EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba

La pareja de Villarrubia discutió antes de que se produjera el crimen

  • La Subdelegación del Gobierno considera "bastante probable" que el suceso sea un crimen de género originado, al parecer, por que la víctima quería que su pareja abandonase la vivienda que compartían

Las dos personas halladas muertas en un chalé de la calle Río Borosa, en Villarrubia, discutieron momentos antes de producirse el crimen. Ésta es una de las principales pruebas que ha llevado al Cuerpo Nacional de Policía a inclinarse a que el suceso del viernes en la barriada periférica se trata de un nuevo caso de violencia doméstica. Según la información facilitada por la Comisaría, la inspección ocular efectuada por la Brigada Policial de Policía Científica y por la Policía Judicial arroja que, debido al desorden hallado en el domicilio, hubo una "discusión" entre Antonio C. H., de 66 años, y Carmen F. J., de 61. Con posterioridad a esta disputa, el hombre supuestamente disparó a su víctima en la cabeza, a continuación prendió fuego a la vivienda y finalmente se suicidó de un disparo en la barbilla.

El arma utilizada en el suceso se trata de una escopeta de caza con la documentación en regla, según concretó la Subdelegación del Gobierno. El arma, que fue encontrada el viernes en el lugar del crimen, ha sido remitida al laboratorio territorial de la Policía Científica, con sede en Sevilla, para que los análisis corroboren que se trata de la escopeta con la que se produjeron los disparos. Las fuentes consultadas del Cuerpo Nacional de Policía descartaron que en el suceso interviniera una tercera persona, otro punto que enfatiza la hipótesis del crimen de género.

La Subdelegación del Gobierno abundó en que esta discusión previa estuvo posiblemente originada "por la voluntad de la fallecida de que el hombre abandonara el hogar". Según el mismo organismo, "hay testimonios que apuntan a que eso podría haber sido un elemento importante en los hechos". Otras fuentes consultadas aseguraron que el individuo habría contactado por teléfono con un familiar para manifestarle su intención de acabar con la vida de la mujer si la situación no cambiaba.

Hay otros detalles que apuntan a la hipótesis del crimen de género, como el material acelerante hallado junto a una bombona de butano. Esto explicaría, según las fuentes consultadas, que el crimen fue planificado. Carmen F. J., sin embargo, nunca antes había denunciado a su actual pareja sentimental ni había acudido a ningún servicio público para alertar de un posible episodio de violencia sobre la mujer, por lo que las administraciones no habían activado los mecanismos de prevención correspondientes. La Subdelegación, en suma, consideró "bastante probable" la tesis del crimen machista.

Pero, mientras que los servicios policiales analizan el arma encontrada en el lugar del crimen y los restos biológicos recopilados, la Subdelegación llamó a "ser prudentes y mantener las reservas". La tragedia se descubrió sobre las 13:30 del viernes, cuando el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) halló los cuerpos sin vida de un hombre y una mujer, con evidentes signos de violencia, en el interior de una vivienda de Villarrubia que había sufrido un virulento incendio. Según las fuentes consultadas, la mujer presentaba un disparo de escopeta en la cabeza, mientras que el hombre tenía la herida mortal en la zona de la barbilla.

El suceso sorprendió a los vecinos de Villarrubia, donde los dos fallecidos residían desde hacía poco tiempo, al parecer, con un familiar que en el momento del incidente no se encontraba en la vivienda. La Plataforma Cordobesa contra la Violencia de Género, por otra parte, prepara una concentración para denunciar el nuevo caso de crimen machista, si bien no convocará la protesta hasta que esta hipótesis sea refrendada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios