Nacimiento El pequeño es de Pedro Abad

El mejor regalo para empezar el nuevo año

  • El primer cordobés que nace en 2009 se llama Andrés Orgaz, pesa 3,390 kilogramos y mide 51 centímetros

Francisca García no pudo tomarse las uvas en Nochevieja. Mientras miles de cordobeses daban la bienvenida al 2009 con los acordes de guitarra del reloj de la plaza de las Tendillas, ella esperaba en el Hospital Reina Sofía para dar a luz a su hijo, Andrés, que finalmente no llegó al mundo hasta las 02:15. Tuvo que ser por cesárea "porque no quería salir", cuenta su madre; por eso, incluso, se retrasó algunos días de la fecha prevista para el alumbramiento. Esta demora, sin embargo, le ha valido un título que llevará de por vida: Andrés Orgaz es el primer cordobés del año 2009. Pesó 3,390 kilogramos, midió 51 centímetros "y es muy morenito", explica orgullosa Francisca. Del tema de los parecidos "todavía no me han comentado nada, pero yo digo que se parece a mí", bromeó.

Además de ser el primer niño que nace en la provincia de Códoba este año, el pequeño también es el primer hijo de Francisca y Andrés. Este matrimonio, que vive en Pedro Abad, lleva cinco años casado y lo de ser padres "era una ilusión muy grande que teníamos". Ella trabaja de forma temporal en Correos y él se dedica a la industria del mueble; aún así reconocen la dificultad de criar a un niño en estos tiempos que corren. "Dicen que traen un pan debajo del brazo; a ver si es verdad", dice su madre entre risas, haciendo referencia a la crisis económica que atraviesa el país y de la que parece que no se salva nadie, ni siquiera el pequeño Andrés. Por ahora no han pensado en darle un hermanito, "veremos cómo nos va" y el tiempo dirá si se aumenta la familia.

La jornada de Año Nuevo fue ayer distinta para los Orgaz García. La pasaron en un hospital, pero con la mayor alegría que han recibido en sus vidas. Los familiares no dejaron de visitar al pequeño durante todo el día, aprovechando, además, la festividad. Ellos nunca olvidarán esta Nochevieja, muy distinta a las demás. Aunque no cumplieron con la tradición de las uvas, la suerte sí que estuvo de su lado porque "afortunadamente todo ha salido bien", dijo Francisca.

Andrés no es el único niño que vino al mundo el primer día del año. Los profesionales del Reina Sofía asistieron otros tres partos -uno por cesárea y dos naturales- que trajeron al mundo dos pequeños y una cordobesa. En los hospitales de la provincia sólo se registró un alumbramiento en el Infanta Margarita donde Juan y Rosa María se convirtieron en padres del pequeño Juan Luis, que nació a las 2:45, pesó 3,230 kilogramos y midió 52 centímetros y vivirá en Lucena. En el resto de los centros sanitarios de la provincia no se produjo ningún parto la madrugada del día 1.

Para todos ellos y sus familias, el nuevo año les ha traído lo mejor que podían desear. El mejor regalo para empezar 2009.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios