Tribunales

El juicio contra La Manada de Pozoblanco será del 18 al 21 de noviembre en el Penal 1 de Córdoba

  • El 19 de noviembre comparecerán los testigos

El miembro de la Manada José Ángel Prenda, en los juzgados de Sevilla. El miembro de la Manada José Ángel Prenda, en los juzgados de Sevilla.

El miembro de la Manada José Ángel Prenda, en los juzgados de Sevilla. / El Día

El Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba ha fijado para los próximos días 18, 19, 20 y 21 de noviembre el juicio contra los cuatro varones acusados de presuntos abusos sexuales a una joven en Pozoblanco. Los cuatro jóvenes procesados son miembros de La Manada -de un total de cinco-, y están ingresados desde el pasado 21 de junio cuando el Tribunal Supremo endureció su condena y elevó a 15 años de cárcel la pena para cada uno por un delito de agresión sexual.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha informado de que está previsto que el juicio comience el 18 de noviembre en Córdoba con la presentación de las cuestiones previas por las partes personadas en este procedimiento, en su caso, y la declaración de los investigados.

El 19 de noviembre, por su parte, comparecerán los testigos y el día 20 tendrán lugar las periciales, estando previsto en un principio que la vista oral concluya el 21 con la presentación de los informes finales por las partes.

El proceso

La juez de Pozoblanco procesó a cuatro de los cinco miembros de la Manada por los abusos sexuales a una joven de esta localidad cordobesa, a la que también grabaron en un vídeo. En el auto, al que tuvo acceso este periódico, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozoblanco, les atribuye delitos de abusos sexuales y contra la intimidad, así como un delito leve de “maltrato de obra” en el caso de uno de los cuatro acusados.

En el auto, la juez atribuye un delito de abusos sexuales y contra la intimidad a Jesús Escudero, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero, José Ángel Prenda, y al militar Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena, aunque a este último le imputa además el delito leve de “maltrato de obra”. 

La juez de Pozoblanco les atribuye delitos de abusos sexuales y contra la intimidad

La instructora considera que de la investigación practicada existen “indicios suficientes” de que los cuatro jóvenes estuvieron en la feria de la localidad de Torrecampo, lugar en el coincidieron con la joven y con quien mantuvieron conversaciones. Tras salir de una caseta, prosigue el auto de la instructora, la chica decidió volver a Pozoblanco con los cuatro miembros de la Manada, para lo cual se subió al vehículo del guardia civil, que lo conducía, y se sentó en la parte trasera entre Alfonso Jesús y Jesús Escudero. El Prenda se sentó de copiloto.

Tras subirse en el coche, la joven “cae en un estado de profunda inconsciencia”, explica la magistrada, quien añade que ese estado es aprovechado por la Manada para “realizarle tocamientos en el pecho”. La juez añade que uno de los jóvenes le dio varios besos en la boca, mientras que el Prenda grabó “toda la escena” con el teléfono móvil del guardia civil y al mismo tiempo le tocó el pecho, y después son los otros los que continúan los tocamientos.

En último lugar, es el propio conductor el que continúa con los abusos, dice la juez, que destaca que estos comportamientos “van seguidos de risas bajas por parte de los investigados”. Cuando finalmente llegan a lalocalidad cordobesa de Pozoblanco, los cinco ocupantes del vehículo se bajan y Alfonso Jesús se monta en el asiento del conductor, mientras la chica en el del copiloto, y en esa posición se ofrece a llevarla a su casa. Al llegar a una calle próxima al domicilio de la joven, Alfonso Jesús le dice a la joven que “le haga una felación y ante la negativa de ésta, le da una bofetada en la cara y otra en el brazo, echándola del coche, mientras le dice que es una puta”, precisa el auto, que le imputa el delito leve de maltratato de obra a este miembro de la Manada. 

Todos los hechos fueron grabados y difundidos en chats

Todos los hechos fueron grabados “de común acuerdo” por los cuatro investigados a las 07:23, “aprovechando el estado de inconsciencia” de la joven. Hicieron dos vídeos, uno de los cuales fue difundido en el chat de la Manada, formado por siete personas, donde el Prenda comentó lo siguiente: “Vino de follarse a la bella durmiente” y “perdimos el salto de hacer algo histórico”, mientras que otro de los miembros de ese grupo comenta “a qué sabe eso Alfon”. 

Ese vídeo fue difundido en otro chat, el Peligro, del que formaban parte 20 personas y en el que se hicieron otros comentarios por sus miembros del tenor “cloroformo”, “qué habilidad conduciendo con una mano y con la otra cogiendo una teta”, “madremía que le echastei a la chavala burundanga” (sic), “está muerta o qué”, “estaría en coma”, “Carman ve un cuerpo humano inconsciente y ai está el tío ya sea pa robarle o pa meterle mano, jajaja” (sic), y “joselito el depredador sexual de las casitas”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios