Turismo

La ocupación de viviendas turísticas en Córdoba alcanza el 88% en el puente de la Constitución

  • Para Navidad se espera que en la provincia la ocupación supere el 52%, la más alta de Andalucía

Turistas en el centro de Córdoba.

Turistas en el centro de Córdoba. / Juan Ayala

Las viviendas turísticas van poco a poco recuperándose del impacto de la pandemia en el sector, aunque las reservas todavía se producen con poca antelación, por lo que están pendientes de la "última hora" para el puente festivo de la Constitución y la Navidad.

El presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA), Carlos Pérez-Lanzac, ha afirmado que la ocupación para el puente festivo alcanza el 88% en Córdoba; el 72% en Málaga capital, casi el 70% en Sevilla y cerca del 40% en Cádiz.

Las expectativas apuntan a un buen comportamiento de este tipo de alojamientos en el puente, con importante aumento de las reservas gracias a "mucha última hora" y al tirón del mercado nacional en esas fechas.

Pérez-Lanzac ha indicado que se observa "efervescencia, deseo de moverse" entre la demanda, y noviembre ha funcionado mejor que otros años en la ocupación, por lo que sitúa el objetivo en "ir recuperando precios", para lo que es clave la reactivación del turismo internacional.

La evolución del coronavirus ha generado "otra vez incertidumbre", lo que propicia que la "ventana de reserva" -desde que ésta se formaliza hasta que el turista llega al alojamiento- esté siendo "muy pequeña" este año, incluso en familias con niños pequeños que tradicionalmente se anticipan, lo que dificulta la planificación.

Esta escasa antelación en las reservas también se plasma, en líneas generales, en los días claves de Navidad, pues la ocupación en estos momentos ronda el 31% entre sus asociados, que se supera en Córdoba (52%), por lo que las previsiones de AVVA apuntan a que se podría llegar a ocupar la mitad de las plazas ofertadas en la comunidad.

Como es habitual en estas fechas, la mayoría de las viviendas de gran capacidad y "bien equipadas", como cocina para preparar las cenas en Nochevieja o Fin de Año, están ya reservadas, algunas de ellas incluso con más de un año de previsión.

El perfil del turista que se aloja en una vivienda turística responde fundamentalmente a familias (65%) y parejas, ha señalado Pérez-Lanzac, que ha destacado la mayor privacidad y la ventaja de "poder elegir con quien compartes espacio" que ofrecen estos espacios frente a otras tipologías de alojamiento.

La patronal AVVA calcula que en Andalucía había antes de la pandemia 75.000 viviendas turísticas, una oferta que se ha reducido en un 30%, pues muchos propietarios se han pasado al alquiler de larga temporada, parte de ellos tras "darse cuenta de que su vivienda no tiene un perfil turístico".

A este respecto, ha incidido en que las viviendas turísticas requieren una inversión que "es cara" para adecuarlas a lo que piden los clientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios