Córdoba

La mejora de la CH-2 a Encinarejo beneficiará a unos 50.000 usuarios

  • La vía, por la que pasan 17.000 vehículos diarios, verá arreglados sus nueve kilómetros con un presupuesto de un millón de euros

El pasado 20 de septiembre comenzaron unas actuaciones que deben hacer realidad una de las demandas históricas de Córdoba. Comenzaron los trabajos de mejora de la carretera CH-2, que une el núcleo urbano de Córdoba con la Entidad Local Autónoma (ELA) de Encinarejo, una reforma que los vecinos de la zona llevan demandando más de dos décadas, según apuntó ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. El representante del Ejecutivo central asistió a una multitudinaria visita a las obras junto a el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero; el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado; la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio; el delegado de Cooperación con los Municipios y Carreteras de la Diputación, Maximiano Izquierdo, y el alcalde de Encinarejo, Miguel Ruiz Madruga. Precisamente, este último indicó que "esta carretera ya no era un problema sólo de movilidad, sino de seguridad, porque los vecinos asumen riesgos cada vez que se desplazan a la capital, por lo que se soluciona un problema de seguridad que beneficiará a más de 50.000 ciudadanos", apostilló.

La vía pertenece a la red de caminos de la zona regable del Guadalmellato, que se construyó a partir de 1919 para la explotación del canal y de las fincas agrícolas aledañas. La situación actual de la carretera es muy diferente, con su utilización como viales urbanos o suburbano de acceso a las urbanizaciones de tipo residencial o industrial y la pérdida de importancia de uso agrícola. "Este camino ha perdido la finalidad para el que fue concebido", insistió Sanz, quien relató que, "de hecho, la expansión demográfica que ha experimentado la zona" con el incremento de parcelaciones "ha convertido a la CH-2 en una vía muy transitada, con tramos" que registran Intensidades Medias Diarias (IMD) "que superan los 17.000 vehículos al día y un porcentaje de vehículos pesados del 26%". El delegado del Gobierno especificó que el proyecto cuenta con una inversión de 1.031.040 euros, con la que se ejecutará la reforma de un tramo de 8,970 kilómetros.

Según relata el proyecto, la actuación, que tiene un plazo de ejecución de nueve meses, se ha dividido en dos tramos. El primero -de Córdoba a Encinarejo- es el que soporta el mayor tráfico, por lo que se hace más necesario su ensanche y refuerzo. En este punto destaca la travesía urbana de la barriada de Majaneque y las estructuras de paso de los arroyos Majaneque y Quintos. El segundo tramo -el de Encinarejo-, necesita un refuerzo, a pesar de que ya fue ensanchado en 1990, por lo que se ha incluido en el proyecto; en el destaca la travesía urbana del Veredón de los Frailes. El tercer tramo -el de Almodóvar- es el de menor tráfico, pero necesita refuerzo. Destaca la conexión urbana con el Veredón de los Mochos. La ejecución de este tramo está prevista en una actuación independientemente posterior.

Los criterios de diseño adoptados en el proyecto a nivel general contemplan la adaptación de la velocidad a zona urbana o suburbana -límite de 50 kilómetros por hora-, con sección de calzada de seis metros y arcenes o aceras de dos metros, así como el refuerzo de la sección estructural, a fin de adecuarla al tráfico que actualmente soporta esta carretera. La ampliación de los arcenes permitirá la circulación de peatones y bicicletas con mayor seguridad. En los tramos urbanos se instalarán los correspondientes pasos de peatones elevados reductores de velocidad, así como el acerado y canalizaciones para servicios urbanos. Además se resolverán los problemas de los cruces de los arroyos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios