Turismo
  • Defensa cedió el uso del inmueble al Ayuntamiento en el año 2001, desde entonces se han producido unas negociaciones interminables sobre la permuta o adquisición del mismo

El largo camino de Caballerizas Reales

Instalaciones de Caballerizas Reales Instalaciones de Caballerizas Reales

Instalaciones de Caballerizas Reales

Juan Ayala

Escrito por

· F. J. Cantador

Redactor

En un mes aproximadamente, si no hay alegaciones tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), Caballerizas Reales pasará de manos del Ministerio de Defensa a las del Ayuntamiento de Córdoba. La Junta de Gobierno Local aprobó hace unos días el proyecto de la expropiación forzosa de este emblemático edificio que es Monumento Histórico Nacional. Largo, muy largo y tortuoso ha sido el camino hasta llegar a este punto. Un largo camino en el que en las largas negociaciones se han sucedido en una y otra parte –en el Ayuntamiento y en el Ejecutivo– gobiernos de distinto color. Un largo camino de décadas que terminará cuando por fin sea municipal este emblemático edificio que se creó en el año 1570 por expreso mandato del Rey Felipe II, que, como gran amante del mundo equino, quiso crear en Córdoba una nueva raza de caballos, el Caballo Andaluz-Pura Raza Español.

Todo comenzó el 8 de junio de 2000, con Rosa Aguilar como alcaldesa, día en el que se firmó un acuerdo marco entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento que permitiría, mediante la rúbrica de futuros convenios, la transmisión de varios bienes inmuebles localizados en Córdoba de titularidad del Ministerio de Defensa y que carecían ya de uso militar, como también la Farmacia Militar y los Pabellones de Lepanto.Dentro de este acuerdo de marzo se acordó la cesión de uso al Ayuntamiento, por un plazo de 75 años, de Caballerizas Reales, para que por sí mismo o en colaboración con la Universidad de Córdoba (UCO), se realizaran las actividades culturales, docentes y profesionales que se consideraran convenientes por la corporación municipal. En contraprestación, el Consistorio otorgaría la cesión, también por 75 años, de una parcela para uso, por los miembros de las Fuerzas Armadas, como club deportivo militar.

Espectáculo Pasión y Duende del Caballo Andaluz. Espectáculo Pasión y Duende del Caballo Andaluz.

Espectáculo Pasión y Duende del Caballo Andaluz. / Juan Ayala

Tras ello, el 16 de mayo de 2001 se firmó en Madrid un convenio en virtud del cual el Ministerio de Defensa autorizó el uso del dominio público a favor del Ayuntamiento de Caballerizas Reales, y éste otorgó a Defensa un derecho de superficie sobre la parcela denominada La Albaida. Tanto la cesión del uso del dominio público como el derecho de superficie tenían en esta nueva rúbrica también una duración de 75 años.

El asunto iba demasiado lento y posteriormente, casi 15 años después, el 5 de marzo de 2015 se firmó un nuevo protocolo general de intenciones para la colaboración entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de Córdoba sobre las propiedades de varios inmuebles entre los que se encontraba Caballerizas Reales. Se resaltaba que, en virtud de los acuerdos recogidos en el año 2000 en ningún caso el Ayuntamiento podía autorizar la cesión o transmisión a terceros del inmueble. Y se hacía especial hincapié, según el protocolo, en el “especial interés en desarrollar aquellas actividades que motivaron la cesión del inmueble, y de esta forma, “recuperar e impulsar para el mundo del caballo y para el sector turístico y cultural de la ciudad, un espacio único y singular en este segmento, donde albergar actividades de promoción y difusión ecuestres, tanto nacionales como internacionales, en su vertiente formativa, turística, cultural y deportiva, así como crear espacios museísticos, escuelas talleres o casas de oficio para el aprendizaje de los oficios relacionados con el caballo. Esta actividad, por razón de especialidad, no puede ser llevada a cabo directamente por el Ayuntamiento, al carecer de medios para ello y, dado su carácter, debe primar el interés general de difusión de la ciudad desde un punto de vista turístico y cultural”, especificaba el documento suscrito.

No obstante, se añadía que en ese momento aún no se había procedido a la urbanización de los terrenos en los que se ubicaba la parcela de Turruñuelos cedida al Ministerio de Defensa para la construcción del club deportivo y que “las sobrevenidas circunstancias económicas”, heredadas de la crisis, harían inviable el proyecto. Por lo que se insistía en que el acuerdo se debía abordar “desde otra perspectiva”. Esa otra perspectiva era “no a la cesión del uso del edificio de Caballerizas Reales, sino a su titularidad demanial a favor del Ayuntamiento”. Por ello se acordó dejar sin efecto el acuerdo de 16 de mayo de 2001, al haber perdido el mismo su “objeto y naturaleza”. Ese acuerdo ponía de manifiesto “la común voluntad de iniciar la tramitación de los oportunos expedientes tendentes a transmitir la plena propiedad de Caballerizas Reales al Ayuntamiento de Córdoba”. Y mientras se llevaba a cabo esa tramitación administrativa, Defensa autorizaba al Ayuntamiento para que pudiera ceder “la gestión y uso del inmueble a una entidad sin ánimo de lucro, por un plazo de un año, prorrogable por otro y con el objeto de desarrollar en dicho inmueble un espectáculo ecuestre”. En este punto entró en liza Córdoba Ecuestre, entidad a la que el Consistorio cedió Caballerizas Reales, entidad que gestiona el edificio desde entonces y que entre otros espectáculos celebra en el inmueble Pasión y Duende del Caballo Andaluz y organiza en el mismo la muestra Cabalcor.

Espectáculo de doma en Cabalcor. Espectáculo de doma en Cabalcor.

Espectáculo de doma en Cabalcor. / Juan Ayala

Córdoba Ecuestre, constituida el 30 de diciembre de 1996 y presidida por la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como fin la promoción y difusión nacional e internacionalmente del mundo del caballo tanto en su vertiente económica, cultural, científica, y turística, como en su vertiente deportiva. además de la investigación para la mejora de las razas y de las técnicas anexas al mundo del caballo. Y promover la creación de una escuela taller o casa de oficios para el aprendizaje de los oficios relacionados con el mundo del caballo, así como diversas actividades formativas. Sus vicepresidencias la ostentan el Ayuntamiento de Córdoba, la Diputación, el Club Hípico de Córdoba y la Asociación de Caballos de Pura Raza Española de Córdoba, mientras que su secretaría pertenece a la Universidad de Córdoba. Córdoba Ecuestre ha reivindicado permanentemente el uso de Caballerizas Reales para el caballo, “es decir, devolver al caballo y al pueblo cordobés el disfrute de este templo de la cultura ecuestre, así como fundar en el mismo recinto el Centro Internacional del Caballo”.

Volviendo al acuerdo del 5 de marzo de 2015, también recogía que el Ayuntamiento de Córdoba, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo, promovería e impulsaría las figuras de planeamiento precisas que permitieran un uso lucrativo del antiguo Cuartel de la Trinidad, “destinándose las plusvalías que se generaran al pago del precio de Caballerizas Reales y si estas no fueran suficientes, se completaría el pago en metálico o mediante propiedades de titularidad municipal”.

El plazo establecido para la cesión a Córdoba Ecuestre fue objeto de ampliación por dos veces a través de dos adendas al convenio y el 11 de abril de 2019 se firmó la quinta adenda por la que se amplió un año más la autorización de cesión y se estipularon las “bases, compromisos y plazos para llegar a un acuerdo de transmisión de la propiedad al Ayuntamiento antes del 31 de marzo de 2020”. En esta adenda, además, se reseñaba que el 26 de septiembre de 2018 no se pudieron alcanzar compromisos respecto a la valoración del inmueble “ante la constatación de la imposibilidad de impulsar un acuerdo urbanístico entre ambas partes y las figuras de planeamiento precisas que permitieran dar un uso lucrativo al antiguo Cuartel de la Trinidad y que las plusvalías que ello generaran fueran destinadas al pago de la propiedad de Caballerizas Reales”.

A pesar de las múltiples reuniones llevadas a cabo entre Defensa y el Ayuntamiento, tampoco fue posible llevar a cabo los acuerdos y los compromisos incluidos en esa adenda pues, al margen de que se firmó sin que constara la previa tramitación del procedimiento y la elaboración de los informes técnicos municipales que avalaran la conformidad con la valoración del inmueble contenida en los informes técnicos de tasación emitidos por el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied), tampoco fue posible acreditar, con documentos fehecientes y aptos para ser validados por la Intervención General del Ministerio de Defensa, las obras realizadas en el inmueble, ni técnico alguno del Ayuntamiento ni de la Gerencia Municipal de Urbanismo emitió certificación acreditativa de las obras realizadas y del gasto invertido en las mismas.

Rafael Blanco, presidente de Córdoba Ecuestre. Rafael Blanco, presidente de Córdoba Ecuestre.

Rafael Blanco, presidente de Córdoba Ecuestre. / Juan Ayala

La reactivación del proceso vino en abril de 2020 en un momento en el que las negociaciones se encontraban “en punto muerto, pese a la buena voluntad de las partes, que se encuentran desde 2015 negociando para intentar llegar a un acuerdo desde el punto de vista de las tasaciones hechas por los peritos de ambas administraciones, que difieren en tal cantidad y conceptos que resulta imposible acercar posturas”, rezaba una nueva adenda al convenio, la sexta. En esta se insistió en que de no alcanzarse acuerdo el 31 de agosto de 2020 sobre la transmisión de la propiedad de Caballerizas Reales, “el Ayuntamiento de Córdoba deberá iniciar, de forma inmediata y antes del 30 de septiembre de 2020, el procedimiento de expropiación forzosa para adquirir el inmueble”. “El Ministerio de Defensa no se opondrá a la expropiación forzosa y, para ello, realizará las gestiones pertinentes para la desafectación de la propiedad”, rezaba también la adenda.

El 28 de enero de 2021, por resolución de la Secretaría de Estado de Defensa, se declaraba esa desafectación y la puesta a disposición del Invied, lo que permitiría la expropiación forzosa. En esta última parte del proceso, el Ministerio de Defensa nunca se opuso a esa expropiación forzosa y se reservó su derecho a que la nueva valoración la realizara un tercero y se ajustara a la que ellos le pusieron al edificio, después de que distaran mucho las que realizaron ambas partes.Tras ello, el pasado 6 de septiembre de 2021, la Junta de Gobierno local del Ayuntamiento de Córdoba autorizó un gasto de 2,3 millones de euros para expropiar Caballerizas Reales a recomendación de los expertos jurídicos del Consistorio. Y el pasado 4 de octubre, la Junta de Gobierno del Consistorio daba el visto bueno a dicha expropiación.

Cuando Caballerizas Reales sea municipal, Córdoba Ecuestre seguirá gestionando unas instalaciones en las que el Ayuntamiento ya ha anunciado que tiene la intención de crear el Centro de Interpretación del Caballo, una idea que viene de lejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios