Medio Ambiente

La nueva Córdoba verde

  • El Ayuntamiento pretende incrementar en más de un centenar de hectáreas las zonas de parque de la ciudad con la creación o mejora de los del Patriarca, Levante, Flamenco y Canal

Una pareja pasea por el parque del Patriarca.

Una pareja pasea por el parque del Patriarca. / Juan Ayala

Córdoba se prepara para un incremento considerable de sus zonas verdes. Con las actuaciones que prevé el Ayuntamiento, la ciudad contará con más de un centenar de nuevas hectáreas de este tipo de zonas. Además, hay en proyecto casi 40 kilómetros repartidos entre la vía verde por la Sierra –20– y la vía verde a Cerro Muriano –17–. Este más de centenar de hectáreas se repartirán entre los parques que formarán parte del Anillo Verde Periurbano que el Ayuntamiento proyecta. A todo ello hay que sumar el llamado Cinturón Verde que, en este caso, corresponde a la Junta de Andalucía su ejecución.

Esos cuatro parques del Anillo Verde Periurbano son los del Patriarca, Levante, Flamenco y del Canal, que vendrán a sumarse a otros clásicos de la ciudad como el de la Asomadilla –que es el segundo parque más grande de Andalucía, con 27 hectáreas– o el de Cruz Conde. El alcalde, José María Bellido, ya insistió en que el objetivo del Anillo Verde Periurbano es que “Córdoba se convierta en muy poco tiempo en la ciudad con mayor espacio de zona verde de España y de Europa, con centenares de miles de metros cuadrados de nuevas zonas verdes que se irán incorporando a la ciudad” a corto y medio plazo.

Parque de Levante

Las obras del parque de Levante, un proyecto que data de hace más de dos décadas, son unas de las más avanzadas dentro de dicho anillo con una primera fase de actuaciones. A finales del pasado año, estas actuaciones comenzaron en su zona central -que linda con el barrio de Fátima y la Variante Este- para transformar 150.000 metros cuadrados de terreno, o lo que es lo mismo, 15 hectáreas, con la creación de praderas, la plantación de 1.069 árboles autóctonos -encinas, pinos, algarrobos y almezos- y la creación de una red de itinerarios peatonales. El proyecto incluía un camino central y una serie de senderos para recorrer el parque en su interior.

Se trata de una nueva zona verde, que es de extensión casi similar, sólo en la primera fase, al parque de la Asomadilla o de superficie similar a la mitad de todo el desarrollo del Plan Renfe, tal y como destacaron desde el propio Ayuntamiento cuando se produjo el comienzo de dichas actuaciones en las que se comenzó por invertir 900.000 euros.

Plano del parque de Levante. Plano del parque de Levante.

Plano del parque de Levante. / El Día

El alcalde comentó que se reunirán con los vecinos para ver cuáles son los equipamientos con los que se dota al parque. “Esta es la primera intervención que es muy importante, pero más adelante vendrá la segunda fase, donde se actuará en el resto de las zonas que quedan pendientes y se completará la actuación actual con mobiliario urbano, con más iluminación; en la siguiente zona, en la fase sur, es donde se ubicarán los equipamientos que se acordarán previamente con los vecinos del distrito”, matizó. El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Salvador Fuentes, comentó al respecto que la intención del Ayuntamiento es incluir entre el mobiliario del parque juegos infantiles, juegos cardiovasculares y bancos. Además, se usarán luminarias que se alimentan de energía solar.

El parque de Levante cuenta en su totalidad con 30 hectáreas. La segunda fase de las actuaciones se desarrollará en una decena de hectáreas más cercanas al barrio de Fátima. La GMU proyecta iniciarla pocas fechas después de acabar la primera. Quedarían cinco hectáreas que pertenecen a la zona del Molino de los Ciegos -ubicadas entre la carretera Nacional 432 y las vías del ferrocarril-. Desde el Ayuntamiento ya han indicado, por boca del propio alcalde, la complejidad que esta zona tiene para las actuaciones dado que “hay muchas líneas eléctricas”, a la vez que “es una zona que está alejada ya de viviendas”, por lo que “sería la última fase”, todo ello “si se puede llevar a cabo”, precisó.

Bellido justificó esta demandada e histórica actuación en este parque en que la ciudad ha crecido por el oeste, por el Levante, “y lo que nos encontrábamos eran barrios como estos de Levante y de Fátima que crecían y sin embargo las zonas verdes que estaban previstas en el desarrollo de la ciudad se habían quedado atrás y eso no puede ser, porque el crecimiento de la ciudad tiene que se acompasado”.

Parque del Flamenco

El parque del Flamenco ocupa 105.000 metros cuadrados, más de una decena de hectáreas, localizadas entre la futura Ciudad Jardín de Poniente, la Arruzafilla y San Rafael de la Albaida. La actuación en este parque comenzó el pasado mes de enero y debía estar acabada en tres meses con una inversión de 270.000 euros, sin embargo, problemas administrativos, según el Ayuntamiento, la demoraron. El proyecto incluye la plantación de alrededor de 500 especies arbóreas locales, como el algarrobo, el fresno, el pino y la encina. Tal y como recordó el propio Bellido “esta actuación no completa el parque del Canal, sino que la inicia”, y con esa segunda fase se prevé dotar de más elementos al lugar, que en esta primera obra contará con unas actuaciones básicas.

Presentación de la obra del parque del Flamenco. Presentación de la obra del parque del Flamenco.

Presentación de la obra del parque del Flamenco. / Miguel Ángel Salas

El parque del Flamenco contará, cuando concluyan todas las fases, con picadura de granito, regadío en las praderas, mobiliario urbano y alumbrado público, además de un circuito de atletismo de dos kilómetros. En cuanto al proyecto completo del parque del Canal, que Bellido aseguró que el objetivo sería tenerlo terminado “en este mandado”, el coste sería de cuatro millones de euros, entre los que se incluye el presupuesto de esta primera fase del Flamenco. Ese coste de las obras está incluido en los fondos europeos Next Generation, con los que se pretende ampliar las intervenciones. Fuentes ya avanzó que esta primera fase del parque del Flamenco es “una intervención básica” y que en las siguientes se aportará “el contenido que el distrito pide” y que el Ayuntamiento apoya.

En esta primera actuación se han completado trabajos de urbanización, desbroce, limpieza y apertura de los principales senderos que estarán proyectados cuando el parque esté terminado. Hasta ahora, se ha construido ya el circuito de atletismo de 2.000 metros y el camino de 600 metros que conecta el norte y el sur del mismo. Una vez terminada esa primera fase, comenzará la segunda fase con la instalación de mobiliario urbano e iluminación.

Parque del Canal

Una segunda fase que va de la mano con el avance del parque del Canal, que constituye la continuación de este parque del Flamenco y abarca una superficie total de 105.236 metros cuadrados, también algo más de 10 hectáreas-, ubicadas entre las glorietas Académica García Moreno y Santa Beatriz; o sea junto a los cines Tablero y el Carrefour Sierra. De momento, el parque del Canal -lugar que el Ayuntamiento cedió en los tiempos de José Antonio Nieto (PP) en la Alcaldía al Córdoba Club de Fútbol para que construyera su ciudad deportiva- es el que va más retrasado de los parques incluidos en el Anillo Verde Periurbano, puesto que se encuentra en la fase de redacción de su proyecto.

Terrenos del parque del Canal. Terrenos del parque del Canal.

Terrenos del parque del Canal. / Miguel Ángel Salas

Parque del Patriarca

Mientras, hace casi un año, la Gerencia Municipal de Urbanismo licitaba el Proyecto Básico y de Ejecución, de Puesta en Valor, Conservación y Protección en el Parque de El Patriarca de Córdoba, que asciende a un total 585.000 euros que han sido financiados por fondos Edusi y Feder y presupuesto municipal (120.000 euros).

La GMU redacto este proyecto con el que se pretenden “revitalizar 60 hectáreas para uso ciudadano y convertirlo en un parque periurbano donde poder practicar deporte y actividades lúdicas, incluidos los peroles, que podrán hacerse en una zona donde se habilitarán mesas y bancos”. El Patriarca ocupa 61,3 hectáreas y su proyecto contempla la prohibición del acceso de vehículos e incluye dos accesos peatonales, uno por la calle Lentisco y otro por la zona Sur. El parque periurbano será accesible para las personas con movilidad reducida, que contarán con un aparcamiento.

La intención era que dejara de ser un sitio degradado y poner en valor la zona, para lo que se decidió impedir ese acceso desordenado de vehículos a motor para proteger medioambientalmente el paraje; se eliminarán los restos de basura; se arreglarán los daños de la vegetación y la fauna y se convertirá en una zona nueva de expansión. Se decidió actuar para evitar la degradación del bosque mediterráneo con la plantación de 400 árboles y 350 arbustos; además, el proyecto incluía la dotación de señalética para mejorar el uso y el disfrute de todos los caminos; la puesta en valor de su patrimonio ambiental y natural (puesta a punto de un mirador natural de la ciudad de Córdoba con itinerario de acceso) y la actuación sobre las vaguadas y bosques de galería.

Asímismo, para la parte central del parque se ha diseñado un punto de encuentro que se va a adaptar para niños y mayores donde explicar de forma didáctica los usos nuevos del parque y que en el que se desdibujarán algunos de los caminos diseñados en la urbanización de los años 70 plantando árboles de modo que quedarán como senderos.

Cinturón verde

En lo que respecta al Cinturón verde de la Sierra de Córdoba, que acomete la Junta, se trata de un proyecto del que se lleva hablando desde 2001, pero que hasta ahora no se han llevado a cabo actuaciones para hacerlo realidad. Consta de cuatro fases hasta abarcar un total de 20 kilómetros. Los primeros trabajos supusieron un montante de 250.000 euros y en ellos se actuó en un tramo de tres kilómetros desde la carretera de Trassierra hasta la Cuesta del Reventón. El pasado junio empezaron las obras en la segunda fase, que consta de 2,3 kilómetros y que dispone de una inversión de 260.000 euros. Estará lista para marzo de 2022.

El Cinturón Verde de la Sierra de Córdoba contará con otras dos fases más de actuaciones que lo completarán, estando así habilitado en su totalidad, por ejemplo, para senderistas, ciclistas y otros deportistas, además de para caballistas. La Administración autonómica calcula una inversión total de 1,6 millones. Su recorrido va desde las antiguas naves de Colecor (en la carretera de Palma) hasta el Campus Universitario de Rabanales (pasando por el Sagrado Corazón y por la propia Sierra).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios