas que te tiene agarrado al reposabrazos de la silla. Y es que, aunque parezca una de esas noticias para atraer seguidores, nada más lejos de la realidad. El vehículo de este taxista de la empresa Etaxi sirvió de paritorio para una cordobesa. Sí, de paritorio.

Pedro Sojo se encontraba en la parada de taxis de la avenida de Gran Capitán, justo al lado de El Corte Inglés, su lugar habitual de recogida. Era por la mañana y a su puerta llamó un matrimonio. Como él mismo relata a el Día fue el marido de la chica quien le dijo: "Mi mujer tiene contracciones". Sojo no se lo pensó y le dijo al matrimonio: "Estáis tardando mucho en montaros". Hasta aquí todo normal. No es la primera carrera que este taxista ha tenido que hacer hasta el Hospital Universitario Reina Sofía, uno de los trayectos más demandados por los cordobeses.

Todo iba bien hasta que llegaron a la altura del Parque Cruz Conde, el barrio más cercano a la zona hospitalaria. Allí, tal y como cuenta Sojo, se dan cuenta de que "la cabeza del bebé estaba prácticamente fuera". Ahí la cosa ya se puso más tensa y el viaje hasta el Reina Sofía fue algo, bastante, más ligero.

Cuando paró en la puerta de Urgencias del Hospital los tres fueron recibidos por los sanitarios que determinaron que, a esas alturas, ya era imposible trasladar a la mujer a un paritorio o a un quirófano. La solución, dar a luz en el taxi. A pesar de tener el hospital a escasos metros de distancia, la imposibilidad de trasladar a la mujer provocó que el taxi de Pedro Sojo se convirtiera en un paritorio improvisado.

"La niña [porque fue niña] salió llorando", explicaba ayer Sojo, que reconoce que por actos como éste hay que darle la enhorabuena porque "estas cosas siempre son buenas". Todo indica que la pequeña se encuentra en buenas condiciones, así como el taxi de Sojo. Y es que minutos después de vivir tal experiencia fue a lavar a fondo el vehículo y volvió a la parada de Gran Capitán a seguir en el tajo. Quién sabe si experimentará de nuevo otra vivencia de película.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios