Córdoba

Las multas de tráfico descienden en Córdoba más del 43% en solo un año

  • Frente a las 90.500 sanciones que la DGT tramitó en la provincia en el ejercicio 2017, en el último balance disminuye la cifra hasta 51.277 expedientes, la más baja de toda Andalucía

Campaña de control de tráfico de la Guardia Civil Campaña de control de tráfico de la Guardia Civil

Campaña de control de tráfico de la Guardia Civil / El Día

Las infracciones de tráfico se siguen produciendo en Córdoba, pero en mucha menor medida que hace sólo unos años. Es lo que dicen las estadísticas facilitadas por la Dirección General de Tráfico (DGT), que indican que en el último año contabilizado –2018– las multas de circulación en la provincia se redujeron en un 43,3%. Así, el organismo dependiente del Ministerio de Fomento registró 51.277 expedientes, por los 90.516 que se anotaron en el ejercicio 2017.

Esos son los números, pero otra cosa muy distintas es explicar esa caída. Por un lado, a nadie escapa que las campañas de concienciación de la DGT surten efecto y, por otro, hay que contemplar la posibilidad de lo dicho recientemente por el director general de Tráfico, Pere Navarro, quien en una entrevista con Europa Press precisó que no todas las cajas con señalización de radar en las carreteras contienen dentro uno de estos aparatos. “Con solo el cartel de aviso de radar surte efecto”, justificó Navarro, quien recordó que el objetivo de la DGT es que la gente aminore la velocidad cuando avista un cartel, y no poner denuncias.

La DGT no tiene previsto lanzar “grandes planes de expansión de radares"

Además, expuso que la DGT no tiene previsto lanzar “grandes planes de expansión de radares”, pero que prevén continuar poniéndolos en aquellos tramos o lugares donde puedan ser “útiles” por la importancia que tienen estos dispositivos “para la seguridad de los conductores”.

Con respecto al margen de error de estos aparatos, motivo de recurso en los tribunales por parte de varios denunciados, Navarro no descarta que los radares que se vayan a colocar en las carreteras tengan un porcentaje distinto: “Si hay que dar más margen, se da más margen y no pasa nada, lo que queremos es evitar discusiones evitables”.

En la actualidad, los radares aplican un margen de error de cinco kilómetro por hora si el exceso de velocidad es menor de 100 a la hora, y del 5% cuando es de más de 100, siempre y cuando el radar sea fijo. Pero si se trata de un radar móvil, los márgenes de error son de siete kilómetros por hora en velocidades menores de 100 y del 7% para más de esa velocidad.

La provincia con menos infracciones

En cualquier caso, habrá que esperar para ver si el número de multas en las carreteras cordobesas registradas el año pasado obedecen a causas puntuales o no, pero lo cierto es que Córdoba ha sido en el último ejercicio la provincia andaluza con menos infracciones registradas con esos 51.277 expedientes.

Sólo se le acerca Jaén con casi 53.000, y Almería con 57.600, mientras que en Huelva se llegó a las 60.825 multas. A partir de ahí, los números en el resto de territorios andaluces son muy superiores. Así, en Granada se alcanzaron 86.483 sanciones, en Cádiz se superaron los 147.000, Málaga se quedó en 210.598 y Sevilla ocupa el primer lugar de este ranking con 266.374.

Pero si se comparan los datos cordobeses con los del año 2016, la caída de las multas es aún mayor, puesto que en ese año se anotaron en la provincia 162.766 sanciones y Córdoba era la tercera de Andalucía en volumen. No obstante, hay que matizar que en ese año se batieron todos los récords por una situación un tanto anómala, como es la instalación de un radar fijo en la A-4, a la altura de la Cuesta del Espino, cuya escasa señalización hizo que se convirtiera en uno de los dispositivos más multones de España.

De hecho, la DGT tuvo que rectificar y colocar unos paneles avisadores para que los conductores estuviesen mejor informados. El único dato que no ha facilitado, por ahora, la DGT es qué ingresos ha supuesto para el erario público es volumen de sanciones, si bien algunas fuentes señalan que podría rondar, sólo el año pasado entre los 3,5 y los cuatro millones de euros en la provincia.

El exceso de velocidad suele estar detrás de muchas de las infracciones que cometen los conductores y, por ello, de manera puntual se llevan a cabo distintas campañas a las que se suman también otras fuerzas de seguridad, además de la Guardia Civil.

Hace unos días La Policía Local de Córdoba dio cuenta de los resultados de una de esas campañas, realizada durante la primera semana del mes de abril. El resultado ha sido de 306 vehículos denunciados por exceso de velocidad de los 4.549 controlados. Según datos facilitados por la Delegación de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, los 306 vehículos infractores por exceso de velocidad suponen un 6,7% del total que fueron controlados mediante cinemómetro en vías de la capital cordobesa.

Más datos

  • La red más extensa de la comunidad autónoma: Córdoba es la sexta provincia española y la primera de Andalucía con mayor longitud de kilómetros de carretera en su territorio, o lo que es lo mismo, casi 4.700 kilómetros de vías, que se reparten el Ministerio de Fomento, la Junta de Andalucía y la Diputación, además de otros organismos, como son los ayuntamientos con sus travesías o entidades como la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).
  • La reincidencia de los que conducen bajo los efectos del alcohol: Conducir bebido es una de las luchas de las autoridades desde hace años y centran muchas de las campañas de la DGT en todo el país. Pese a ello, , en Córdoba, el 8,5% de los sancionados por esta circunstancia han sido multados por la misma causa al menos en una ocasión anterior por la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios